CiudadPolítica y sociedadGastronómicos venadenses elaboraron protocolo y piden urgente que les permitan reabrir

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La situación es desesperante, hace 70 días que estamos cerrados y ya no aguantamos más“, resumió con la voz entrecortada uno de los propietarios de un bar céntrico local. Además contó que “desde abril debo todo“, ese “todo” incluye el alquiler y los servicios del local, la mayor parte de los sueldos de sus empleados y también acumula cuentas personales. “El bar es mi medio de vida y ya no tengo más ahorro para pagar los servicios de mi casa, o la escuela de mis hijos”, agrega con más angustia aún.

“Ya no sé cómo hacer, tengo la suerte que el dueño del local y mis empleados entienden la situación, pero esto no da para más. Si no abro en los próximos días, no sé cómo voy a hacer“, destaca el propietario de una parrilla ubicada a la vera de la ruta 8.

Esto para nosotros es mortal, la cadena de pagos se cortó y no sé cómo voy a hacer. Pero además, por más que podamos abrir pronto, la gente por miedo no va a venir igual. Somos los últimos que nos vamos a reactivar“, manifestó casi de manera apocalíptica el dueño de un reconocido restaurante local.

Relatos similares se repiten entre la decena de entrevistas realizadas por Venado 24 a distintos empresarios gastronómicos de la ciudad. La angustia, la desazón, la depresión y hasta la bronca, es el sentimiento que predomina mientras esperan que en los próximos días desde la gobernación de Santa Fe le den el visto bueno al protocolo elevado por el Municipio local para permitir la reapertura de los locales. La novedad de las últimas horas es que el gobierno provincial elevó el protocolo a la Nación para que autorice el funcionamiento de los gastronómicos con una ocupación de hasta el 50 por ciento de ocupación.

Mientras tanto como nunca antes, la crisis despertó la solidaridad entre pares y los gastronómicos venadenses ya se reunieron varias veces y hasta tienen un grupo de Whatsapp para estar en contacto permanente y contarse las novedades. De hecho, ellos mismos armaron un detallado protocolo que elevaron al Ejecutivo local con todas los procedimientos de seguridad e higiene a implementar en caso de reabrir.

El protocolo

Dicho protocolo de bioseguridad contempla prolijamente distintas medidas divididas en siete capítulos con los siguientes títulos: zona de control, zona de prestación del servicio, recomendaciones para consumidores, zona de manipulación de alimentos, zona de baños, pautas para el servicio de delivery y medidas generales para los trabajadores.

Entre ellas se destaca la promesa de utilizar solo el  50% de la capacidad total habilitada, dejando una distancia entre mesa y mesa de dos metros y estrictas medidas de limpieza e higiene.

De todos modos, si bien el Municipio local recibió con agrado el procedimiento presentado por los empresarios gastronómicos, decidieron cambiar algunos ítems y el que elevaron a la Provincia incorpora más restricciones, entre ellas disminuir la capacidad de mesas a utilizar a un 30 por ciento. Aunque el secretario de Producción de la Municipalidad, Mauro Nervi, aclaró que la idea es que “si todo va bien, pasar a un 50 por ciento”.

El delivery que no resultó salvador

Mientras esperan desesperados que en los próximos días haya novedades, la mayoría de los empresarios consultados creen que el 2020 está perdido, y que les será muy difícil recuperarse. Los más optimistas esperan que sobre el fin de año podrán equilibrar sus finanzas.

Las deudas que estamos sumando son muchas y vamos a tener que trabajar mucho para poder saldarla, sobre todo porque no tuvimos ninguna ayuda de los gobiernos“, afirmó uno de los consultados. Y a la vez recordó que el único ingreso que tuvieron en estos 70 días fueron a través del sistema de delivery, aunque con lo recaudado apenas llega al 5 por ciento de la facturación cotidiana.

Encima con la crisis son cada vez más las personas particulares que brindan el servicio de viandas con precios mucho más bajos que nosotros, ya que en la mayoría de los casos no tienen grandes costos como nosotros”, agregó.

De esta manera, muchos de los entrevistados aceptaron que el delivery tiene como principal objetivo poder recaudar algo para distribuir entre los empleados.

Los que no aguantaron

En tanto, algunos ya decidieron cerrar las puertas y otros sostienen que de seguir así correrán el mismo destino. “Varios de los que están en el grupo de Whatsapp ya avisaron que va a ser difícil que vuelvan a abrir, a no ser que reciban alguna ayuda del Estado”, aceptó uno de los entrevistados.

Y completó: “Las imágenes que vemos en TV de bares tradicionales de Buenos Aires y Rosario que cierran se van a repetir en Venado Tuerto si esto sigue así”.

 

 

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif