CiudadPolítica y sociedadEl sistema sanitario regional está al borde del colapso y las proyecciones no son alentadoras

Juan Miserere22/09/2020
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Todavía no hemos llegado al punto de no poder internar a un paciente que requiere terapia intensiva, pero estamos cada vez más cerca de que ocurra”, es la definición que se escucha al consultar a cualquiera de los profesionales que hoy están abocados a la atención de Covid.

Los números que ofrece a diario la Municipalidad de Venado Tuerto son por demás de elocuentes: ayer había 26 camas de terapia intensiva ocupadas entre el Hospital Gutiérrez y los sanatorios San Martín y Castelli. Prácticamente es el límite de capacidad, al punto que hoy los distintos centros de salud empezaron a improvisar para atender al resto de las patologías. El Covid se fue quedando de a poco con toda la disponibilidad, y las proyecciones no son muy alentadoras. “¿Qué vamos a hacer? Rezar”, fue la respuesta que dio un profesional médico ante la pregunta de Venado24.

La evolución del número de pacientes internados en terapia intensiva mostró una curva ascendente y abrupta. En apenas cinco días se duplicaron las personas en las salas de cuidados críticos, la mayoría de ellos requiriendo asistencia respiratoria mecánica.

El 16 de septiembre había 13 internados en terapia intensiva en Venado Tuerto, mientras que ayer (apenas cinco días después) ya eran 26, con cuatro fallecidos con Covid en el trasncurso. Los datos demuestran que el día 12 del corriente se había alcanzado el mayor número de ocupación de terapia hasta el momento, cuando se había llegado a 15 personas, pero el día 3 de septiembre solamente eran dos los internados en UTI.

Es evidente que la curva se disparó en los últimos días, a pesar de las medidas restrictivas de horarios de circulación que impuso el Municipio desde finales de agosto, y más allá de la rebeldía comercial que presentó la ciudad, que ahora solamente se exhibe en los bares trabajando hasta las 19. El resto está dentro de lo autorizado por el gobierno santafesino. ¿Habrá llegado la hora de volver a una Fase 1 estricta para todos los rubros?

Ocupación plena

Al día de hoy, el Hospital Alejandro Gutiérrez presenta ocupación plena de las 15 camas de terapia intensiva destinadas a Covid, mientras que cuenta con pacientes internados en cuatro de las cinco plazas que se dejaron para el resto de las patologías. Sólo hay una cama de terapia intensiva disponible.

En las salas de internación general, desde la Región de Salud se comenzó a implementar una metodología de trabajo que consiste en liberar cuanto antes las camas para que siempre queden disponibles para pacientes Covid.

Estamos derivando a los pacientes que requieren internación de baja complejidad a los hospitales de los pueblos. Por ejemplo, si hay una cirugía por un traumatismo o el caso de los partos, los atendemos en el posoperatorio en el Hospital de Venado y luego los derivamos completar la recuperación a Sancti Spíritu, Santa Isabel o Elortondo”; contó el director regional, Pedro Bustos. De esta forma, se asegura una rápida rotación de personas.

En el Sanatorio San Martín, el más importante de la ciudad por sus dimensiones, el panorama es igual de complejo. Hasta hace un par de semanas, se había decidido destinar cuatro camas de terapia intensiva para atención de pacientes Covid. Hoy toda la terapia está copada por la pandemia.

Hoy tenemos las 9 camas de terapia ocupadas con pacientes Covid, mientras que de las 17 dispuestas en habitaciones Covid para internación, tenemos 16 ocupadas”, contó el director Joaquín Sánchez de Bustamante.

En tanto, el Sanatorio Castelli posee seis camas en total de terapia intensiva, de las cuales dos se destinan a pacientes respiratorios y hasta esta mañana estaban ambas ocupadas.

Ampliar la respuesta

Desde todos los efectores se trabaja intensamente para poder seguir dando respuesta ante el coronavirus, que promete seguir estando presente con fuerza durante las próximas semanas. Todo hace pensar que lo peor todavía no pasó.

Los cálculos hablan de seis a diez semanas más de fuerte presencia del virus”, señaló Bustos, lo que evidencia que recién hacia finales de noviembre podría cambiar la situación.

Se sabe que además de la alta contagiosidad que tiene el virus, los tratamientos cuando un paciente requiere cuidados intensivos, son prolongados: “Las estadísticas epidemiológicas de España demuestran que en promedio un paciente requiere 12 días de internación en terapia, y eso lo estamos viendo. La evolución es lenta”, contó Sánchez de Bustamente.

En este contexto, en el Hospital Gutiérrez se tomó la decisión de adaptar uno de los quirófanos como terapia intensiva, lo que permitiría sumar unas ocho o nueve camas. Se trabajará con cardiólogos y anestesistas, pero el armado demandaría por lo menos una semana, de manera que habrá que esperar unos días para disponer de este espacio.

En tanto, el Sanatorio San Martín acaba de adquirir diez respiradores, lo que permitiría adaptar algunas plazas de internación común, pero la mayor dificultad sigue siendo la falta de personal capacitado. “Estamos apelando a médicos jubilados y demás opciones para poder ampliar la atención. Estamos en una situación límite”, resaltó el director del efector privado.

Nosotros podemos ampliar algunas camas de terapia, pero si no logramos reducir la circulación del virus no va a servir demasiado. Hoy resulta imperioso tener un respiro de unos 15 días para salir de este nivel de saturación que presenta el sistema”, remarcó Pedro Bustos, que contó que el último criterio implementado es el aislamiento domiciliario total, hasta tanto el paciente llegue al punto de requerir una atención hospitalaria.

En la región

A nivel regional el panorama no es mucho más alentador. En la ciudad de Firmat, donde el Hospital San Martín ha estado dando respuestas desde el inicio de la pandemia (por ejemplo ante lo ocurrido en la localidad de Carreras), hoy apenas se puede contar con tres o cuatro camas de terapia. Además de estar un elevado porcentaje del personal médico y de enfermería infectado con Covid, hay un conflicto interno que quedó expuesto en las últimas horas.

Sería ameno que se junten los profesionales a ver cómo pueden dar una mano y colaborar aportando su trabajo”, declaró a medios locales la directora del Hospital, Lucía Maestro, como respuesta al planteo de un importante grupo de médicos autoconvocados que denunció que “en estos casi seis meses no se logró conformar el equipo de trabajo necesario para afrontar esta situación, en parte por falta de acuerdo de salarios éticos al personal de salud”, según consigna El Correo Digital.

En tanto, en Rufino no hay terapia intensiva en el Hospital, aunque sí en los dos efectores privados, que días atrás tuvieron que cerrar por casos positivos en su personal y ya pudieron reabrir. Ante este panorama, en las últimas horas se dio el visto bueno desde la Provincia para montar algunas camas de cuidados críticos en el Hospital, con un par de terapistas y un cardiólogo.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif