CiudadPolítica y sociedadEl Municipio avanzó con el secuestro de chatarra para desalojar un desarmadero de barrio Rivadavia

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El Gobierno de Venado Tuerto procedió a la clausura y secuestro de chatarra en un histórico desarmadero del barrio Bernardino Rivadavia perteneciente a la firma Raies, que durante años generó conflictos con los vecinos de la zona.

El intendente Leonel Chiarella estuvo acompañando el operativo e informó que “estamos realizando el secuestro de toda la chatarra y clausura de este predio. Esto se demoró por el incumplimiento del propietario, porque habíamos firmado un convenio y tenía un tiempo para retirar la chatarra. Se le dio una prórroga, tampoco se cumplió en ese plazo, y por eso desde el gobierno de Venado Tuerto acudimos primero al Tribunal de Faltas para que dicten las resoluciones correspondientes, y con ese andamiaje legal fuimos a la Justicia provincial para que nos autorizara ingresar al predio y secuestrar la mercadería”.

En la misma línea, aseguró que “hoy estamos resolviendo un problema histórico, nos habíamos comprometido a resolver este problema y hoy lo estamos cumpliendo. Para nosotros es importante dar respuestas, y si no hay buena predisposición de la otra parte, acudimos a la justicia para tener todos los recursos legales”.

El mandatario adelantó que entre hoy y mañana los equipos municipales realizarán el retiro de la chatarra del predio, y el propietario del emprendimiento tendrá que hacerse cargo del pago de la multa y sanciones correspondientes y el costo de los trabajos realizados por el Municipio.

Problema histórico

El predio está ubicado en la manzana delimitada por las calles Iturraspe, Pellegrini, Lascala y Monteagudo, y según indicó el secretario de Legal y Técnica municipal, Mariano De Mattia, “procedimos a la clausura y secuestro de chatarra y de todo el material que se encontraba en el lugar, todo ello a los fines de dar cumplimento a la resolución administrativa dictada por el Juzgado de Faltas Municipal”, aclarand que se contó además con una autorización del juez de turno Benjamín Révori, dado que se debía ingresar en un predio de propiedad privada.

Cabe recordar que en junio de 2020, a los pocos meses de haber asumido el intendente Leonel Chiarella, el Municipio firmó un convenio con el propietario del establecimiento para que se procediera al traslado de la chatarra y así erradicar el desarmadero del barrio.

En aquella oportunidad el Municipio se comprometió a ir realizando controles periódicos para verificar cómo avanzaba la limpieza del predio y ante las demoras para el retiro total del material, se procedió con la realización de este operativo.

La erradicación de este desarmadero es un viejo reclamo de los vecinos del sector, por las malezas y roedores que se generan en el depósito de chatarras, además del mal aspecto que da al barrio.

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif