CiudadPoliticaEn Venado arrasó el macrismo, pero la fiesta fue peronista

Juan Miserere28/10/2019
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El presidente Mauricio Macri volvió a ser el más votado en Venado Tuerto, al igual que ocurrió en las PASO, logrando un contundente triunfo sobre el peronista Alberto Fernández. No obstante, los festejos estuvieron en la unidad básica de Casey y Maipú, donde decenas de militantes siguieron de cerca el recuento de votos de la ciudad y celebraron la victoria nacional, incluso mucho antes de que se conozcan los guarismos oficiales, que terminaron revelando una diferencia mucho menor a la pronosticada.

Con más del 99 por ciento de las mesas escrutadas, en nuestra ciudad Mauricio Macri lograba 27.879 votos (54,2 %), estableciendo una amplia diferencia sobre el binomio del frente Todos (Fernández-Fernández), que reunía 16.631 sufragios (32,3 %). Mucho más atrás quedó la lista de Roberto Lavagna con 4.304 votos (8,3 %), José Luis Espert con 1.036 votos (2 %), Gómez Centurión con 868 sufragios (1,7 %) y el Frente de Izquierda con Nicolás del Caño (716 votos, 1,4 %). Entre blancos y anulados hubo poco más de 2.600 votos.

La victoria de Mauricio Macri se repitió en el departamento General López, donde Juntos por el Cambio alcanzaba el 49,6 por ciento de los votos y el frente Todos con Alberto Fernández reunía el 37,7 por ciento. En tercer lugar quedó Consenso Federal (Roberto Lavagna-Juan Urutubey) con el 8,6 por ciento. Las cifras corresponden a un escrutinio sobre más del 99 por ciento de las mesas.

En la unidad básica que el peronismo recuperó en las últimas semanas, en pleno centro de la ciudad, la concentración de militantes (con el gabinete municipal a pleno y el diputado Julio Eggimann presentes) empezó a darse minutos después del cierre de listas, donde la carga de datos se hizo con gran velocidad debido a la escasa cantidad de boletas que había en pugna y el casi nulo corte de boleta, lo que hizo más rápido el recuento en cada una de las mesas.

El panorama estaba claro desde el comienzo: el triunfo nacional era casi seguro y la derrota local inexorable. Por eso las primeras confirmaciones periodísticas del triunfo peronista dieron lugar a las celebraciones, incluida la entonación de la mítica marcha, el lanzamiento de boletas al aire y grandes carteles con las figuras de la fórmula para exhibirla ante los ocasionales automovilistas, especialmente aquellos que adherían al festejo con algún bocinazo.

El intendente José Freyre estuvo temprano en el lugar, se retiró y volvió cerca de las 21. Apenas regresó fue llevado en andas por algunos militantes, fue aclamado y muchos se sacaron fotos con él. Parecía que Freyre había sido candidato, pero está claro que influyó más el efecto contagio de la buena noticia nacional que el análisis de los resultados locales.

Mientras el mandatario estaba dialogando con los medios presentes, se escuchó la celebración que llegó desde el interior del local porque la pantalla gigante difundía los primeros resultados oficiales ratificando que Fernández-Fernández se estaban consagrando sin necesidad de ir a un balotaje.

Paradojas de la política: en una ciudad que suscribió con énfasis al macrismo, la celebración fue toda peronista.

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif