CiudadSocialesCesión definitiva: el Club Sacachispa ya es dueño de su cancha

Juan Miserere06/06/2019
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El Concejo Municipal le otorgó en la última sesión la tenencia definitiva de su campo de deportes al Club Sacachispa, ubicado sobre calle Brown entre 26 de Abril y República de Irlanda, en el barrio Juan XXIII, ratificando un decreto del intendente José Freyre. De esta forma, la institución dispone legalmente de las tres hectáreas donde está emplazada su cancha de fútbol y los terrenos auxiliares.

Dirigentes, hinchas, deportistas y entrenadores de Sacachispa participaron de la reunión en el Concejo y algunos no pudieron ocultar las lágrimas por el día histórico que estaba afrontando el club, que hace apenas diez años contaba con su sede social embargada y reclamos sobre la tenencia de la cancha.

El presidente Sergio Alvarez no duda que este día significa “un antes y un después” para el club, porque “era un sueño que perseguíamos y hoy estamos emocionados por lograrlo”. Es que en los últimos años Sacachispa pasó por situaciones díficiles, incluyendo disputas internas que derivaron en una intervención provincial y la necesidad de reconstruir institucionalmente a la institución.

Desde el momento en que empezó a trabajar esta comisión directiva, tuvimos muchas complicaciones. La primera reunión la hicimos bajo la luz del alumbrado público porque tomamos el club con los servicios cortados, el salón embargado y descubriendo que la cancha no era nuestra, con apremio de quien se atribuía ser el propietario”, repasa el presidente.

Hoy el club cuenta con la personería jurídica actualizada, se levantó el embargo sobre la sede de calle Dorrego y ahora la posesión de la cancha: “Esto es un nuevo comienzo para el club, pasaron diez años de este proceso y hoy tenemos un club activo, participando de la Liga Venadense de Fútbol, con patín que es una actividad pujante, el boxeo que estuvo siempre y ahora incorporamos al vóley que empezó esta semana y handball desde el año pasado. Y siempre estamos pensando en actividades para sumar”, señaló Alvarez.

Resistir y crecer

Sacachispa es uno de los pocos clubes de la ciudad que hoy cuenta con sede social y campo de deportes, algo que no pudieron sostener ni siquiera algunas instituciones tradicionales. Y algunas todavía están pugnando por sostener su patrimonio inmobiliario.

Desde la modestia y las barriadas del Juan XXIII y el San José Obrero, el Saca resiste: “Siempre estuvo la propuesta de seguir la tendencia de los demás clubes de la ciudad, de vender la sede y quedarse con la cancha o al revés, pero nosotros decidimos mantener lo que tenemos y seguir creciendo desde ahí, sin perder nada”, saca pecho el presidente.

Tener la propiedad de las tierras le genera al club la posibilidad de acceder a otro tipo de beneficios gubernamentales a los que antes no podían recurrir, apostando a seguir adelante. “Falta muchísimo, pero si miramos año a año se nota cómo va creciendo este club, siempre en base al esfuerzo porque además por las características del barrio donde está emplazado se hace difícil el cobro de la cuota social. Además nuestro criterio es no negarle el acceso a nadie”.

Paradójicamente, Sacachispa cuenta con un número importante de socios, pero la mayoría se sumó cuando había que dejar atrás la intervención y había dos sectores interesados en asumir la conducción: “En ese momento se hizo una convocatoria grande, en el padrón hay 540 asociados, pero la realidad es que la mayoría apareció en ese momento y nunca más tuvimos noticias”, refleja Alvarez.

Ayer fue un día histórico: el estadio “Luis Bianco” es y será de Sacachispa, garantizando que la pelota siga rodando y los pibes corriendo atrás, en un barrio con mucha dificultades como el Juan XXIII. Al fin y al cabo, ese es el principal rol de los clubes.

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter