// 22049826_1956364534611692_6671132014876930093_n

Balance del 2017: frustraciones, promesas incumplidas y concreciones

Mauro Camillato

Por Mauro Camillato

El 2016 en nuestra ciudad pareció ser el año de las promesas y los  revivals, el 2017 (esperemos) debería ser de una vez por todas el año de las concreciones”, dijimos en la nota de cierre del año pasado. Y agregábamos luego: “Ahora sí nos prometieron que van a terminar con el basural a cielo abierto, ahora sí parece que se viene una nueva  concesión eléctrica, ahora sí cerramos la deuda con el ex BID, ahora sí resucitamos el Plan General, ahora sí vamos a embellecer la Belgrano, ahora sí vamos a tener la terminal de ómnibus que nos merecemos, ahora sí la laguna El Hinojo se convertirá en el centro recreativo que necesitamos (mientras seguimos esperando el Área Recreativa Norte), ahora sí culminarán con la obra del nuevo hospital, ahora sí comenzarán con la remodelación del Parque Municipal, ahora sí  tendremos el Tribunal Federal, ahora sí se empieza con la autopista Rosario/ Rufino”.

Casi que no hace falta agregar demasiado para demostrar que finalmente poco de esas “promesas” finalmente se convirtieron en concreciones.

El Hospital, la gran obra concretada

No hay dudas que la gran concreción del 2017 fue la inauguración y puesta en funcionamiento del nuevo hospital en Santa Fe y Espora. La obra más importante en décadas en nuestra ciudad. Un nosocomio oficial que se convirtió en el más moderno del país y que representa una mínima  esperanza en la necesaria y urgente reivindicación de la política. Es que esta es una verdadera obra de esas que transforman la vida de una sociedad.

 DCIM100MEDIADJI_0014.JPG

El contraste lo marca la situación del sanatorio Beroiz que sobre el final del año está prácticamente cerrado y sus trabajadores en asamblea permanente esperando un milagro. Mientras en estos últimos meses  paso de  todo a su alrededor, desde anuncio de compras por parte de los propietarios del San Martín, hasta la incertidumbre total como la que impera ahora. Contraste de la salud, la estatal inaugura un hospital de los más modernos del país, la privada sigue monopolizándose y encima pierde uno de los pocos centros de internación (solo quedan dos).

 1231cb72-61e8-4424-96f8-770f2705682c

Los avances, pero…

Para no ser completamente en las últimas horas del 2017, hay temas sobre los cuales finalmente hubo algunos avances. Un ejemplo de eso es lo sucedido con la deuda del Municipio con el ex BID, donde se logró abonar una parte importante luego de la venta de terrenos. Todavía falta y la apuesta sigue siendo la posibilidad de negociar la joya de la abuela que es el terreno de 25 de Mayo y Belgrano (no aparecen oferentes). De todos modos el empezar a desendeudarse le permite al Ejecutivo pensar en acceder al crédito para obras públicas.

 BELGRANO-remodelacion-12.12.17 (1)

De la misma manera en este año por lo menos se empezó con la obra de remodelación de calle Belgrano, aunque lo logrado es escaso en casi un año de trabajo (habían prometido que en tres meses se hacía la cuadra grande)  y encima siguen los problemas con los desagües en la única esquina culminada.

La terminal de ómnibus es otro caso similar, luego de culminada la concesión con la empresa que manejaba el lugar se prometió una reestructuración total, se presentó en el 2016 un proyecto casi faraónico y finalmente lo único que se hizo  fue pintarla un poco y limpiarla. Del proyecto que se presentó con bombos y platillos nunca más se habló.

 Render_ETOV_09

El Tribunal Federal también tuvo sus avances importantes, ya están nombrados la mayoría de los cargos, el edificio alquilado y en refacción, es de esperar que si la burocracia lo permite, que el 2018 será finalmente el año de su apertura definitiva.

La autopista de la 33 es otro de las viejas historias de la región que tuvo su capítulo en estos últimos meses y después de mucho tiempo de puras promesas por lo menos se empezó a mover. El primer tramo entre Rufino y San Eduardo ya se encuentra pre adjudicada (por ahora no se empezó a trabajar) y se anticipó que pronto se conocerán los pliegos para los otros tramos. De todos modos todavía está bastante lejos su concreción.

Y deberíamos ocupar una nota entera al tema del basural, a pesar de los pequeños pasos dados al respecto se sigue estando muy lejos de poder cerrar el vertedero a cielo abierto. A la vez todavía parece una utopía la posibilidad que la nueva planta de tratamiento de los residuos sólidos urbanos comience a funcionar a pleno.

Las frustraciones

Son varios los temas que quedaron en el olvido luego de promesas repetidas al respecto. De hecho una de las grandes deudas que sigue teniendo nuestra ciudad con sus habitantes es la posibilidad de contar con un emblemático espacio abierto recreativo. Por su puesto el ya muy viejo y manoseado proyecto sigue siendo el del Área Recreativa Norte (AReN), pero en este caso más que avances en el año que se va lo único que hubo fueron retrocesos. La decisión votada por mayoría en el  Concejo Municipal de aprobar el pedido de excepción presentado por  Corven S.A para utilizar casi 8 hectáreas afectadas a dicho proyecto para a instalar una nueva planta fábril, es un paso atrás en su futura concreción.

 Centro_industrial_Corven-665x363

Pero mientras esperamos el AReN nos ilusionamos que se iba a progresar con la puesta en valor de la laguna El Hinojo, en el 2016 se armaron comisiones y se diagramaron proyectos pero en el año que se va nada (o poco)  paso con el tema.

Por su parte, la remodelación de casi el único espacio verde abierto que cuenta la ciudad, el parque Municipal General Belgrano, también pasó para el 2018. Esta obra fue anunciada por la provincia y suscito inusitado entredicho con el Municipio en el 2016 pero ahora es esperada por todos.

La claudicación de la política en el 2017

La decisión de ceder ante una empresa postergando parte del viejo sueño del AReN es una clara muestra de la claudicación de la clase dirigente ante la presión empresarial. Pero el 2017 nos dejó sobre el cierre otra imagen que representa dicha posición y es la foto de la mayoría de los representantes de la ciudad sentados en el auditorio de la Cooperativa Eléctrica escuchando a los representantes de la entidad que anticipaban que se vienen épocas complicadas de aumentos y de posibles problemas en el servicio que prestan.

 2017122608434151c17932987438db34310ed9cb6bd36c_med

Más allá de los detalles (que darían para otra nota) es increíble que la misma entidad que sigue negándose a suscribir un nuevo contrato de concesión que reemplace el precario vigente (que entre otras cosa les permite variar las tarifas sin consultar a nadie) logré sentar a la mayoría de  nuestros políticos en su ámbito sin que nadie le recuerde semejante falta. Mientras cabe recordar que a finés del 2016 hubo manifestaciones de venadenses indignados por los aumentos y los desmanejos eléctricos que fueron neutralizadas luego de las promesas realizadas por los concejales de avanzar con un nuevo contrato de concesión. Pasaron más de 12 meses y lo único que quedó fueron las promesas y encima cerramos el año con dicha foto.

Popurrí final

El 2017 también nos dejó la consolidación de un cambio de escenario político, luego del amplio triunfo del enriquismo en las elecciones legislativas.

A su vez fue el año que vivimos en peligro, ya que la crisis hídrica nos tuvo a maltraer y más allá que llegó el alivio con la sequía en estos últimos meses, nuestros dirigentes no culminaron diciendo toda la verdad sobre el tema y una buena parte de nuestra ciudad estuvo al borde de culminar inundada.

 c34cd0a5-cdcf-4da9-a170-a3bd3af52a43

Por otra parte, también fue el año de la difusión de delitos de “guantes blancos” comenzamos en febrero con el descubrimiento de maniobras ilícitas en el corralón municipal y culminamos con los allanamientos a reconocidos profesionales de la ciudad y la región por estafas millonarias con propiedades.

De las últimas noticias del año se destaca sin dudas el sinceramiento realizado por el Municipio sobre la grave situación edilicia del Centro Cultural.

Y párrafo final para un tema que sigue siendo una de las deudas más importante de la ciudad, otra vez fue alarmante el índice de muertes (12 según nuestra estadísticas)  por accidentes de tránsito en la zona urbana, la mayoría protagonizado por motociclistas que circulan sin cumplir las reglas mínimas. No hay dudas que el fracaso estatal es más que evidente.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top