CiudadPolicialesSocialesMasiva marcha pidiendo justicia por un joven muerto en persecución policial

Juan Miserere28/07/2020
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Una importante manifestación se realizó esta tarde en el centro de la ciudad, impulsada por familiares y amigos de Lucas Cabral, un chico de 22 años que se encuentra internado con diagnóstico de muerte cerebral y a la espera de la ablación de sus órganos, tras protagonizar un fuerte choque con un patrullero policial en medio de una persecución. El hecho ocurrió en la noche del sábado en la zona de Chile y Cabral y la familia denuncia que se trató de un “asesinato”, al tiempo que cuestiona que no tuvieron contacto con ninguna autoridad judicial ni política.

Esta tarde unas 50 personas se reunieron en la plaza San Martín para marchar hacia la comisaría segunda, donde se produjeron algunos disturbios, con un vidrio del frente que terminó roto por un proyectil. Una vez que los manifestantes se retiraron del lugar, una gran cantidad de agentes policiales de fuerza de choque se hizo presente para custodiar al edificio, pero rápidamente salieron con destino a los tribunales de Chacabuco y Castelli, hacia donde se había dirigido la movilización.

Con hondo pesar, los padres de Lucas relataron lo acontecido el sábado a la noche y expresaron un fuerte pedido de justicia: “A Lucas me lo mató la policía, quiero que se haga justicia, que vengan las autoridades, el fiscal y que esto no quede en la nada.  Nada me va a devolver a mi hijo”, expuso Daniela, la madre.

El papá de Lucas, Roberto, agregó: “No queremos que esto quede en la nada, tapado por la policía. Él cometió un error, salió después de horario y sin casco y por eso cuando vio un patrullero dio media vuelta y salió, desde ahí llamaron a otro patrullero y lo persiguieron”.

Los hechos que logró reconstruir la familia a partir del relato de algunos testigos ocasionales indican que Lucas “se va por distintas calles y termina yendo por la ruta 8 y baja por Chile de contramano y varios patrulleros siguiéndolo también de contramano. Y justo en la calle Cabral mira hacia atrás y ve a los patrulleros que lo estaban siguiendo y cuando vuelve a mirar al frente se topa con otro vehículo policial con las sirenas y las luces apagadas que lo encara para frenarlo”. A partir de ese impacto, el joven sufrió severas lesiones en el cráneo, con el desenlace ya expuesto.

Su error fue no parar, él no robó nada, nunca tuvo problemas con nadie ni antecedentes. Volvía de la casa de un amigo. Al llegar a la guardia del Hospital, ya estaba la policía que se llevó la ropa y mañana va a salir el fiscal a decir que tenía armas o droga en las prendas. Nunca nos llamó el fiscal ni la policía, quieren tapar todo”, denunció el padre.

 

La investigación

La investigación está a cargo del fiscal Mauro Blanco, quien brindó en los últimos minutos declaraciones a la periodista Norma Migueles, dando los primeros detalles sobre el caso. El funcionario judicial contó que en primera instancia se calificó al hecho como Lesiones Graves Culposas, pasando ahora a Homicidio Culposo. Sin embargo, “aún falta un cúmulo de pruebas para producir y determinar el grado de responsabilidad y si hubo una conducta delictiva, para luego darle un encuadramiento legal”.

Blanco explicó que las testimoniales del personal policial que actuó esa noche se recibieron directamente en Fiscalía y de sus dichos se infiere que la policía, en el marco de un operativo de control, dio el alto a dos motociclistas que sin hacer caso al mismo escaparon del lugar, por lo que se inició una persecución por varias calles de la ciudad. Al llegar a calle Chile “uno de los conductores que tripulaba una moto de mediana cilindrada dobló en contramano, en sentido de su mano venía un móvil del Comando Radioeléctrico contra el que colisionó del lado del conductor”.

Esta versión ahora se deberá corroborar con las imágenes de las cámaras del sistema municipal de videovigilancia, cámaras de privados y datos de los GPS de los móviles que participaron en la persecución y también hay que determinar si los actuantes observaron el protocolo previsto en estas situaciones.

Se pidió la participación de un perito para que determine la mecánica del choque y el policía conductor fue apartado de las tareas que venía desarrollando, al tiempo que la Justicia ordenó el secuestro del patrullero.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif