CiudadMauro CamillatoOpiniónUn 17 de agosto sin el gobernador en Venado: una ausencia con pocos antecedentes

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Hoy nos reunimos aquí en Venado Tuerto por un doble significado, a rendir honras a nuestro héroe y patriota máximo el General José de San Martín y a afirmar nuestra integración provincial y nacional, estamos en Venado Tuerto porque hubo un venadense que cantó las glorias de la primera victoria de San Martín, que fuera el autor de la marcha de San Lorenzo, y estamos en Venado Tuerto, porque Venado Tuerto y General López es una parte esencial de la Provincia y de la Nación”, dijo en su alocución el exgobernador, José María Vernet, en el acto realizado en la plaza San Martín de nuestra ciudad el 17 de agosto de 1985.

Dicho acto fue el que inauguró la costumbre, luego rubricado en un decreto provincial, por la cual los sucesivos gobernadores y parte de su gabinete se trasladaban a Venado Tuerto para celebrar el paso a la inmortalidad del General José de San Martín. Pero desde aquella vez hasta hoy solo en cinco oportunidades el titular de la Casa Gris no cumplió con su asistencia, aunque en la mayoría de los casos, arribaron ministros que venían en su representación. En este particular 2020, Omar Perotti se convirtió en el sexto gobernador que no vino a celebrar el 17 de agosto a nuestra ciudad, pero a la vez es la única vez en la que no llegó tampoco un ministro del gobierno (la autoridad más importante de la provincia presentes fueron el secretario de Fortalecimiento Institucional, José Freyre, y el secretario de Relaciones Instituciones del Ministerio de Seguridad, Jorge Lagna, ambos venadenses).

Obeid, 17 de agosto del 2007

Pero, además hay un dato extra a tener en cuenta, la llegada de los mandatarios provinciales siempre venían acompañadas de algún anuncio de obras o aportes económicos para la ciudad y la región. Perotti también “cortó” dicha costumbre y hasta solo nombró a Venado Tuerto en su discurso cuando explicó los motivos de su ausencia: “Hubiésemos querido estar allí, deseamos poder hacerlo el año que viene. En Venado Tuerto hay circulación comunitaria del virus y siguiendo los consejos sanitarios no quisimos sumar movimientos adicionales a los necesarios, por eso la excepcionalidad de realizar la conmemoración de esta manera”, expresó.

Reutemann 17 de agosto de 1992

Una costumbre que se convirtió en decreto obligatorio

El decreto provincial que pudimos rastrear data de 1998 (primera gobernación de Jorge Obeid), y es el número 1169/98 que estableció que “los actos centrales conmemorativos de las distintas fechas que conforman nuestro acervo histórico nacional y provincial, deberán llevarse a cabo en diferentes puntos del territorio provincial, como una manera de reafirmar la unidad territorial y el reconocimiento y respeto a todas las regiones de nuestra provincia, permitiendo establecer en los mismos, durante ese día, el despacho del Gobernador de la Provincia, para acrecentar su valor simbólico; y la Ley Nacional Nro. 25.370”. Aunque como dijimos anteriormente la decisión de realizar el acto del 17 de agosto en nuestra ciudad desde la vuelta de la democracia arrancó en 1985.

De hecho, posteriormente en el 2008, Hermes Binner introduce una modificación menor mediante la cual dispone que se celebré en Rafaela actos centrales conmemorativos del Día de la Declaración de la Independencia Nacional del 9 de julio.

Lo cierto es que el primer faltazo de un gobernador en un 17 de agosto a nuestra ciudad ocurrió en 1990, cuando el entonces gobernador Víctor Reviglio tuvo problema con el avión que lo traía a nuestra ciudad. En su reemplazó estuvieron el Ministro de Educación de la Provincia Hillar Puxeddu (se tuvo que hacer cargo del discurso) y el Ministro de Gobierno, Rufino Bertrand.

Posteriormente fue en 1994 cuando Carlos Reutemann se ausentó, y fue reemplazado por el ministro de Gobierno, Justicia y Culto, Jorge Bof. En dicha oportunidad el excorredor de fórmula 1 estaba enroscado en la lucha por intentar conseguir la reforma constitucional que lo habilite a su reelección y por lo tanto no pudo hacerse un lugar para venir por acá.

El mismo Reutemann ya en 1995 cuando no había logrado su reelección y sabía que tenía que dejar el gobierno, tampoco vino al acto del 17 de agosto a Venado Tuerto, su representante fue el ministro de Educación Fernando Bondesio. La particularidad en este caso fue que tampoco estuvo el intendente, Ernesto De Mattía y en el principal representante del municipio local fue el secretario de Gobierno, y en ese momento candidato a intendente, Luis De Mattía.

En el 2002 ya en su segundo mandato, nuevamente fue Carlos Reutemann el que se ausentó y en su lugar encabezó el acto en la plaza San Martín  el entonces vicegobernador Marcelo Muniagurria acompañado por el exintendente venadense, Roberto Scott.

Y la última ausencia anterior a la de hoy fue en el 2004  cuando al exgobernador, Jorge Obeid (que también iba por su segundo mandato) lo reemplazó el entonces ministro de Gobierno y Culto, Roberto Rosúa.

Binner en su primer acto, 17 de agosto del 2008

Los posteriores gobernadores del Frente Progresista, Hermes Binner, Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz tuvieron asistencia perfecta.

Maldita pandemia

Lo cierto es que hoy luego de muchas idas y vueltas, finalmente Omar Perotti no vino a Venado Tuerto y tuvo la excusa perfecta con la pandemia.

De todos modos, vale recordar que el actual gobernador la última vez que estuvo por acá fue el 10 de junio del año pasado, seis días antes de resultar triunfador en las urnas.

Además el mandatario sí estuvo en plena pandemia en el acto de 9 de julio en Rafaela y también circuló por distintas localidades de la provincia en los últimos días. De hecho el miércoles pasado realizó una recorrida por el departamento San Lorenzo y estuvo en las ciudades de Puerto General San Martín y Roldán (ambas pertenecientes al denominado Gran Rosario, donde también hay circulación comunitaria).

Perotti en San Lorenzo

Por eso, tal cual sostuvimos en nota anterior del domingo 9 de agosto, lo preocupante es la posibilidad que Venado Tuerto vuelva a sufrir lo sucedido durante las anteriores administraciones peronistas en la provincia, a excepción de la segunda de Jorge Obeid, donde los gobernadores brillaban por su ausencia por acá y sólo venían los 17 de agosto (en este caso, ni en esta fecha llegó).

Pero lo más lamentable sería que eso se transforme en una falta de obras públicas para la ciudad y la región. Por ahora desde la asunción de Perotti la mayoría de las mismas están paralizadas.

Es en ese sentido que insistimos que es necesario que los representantes locales se pongan a la cabeza del reclamo para que el gobierno de la provincia se acuerde de Venado Tuerto y la región, y que le demuestren que Santa Fe no termina en Rosario, sino unos cuantos kilómetros más al sur.

Una buena oportunidad de destacar esta situación, justamente era hoy, y el intendente Leonel Chiarella  la desaprovechó. El mandatario local pecó de ser demasiado diplomático y solo atinó a deslizar un leve reclamo asegurando: “Las acciones deben mostrar la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace, para transformarle la vida a los vecinos. Por eso señor gobernador, usted sabe que aquí hay una ciudad que quiere avanzar, volver a ser protagonista como supo ser en el sur santafesino y el corazón de la República Argentina”.

Fotos: Archivo V 24 y Archivo Histórico Digital (fondo Semanario La Ciudad)

 

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif