PoliticaProvinciaParitaria docente sin propuesta salarial y con cuarto intermedio hasta el miércoles próximo

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Después de tres semanas sucesivas con medidas de fuerza, los gremios docentes volvieron a sentarse de manera virtual este lunes a la mesa de negociación con el gobierno provincial. Fue en el marco de la discusión paritaria que convocó el Ministerio de Trabajo para intentar reencauzar la conversación y desactivar otro foco de conflicto. Desde la Casa Gris ya se ha logrado acordar una recomposición salarial con los sindicatos que representan a la administración central (ATE y UPCN) y también con el sector de la salud, a través de AMRA y Siprus (médicos y profesionales universitarios).

La controversia con los maestros hasta aquí había girado esencialmente en torno del rechazo de las sumas fijas no remunerativas y no bonificables que el gobierno venía ofreciendo como propuesta de una mejora salarial. La reunión de este lunes se llevó a cabo de manera virtual. Desde el Centro Cívico, escuchaban la ministra de Educación, Adriana Cantero; y el secretario de Trabajo, Juan Manuel Pusineri. De manera remota seguían la discusión los dirigentes sindicales.

Al término del encuentro, que pasó a un cuarto intermedio para el miércoles sin que todavía se haya formulado una propuesta por parte del gobierno, Cantero y Pusineri informaron a la prensa sobre lo conversado.

“Ha sido nuestro primer encuentro, hemos recogido los planteos y necesidades que los gremios docentes han traído a la mesa de negociación y en función de eso hemos acordado un cuarto intermedio hasta el miércoles”, sintetizó Cantero. La ministra añadió que los gremios “han hecho un planteo general” y sobre esa base “vamos a trabajar en las ofertas nuestras y tratar de lograr el mayor acercamiento posible, en el contexto en que estamos”.

Este contexto -de pandemia, de impacto económico en las cuentas del Estado y de necesidad de recomponer el poder adquisitivo del salario-, indicó a su vez Pusineri, es lo que proporciona el marco a la discusión. Pero, en atención a cuál será la naturaleza de la oferta y también al acuerdo que se logró con otros gremios, consignó que “ninguna paritaria es igual a la otra, los criterios van variando, conforme a las realidades de cada sector”. En cualquier caso, dio cuenta del propósito compartido de hallar una solución “en un tiempo razonable”.

La ministra Cantero, a la vez, ante una consulta sobre si la posibilidad del regreso a las aulas estuvo presente en la discusión, insistió en que “estamos evaluando el trabajo de poner en condiciones todas las escuelas, trabajamos para que ni bien se pueda retomar la presencialidad, el vínculo se reestablezca. Estamos tratando de garantizar las condiciones, en el marco de los protocolos firmados, pero siguiendo día a día la evolución del cuadro epidemiológico para ver cuándo y en qué escuelas podría darse”.

Panorama

La discusión sobre los ingresos de los trabajadores tuvo básicamente tres momentos desde que comenzó la gestión de Omar Perotti. En primera instancia, se dio la convocatoria en el ámbito formal de la paritaria entre febrero y marzo. Allí se produjeron algunos encuentros, incluso con los docentes, pero todo debió suspenderse por la irrupción de la pandemia. No se había llegado siquiera a una propuesta consensuada, pero todo debió suspenderse por la cuarentena ordenada por el presidente de la Nación.

Pasó el tiempo; fines de julio, el Ejecutivo volvió a llamar a los gremios. Reanudó la conversación y anunció la decisión unilateral de pagar un bono por única vez de tres mil pesos para activos y 2400 para pasivos. Fue para todos los sectores, sin distinción de áreas ni categorías. Los gremios se enojaron; algunos pararon y otros lo rechazaron, aunque sin medidas de fuerza. Todos los cobraron.

Volvió a pasar el tiempo. Sobrevino, entonces, un nueva convocatoria del gobierno, primero, con los gremios estatales. Ya era setiembre. Con esos sindicatos, la Casa Gris logró convenir un esquema de sumas que se diferencian según la categoría y jerarquía del trabajador, y que van aumentando con el correr de los meses. De ese modo, se estipuló un esquema de mejora – siempre con sumas con remunerativas y no bonificables – para el cuatrimestre agosto-noviembre, con el compromiso de retomar y revisar la situación en diciembre. Un esquema con los mismos parámetros aunque con variaciones en los montos de las sumas a otorgar se logró también la semana pasara con el sector de los médicos.

 

Fuente: El Litoral

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif