// 29695373_2107052559312648_790090415561768960_n

El Mufa vuelve al Galpón del Arte

Cultura

Hoy viernes y mañana sábado (7y 8 de abril) a las  21.30, el Galpón del Arte ( Chacabuco 1071), repone la obra “El Mufa” (comedia de intenciones y final incierto), versión libre de ¡Jettatore! de Gregorio de Laferrere.

Bajo la dirección de Horacio “Ñoti’’ Martí­nez, la obra cuenta con un elenco integrado por Ignacio Bustamente, Romina Arballo, Graciela Petinón, María Eugenia Alemany, Florencia Bomrad, Verónica Arias, Raúl Coma, Mauricio Sariaga, Jésica Regueira, Nicolás Pedraza, Mariano Fusinato, Abel Pistrito, Gerardo Felchen y Gianfranco Lapegue.

72df6012-3569-4867-8e86-0efbb8f322f6 (1)

Gregorio de Laferrere conocía como nadie las taras de la clase acomodada hija de la generación del ’80. Pertenecía a ella (su madre era argentina y su padre francés) y la retrata con magnífica ironía en su primera obra ¡Jettatore! en 1904, burlándose ácidamente de su grupo de pertenencia social. Básicamente un conservador, pero no ajeno a las inquietudes sociales de su tiempo, se acercará a Yrigoyen en 1892, aunque sin enrolarse en su movimiento. Es que lejos estuvo Laferrere de imaginar los cambios vertiginosos que sucederían en la sociedad argentina con la Ley Sáenz Peña, la que permitirá que la “chusma” de enton­ces se abriera paso hacia el poder en 1916 junto al “Peludo”.

Mucho menos vería la profundización de ese proceso durante las décadas del ‘40 y el ‘50, a pesar de los intentos de retornar al añorado pa­sado de los tiempos de Gregorio, surgidos en 1966 y una década después, con implacable deci­sión. Por entonces, los nietos de la generación de Laferrere hace rato que han abandonado las letras francesas, sólo se han quedado con sus vicios, como lo retrata genialmente Dante Quinterno en su simpático pero decadente Isidoro Cañones. ¡Jettatore!, aunque escrita hace muchos años, nos in­terpela hoy vigorosamente con, por ejemplo, el peso de la palabra, la creación de una “verdad” construida desde una mentira intencionada.

Taller Montaje de Galpón del Arte propone su ver­sión de ¡Jetattore! (“El Mufa”) que, como una de sus licencias, transcurre en un 1957 cargado de turbulencias y premoniciones.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top