CiudadSin categoríaSocialesLe quedan seis vidas: una pequeña perra cayó del segundo piso y sobrevivió

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Nota: Pablo Rodríguez/ Transmedia VT

Cuando creíamos que solo los gatos podían caer parados y sobrevivir, apareció una pequeña perra yorkshire en Venado Tuerto que rompió esa tradición: cayó de un segundo piso y sobrevivió.

“Brisa”, de cinco años de edad, se encontraba como todos los días en el balcón de su casa en la esquina de Mitre y Almafuerte, cuando presumiblemente por un susto –o curiosidad-, cayó directo al piso. Aparentemente, la caída fue amortiguada por un toldo de un departamento de la planta baja lo que hizo más “leve” su aterrizaje y que pueda resultar ilesa.

Su dueña, Ivana C., contó a este medio que la perrita, fue vista “en el aire” por una vecina. Cree que Brisa  estaba sobre el balcón que da a calle Almafuerte y que por un descuido, cayó sobre el costado hacia calle Mitre (el balcón tiene vista a las dos calles).

“No se quebró ni nada. Para mí que rebotó en un techo plástico. Sino se hubiese matado”, relató. Dice que apenas cayó, la vecina la levantó y enseguida dio con ella.

“Estaba asustada. Temblaba. Pero enseguida empezó a comer, tomar agua y recuperar el ánimo. La revisamos permanentemente y no se quejaba. Nunca vomitó. Los síntomas buenos aparecieron enseguida”, agregó.

Si bien no fue necesaria la consulta al veterinario porque la caída en teoría no fue directa al piso, sitios especializados aconsejan que ante un infortunio desde una altura considerable (más de 1 piso si el perro es pequeño y más de dos pisos en perros medianos o grandes), un accidente o atropello, si están a la vista indicios de fracturas, el animal debe ser trasladado urgente al veterinario.

En estos casos, entienden que “no se debe mover mucho ni con movimientos bruscos” y que no se debe inmovilizar la zona a no ser que la persona esté instruida. Es el veterinario quien va a indicar los pasos a seguir y las fracturas suelen ser recuperaciones más o menos rápidas.

Vale señalar que una fractura de un hueso en un perro, sin tratar ni curar, puede causarle la muerte.

 

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter