CiudadPolítica y sociedadRostom propone que se venda la plazoleta “Marcos Zar” para invertir en el programa Nuestro Terreno

Juan Miserere16/09/2021
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La concejala Liliana Rostom propone que el Municipio ponga a la venta el pasaje peatonal o plazoleta conocido como “Marcos Zar”, ubicado entre las calles Marconi y Mariño (a la altura de Almafuerte) para destinar lo recaudado a la incorporación de nuevos lotes que puedan sumarse al programa “Nuestro Terreno” que administra el Estado local.

La edil de Nuevo Horizonte argumenta que dicho lugar no cumple con su función de espacio público porque se encuentra enrejado y durante gran parte del día cerrado con candado. Además el Concejo acaba de aprobar la creación de una nueva plaza en homenaje al militar venadense, que estará ubicada dentro del aeródromo.

Nosotros votamos la creación de un espacio Marcos Zar en el aeródromo y ahora pasaría a tener tres reconocimientos: el pasaje que funciona como plazoleta, el acceso al aeródromo y ahora esta nueva plaza”, expuso Rostom.

Ante esa situación, “considero que resulta más beneficioso autorizar la venta de ese predio para que se sume al banco de tierras y comprar una o dos manzanas en otro lugar de la ciudad, para que sean parte del programa Nuestro Terreno, dado el éxito que tuvo y la evidente necesidad que existe en la comunidad de contar con la vivienda propia”, agregó.

A modo de referencia, Rostom recordó que en su momento el Municipio desarmó la plazoleta de los Gobernadores en el barrio Santa Fe “para darle otra utilidad a ese predio y realizar enfrente la plaza Papa Francisco”. En este caso “es un espacio público que no se utiliza como tal porque está enrejado y cerrado, por lo tanto no cumple con su cometido de ser utilizado como plaza ni pasaje”.

Otro dato es que dentro del predio hay un olivo centenario, que se secó en los últimos años y los especialistas lo consideran irrecuperable, más allá de algún retoño que se pueda rescatar. Dicha planta está vinculada con la historia familiar de Marcos Zar, cuyo padre (Don Sestilio Zar) fue un pionero poblador de Venado tuerto que adquirió una de las quintas del primitivo pueblo que comprendía las cuatro manzanas del barrio Parque. Allí edificó una magnífica propiedad donde vivía con su familia y donde funcionó el Consulado de Italia. El propio Sestilio plantó el olivo, “a cuya sombra creció el distinguido aviador”, según cuenta la historia oficial.

Marcos Zar

El pasaje que comunica las calles Marconi y Mariño fue nominado “Marcos Zar” en 1995, pero un año después se derogó la ordenanza y se aprobó una nueva que le daba el mismo nombre al acceso al aeródromo desde la ruta nacional 33. Ayer el Concejo aprobó un nuevo homenaje para quien fuera fundador de la Aviación naval argentina.

Zar, que nació en Venado Tuerto en 1891, se formó en la Escuela de Aviación Naval de Pensacola y autorizado por el Ministerio de Guerra de la Argentina, fue destinado a operaciones de guerra con los Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial.

Luego fue enviado a Francia, prestando servicios en el Canal de la Mancha, donde realizó 28 misiones de guerra, y posteriormente a Italia. De regreso al país, quedó al frente del destacamento aeronaval de San Fernando, dando inicio a la Aviación Naval Argentina.

Dueño de grandes proezas y hazañas aéreas, ascendió a vicealmirante en diciembre de 1943 y pasó a retiro un año después. Fue condecorado en varios países, se lo reconoció uno de los fundadores de la aviación naval y falleció en 1955, a la edad de 64 años.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif