PoliticaProvinciaFrigorífico de Carcaraña que reabrió el año pasado con la presencia de Macri podría cerrar por la reducción de la cuota Hilton

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El frigorífico Mattievich de Carcaraña que estuvo cerrado durante siete años y reabrió hace exactamente un año con la presencia del propio presidente Mauricio Macri, puede volver a bajar las persianas. Es que el propietario del frigorífico expresó su molestia por el anuncio de la distribución de 29.500 toneladas de cuota Hilton que perjudicó a la firma. Son 300 los puestos de trabajo en riesgo.

Lo cierto que en nota difundida por el diario La Capital de hoy sostienen que el posible cierre de la planta de  Carcarañá encendió las alarmas y tanto desde el gobierno provincial como desde sectores gremiales se sumaron a los reclamos de las autoridades de la empresa para solicitar que se mantenga la cuota Hilton de 300 toneladas y no se reduzca a 50 toneladas, como ayer formalizó el gobierno nacional.

El titular del gremio de la carne José Fantini contó que anoche habló por teléfono con José Mattievich y que le expresó su hartazgo. “Me dijo que está cansado de renegar, que no quiere saber más nada, que quería cerrar la planta, y no me parece que se trate de un amague, tiene decidido cerrar la planta, y nosotros estamos muy preocupados”.

“Tomamos muy mal esto que sucede porque teníamos muchas esperanzas, es una planta que fue reinaugurada por el presidente por lo cual lo acompañamos hace pocos meses, lo único que nosotros queremos es trabajar”, agregó Fantini.

Al igual que las autoridades de la empresa, el dirigente gremial indicó que los esfuerzos serán para “tratar de que se revea la situación de esta mini cuota Hilton que le quieren dar a la empresa, donde van a dejar a 300 compañeros en la calle”.

Fantini explicó que después de muchos años, se volvió a cumplir con la cuota Hilton que son 29.500 toneladas de carne subsidiada por la Comunidad Europea. “Este año fue el primer año que se cumplió, muchos frigoríficos están ilusionados con eso, se trata de carne de alta calidad subsidiada por gobiernos de afuera, por ejemplo se empezó a hacer de nuevo porque se empezó a exportar a China”.

En ese sentido precisó que “se distribuye por los números de CUIL, como Mattievich cerró la planta de Rosario, y Coto se quedó con ese CUIL entonces el gobierno le da esa cuota a ellos”.

Además Fantini contó que ayer lunes los iban a recibir desde el Ministerio de Agricultura. “Pero no recibieron a nadie, ni a nosotros ni a Mattievich, la verdad es que lo veo muy negativo, ellos creen que legalmente están cumpliendo con la cuota, y yo pienso en la gente de Carcarañá, que teníamos mucha esperanza”, agregó.

En tanto, la ministra de la Producción, Alicia Ciciliani, se manifestó en el mismo sentido y reveló que haces días que inició conversaciones con la Nación por “este cambio abrupto en las reglas de juego”.

“Es un momento complejo, donde el mercado interno está caído, cuando le quitan esta posibilidad del mercado externo, la verdad es que la inversión corre peligro y también los puestos de trabajo, estamos al lado de Mattievich para ayudarlo a resolver este problema”, señaló.

Ciciliani explicó que lo que se dirime “es una disputa económica entre factores de poder, cuando no se respetan las reglas, después la asignación de recursos la tiene el que tiene mayor poder de lobby, el que es amigo, o el más cercano”.

“Justamente este gobierno se jacta de venir a solucionar esto, de tener reglas de juego transparentes, de seguridad jurídica, hizo toda su campaña política en base a estos valores, y resulta que ahora en Santa Fe vemos como cambia las reglas de la cuota Hilton y también lo hizo para las empresas de biocombustible”, argumentó.

Fuente: La Capital

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter