// 593b10efa6707_324x182

Pérez Esquivel pidió pasar de una democracia delegativa a una participativa

Política

El dirigente de derechos humanos Adolfo Pérez Esquivel dijo en Rosario que “es posible una democracia participativa que pueda derogar a gobernantes que no cumplan el mandato del pueblo”, al participar del encuentro “Voy por la Paz” que reunió por primera vez en la Argentina a cinco premios Nobel de la Paz.

Pérez Esquivel participa en Rosario del encuentro Voy Por la Paz, junto a los galardonados con el Nobel de la Paz Rigoberta Menchú, Shirin Ebadi, Oscar Arias Sánchez, Lech Walesa, quienes disertaron hoy en una jornada de reflexión y debate y mañana, a partir de las 15,30, hablarán en un encuentro por la paz en el Monumento a la Bandera, en el que también actuarán Leon Gieco, Juan Carlos Baglietto, Hilda Lizarazu, entre otros artistas.

“Yo creo que es posible alcanzar una democracia participativa que a través de los plebiscitos y las consultas populares puedan llegar a derogar el mandato de aquellos que nos gobiernan cuando no cumplen el mandato del pueblo”, sostuvo.

“No creo en esta democracia delegativa en la que votamos entregándole el poder al que nos gobierna quien luego hace lo que quiere y no lo que debe, y termina frustrando al pueblo”, expresó Pérez Esquivel, ganador del Nobel de la Paz 1980.

En esa línea, señaló: “Vivimos en democracias débiles que necesitan de una construcción permanente desde la diversidad y no en la uniformidad así como la madre tierra nunca generó monocultivos que destruyen la diversidad y la vida”.

“En estas democracias -continuó- el pueblo no delega todo el poder y creo que estamos en un momento del mundo en el que tenemos que pensar un nuevo contrato social y ese es el desafío que tenemos”.

Pérez Esquivel se dirigió al público y preguntó: “Que democracia viven los chicos de la calle, alguien les preguntó que les da la sociedad, cual es su seguridad, como los trata el Estado”.

En esa línea, criticó a los gobiernos, diputados y senadores que “quieren bajar la edad de imputabilidad de los menores, quieren votar la ley para condenarlos y encerrarlos en prisiones inhumanas. Esto no por favor”.

A su vez, sostuvo que “las democracias tienen que preguntarse cómo solucionar la trata de personas, la esclavitud y aquí tenemos un ejemplo de lucha como es Susana Trimarco que viene peleando por saber qué pasó con su hija”.

Y al finalizar enfatizó: “Tenemos que tener la capacidad de ser rebeldes, si no somos rebeldes ante las injusticias no somos capaces de cambiar absolutamente nada”.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top