CiudadPolítica y sociedadPedrola le responde a Paris: “Los privados no pueden comprar vacunas, y tampoco la mayoría de los países”

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El médico Miguel Pedrola, director científico para América Latina y el Caribe en AHF (Aids Healthcare Foundation), que además estuvo trabajando activamente en el Comité de Emergencia en los meses más álgidos  de la presencia de Covid en la región, se involucró en el debate que se generó ayer en el Concejo Municipal a partir de una presentación del edil Francisco Paris, que no obtuvo los votos necesarios para su aprobación.

A través de un pedido de publicación que reproducimos a continuación, el profesional desmintió los argumentos del concejal de Juntos por el Cambio sobre la posibilidad de aumentar la compra de vacunas en el país a través de provincias, la ciudad de Buenos Aires o el sector privado. Y dio detalles sobre el manejo que están teniendo los laboratorios y las grandes potencias en torno al tema:

 

Ante el proyecto presentado por el concejal Francisco París y apoyado por algunos miembros del Concejo Municipal de Venado Tuerto, quiero exponer mi visión desde la Salud Pública, y tratar de informar a todos los interesados en el tema vacunación COVID-19.

La Salud Pública es una sola en todo el mundo, no existe la Salud Privada y NO Privada, sino que es privado o del estado su gerenciamiento pero, la Salud es una sola.

Planteado esto como paradigma actual, vamos hacia el tema que alude el proyecto y es la posibilidad de que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires pueda junto con otras provincias y el sector privado comprar vacunas y que el gobierno nacional sería la Autoridad de Aplicación.

Como ya lo he dicho en muchos medios, lamento que se politice desde la órbita partidaria este tema tan sensible para todos los argentinos. Por mi parte me involucré en esto y apoyé tanto al gobierno municipal como provincial sin importar el color político, ya que la única manera de salir de esto, es todos juntos. En Venado Tuerto han fallecido a causa del Covid-19 más de 150 personas y fallecerán otras tantas en los meses venideros, por lo que este tipo de proyecto que me hace rememorar al “hablemos sin saber”, porque no ayudan a quienes trabajan diariamente en post de mitigar esta pandemia.

Concejales, no existe en el mundo un privado que haya comprado vacunas contra el SARScov2 para un país, porque ya las existencias están vendidas. El único caso donde los privados han tenido avances es Brasil. Y tan bien no les ha ido. En enero, el presidente Jair Bolsonaro dio la autorización y un conglomerado de clínicas brasileñas denominado ABCVAC anunció que se encontraba en negociaciones con AstraZeneca, pero la misma farmacéutica salió a desmentirlos aduciendo que no negocian con entidades privadas.

Por lo tanto, si un privado pudiera conseguir vacunas, les pido por favor que lo haga saber, si no es al gobierno nacional porque no confían, a las Sociedades Científicas que ellas harán lo necesario para vehiculizar la propuesta. Por lo pronto les pido que se informen de esto que se encuentra al alcance de todos, en internet, en español y en sitios confiables.

Por otra parte, y aclarando que no es posible que los privados puedan comprar vacunas ya que la mayoría de los países tampoco pueden, el secretario general de las Naciones Unidas dijo el pasado 17 de febrero que más de 130 países no han recibido una sola dosis de las vacunas Covid-19 y denunció que el 75 por ciento de las inmunizaciones aplicadas hasta el momento se ha concentrado en tan sólo diez naciones, todas ellas desarrolladas.

En CABA y otras jurisdicciones le dieron vacunas a efectores privados y recuerdo que hubo denuncias por el mal manejo de las mismas

También la Organización Mundial de la Salud advirtió que el mundo se enfrentaba a un “fracaso moral catastrófico” debido a las políticas desiguales de vacunación contra el Covid-19.

Entendiendo que las vacunas son un bien escaso y que la geopolítica juega un rol fundamental en esto, es que OMS junto a GAVI y otras agencias internacionales lanzaron la plataforma Covax para la compra y distribución equitativa de vacunas.

Como ya dije anteriormente, las principales potencias mundiales más allá de haber apoyado la iniciativa, compraron sus dosis y presionaron a sus laboratorios a venderles a ellos, sobre todo donde se encuentran sus casas matrices: Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Suiza, entre otros.

La necesidad de vacunar a todos equitativamente y no a algunos países o algunas personas radica en que esto es peligroso para todos. Ya que no solo será un fracaso moral, también nos enfrentaremos a resultados económicos y de salud catastróficos. Provocará muchas más muertes en todo el mundo, especialmente en los países más vulnerables. Pero también significa que el virus continuará propagándose y mutando, aumentando el riesgo de que nuestra lista de vacunas no cubra eficazmente nuevas cepas.

Necesitamos que los países ricos apoyen a los pobres dejando caer las patentes y posibilitando que más vacunas se fabriquen para que todos tengamos acceso a las mismas

Volviendo al proyecto donde se colocaría al gobierno nacional como autoridad de aplicación, entiendo que los privados comprarían las vacunas y el Estado determinaría a quién se la aplicarían. Les comento que esto ya se viene desarrollando; por ejemplo en CABA y otras jurisdicciones le dieron vacunas a efectores privados y recuerdo que hubo denuncias por el mal manejo de las mismas.

Argentina en este contexto tuvo que salir a comprar vacunas a países que se encontraban desarrollando vacunas en Fase 2 y que en ese momento no se veían confiables por el mundo occidental. Actualmente, ha aplicado más del 80 por ciento de las dosis que llegaron al país, teniendo en cuenta que un porcentaje de esas dosis en stock son segunda dosis para personas que aún no han superado los 21 días mínimos para acceder a la misma.

Para finalizar quiero proponerles cual sería la mejor opción para acceder a vacunas y tomo lo que dijera la Dra.Ángela Uyen, de Médicos sin Fronteras “Las vacunas se encuentran protegidas por derechos de propiedad intelectual con las patentes correspondientes. Estas patentes, que poseen una duración de hasta 20 años, constituyen una barrera de acceso tan absurda e inadecuada en medio del contexto actual, que sólo las injusticias e inequidades cotidianas hacen que lo veamos con normalidad”.

El pasado 21 de marzo se reunió la OMC (OCDE) para debatir acerca de las patentes de las vacunas ya que esto facilitaría la producción a gran escala en varios países y que sólo se encuentra bloqueado por el derecho de propiedad intelectual que tienen los laboratorios dueños de las vacunas. Está de más decir que los Estados Unidos junto a la Comunidad Económica Europea se opusieron a esto y que por lo tanto se mantienen firmes por un tiempo más.

Aclaro que esto ya había sido votado el pasado octubre y los mismos países salieron en apoyo a mantener las patentes de los laboratorios. Por eso les pido que movilicen sus acciones en pos de que los países ricos apoyen a los pobres dejando caer las patentes y posibilitando que más vacunas se fabriquen para que todos tengamos acceso a las mismas.

Más allá de esto, quiero recordarles que no sólo con vacunación vamos a paliar esta pandemia, ya que sabemos que las vacunas ayudarán a no enfermarse gravemente por lo que no debemos relajarnos con las medidas de protección. Tenemos variantes virales que ya son preocupantes y que si seguimos dando la posibilidad de que el virus circule al no usar medidas preventivas, no habrá vacuna que alcance.

Espero que esto sea interpretado como una colaboración desde lo académico y no sea tomado como parte de la grieta política que debemos evitar, sobre todo en salud.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif