CiudadEl paísSocialesCrece la angustia: pasajeros del crucero no pudieron descender en Francia y ahora los llevan a Génova

Juan Miserere20/03/2020
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El crucero Costa Pacífica, con unos mil pasajeros argentinos entre los que se encuentra un matrimonio venadense, sigue navegando sin destino cierto por el Mediterráneo y ahora se dirige al puerto de Génova, donde se está desarrollando el epicentro de la pandemia de coronavirus, con más de 4.000 muertos en todo Italia.

Tal como reflejó Venado24 un par de días atrás, cuando tomó contacto con Marta Bondone –se encuentra a bordo con su marido Luis Borello- el barco llegó el jueves a Marsella, pero el gobierno francés sólo permitió el descenso de los ciudadanos locales. En un primer momento, los pasajeros argentinos, que son mayoría en la embarcación, habían recibido la promesa de que iniciarían el descenso en Francia a partir de hoy, aunque tampoco tenían precisiones sobre la fecha de regreso.

Hasta el jueves, se había comunicado que en Italia sólo bajarían los italianos. Y que a los argentinos y el resto de pasajeros de otras nacionalidades los iban a bajar sólo cuando los gobiernos de Argentina e Italia se pusieran de acuerdo para hacer un traslado al aeropuerto, y que desde allí puedan ser repatriados de forma segura a Buenos Aires.

Muchos de los pasajeros a bordo superan los 60 años, están los que reciben una medicación especial y también hay discapacitados. Las familias exigen “un comunicado formal y claro de Cancillería y de la empresa del buque sobre el destino del pasaje”.

Se complicó porque Francia les cerró las fronteras, pero seguramente vuelvan desde Italia porque la empresa se hizo cargo de eso”, aclaró a Infobae una fuente de Cancillería, aunque fue sincero con los tiempos: “Están complicados porque no es sencillo armar cuatro vuelos”, que son los que se necesitan para trasladar a la totalidad de los pasajeros argentinos. Las autoridades nacionales estiman que, dado que Génova es un foco de infección, los pasajeros se quedarán arriba del barco hasta que la vuelta esté lista.

Periplo complicado

El barco zarpó desde Buenos Aires el 3 de marzo, pero a los pocos días comenzaron los problemas. El día 8 el crucero paró en la ciudad de Maceió (Brasil) y “algunos argentinos se quedaron allí porque la situación en Europa ya se estaba complicando. El capitán nunca contó la realidad de Italia. Y de ahí para adelante fue todo un caos”, relató a Infobae uno de los pasajeros de la embarcación, que luego pasó por las costas de Dakar, en Senegal, y recién volvió a tocar un puerto en Marsella.

Durante los últimos días, mientras los pasajeros esperaban respuestas, las actividades siguieron normalmente, como contaron los venadenses, los servicios son buenos, pero mientras se disfrutan las comodidades del crucero se convive con la incertidumbre de no saber dónde y cuándo va a terminar el periplo para volver al país. Y en las condiciones sanitarias que corresponden, dado que todos los pasajeros se encuentran en buen estado de salud.

Luego del desembarco fallido en Marsella, ahora pusieron proa con destino a Génova, que era el destino original del crucero. Pero esto genera gran preocupación a los pasajeros y a sus familiares en el país, dado que el norte de Italia es el epicentro de la pandemia. Otro dato es que ese puerto está cerrado.

Si ya había preocupación sobre un posible descenso en Francia, ahora la situación es más compleja. Los pasajeros no saben de qué manera descenderán en Italia para ser protegidos de posibles contagios del Covid-19, cuándo podrán acceder a un vuelo y llegar finalmente a nuestro país después de un viaje que no se pareció en nada al planificado para ninguno de los turistas.

Fuente: Infobae/Venado24

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif