Sociedad y PolíticaLifschitz: “no es bueno que la Iglesia tome partido en coyunturas políticas”

Editor23/10/2018
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, afirmó este domingo que “no está mal que la Iglesia dialogue con los sindicalistas”, en referencia a la misa celebrada este sábado en Luján por el arzobispo Agustín Radrizzani y convocada por el frente sindical que encabeza Hugo Moyano, pero marcó que “no es bueno” que esa institución “tome partido de coyunturas políticas”.

Si bien destacó la “relación que siempre ha tenido algún sector del sindicalismo con sectores de la Iglesia católica”, el gobernador marcó la importancia de separar el lugar que tiene cada uno en la esfera pública.

“No está mal que la Iglesia dialogue con los sindicalistas. Lo que estaría mal es que en jugaran en un partido político, en un sector de la política”, afirmó Lifschitz en diálogo con la oficialista radio Mitre (Capital Federal). A pesar de conformar de la oposición, el gobernador se desmarcó además del frente opositor peronista –esta semana hubo un encuentro de dirigentes progresistas no kirchneristas y no macristas, con baja representación del peronismo- y se despegó de la estrategia de éste de vincularse a la línea-Bergoglio anti-macrista. En este marco, destacó como “necesaria” una renovación de dirigentes gremiales, “que tengan otra impronta y que defiendan los intereses de su sector con transparencia”.

misa

El mandatario santafesino hizo estas declaraciones a propósito de la misa celebrada este sábado, donde el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, dijo que “el futuro de la Nación no está únicamente en manos de los dirigentes: está fundamentalmente en manos de nuestro pueblo”. La misa, dada frente a la icónica básilica, tuvo en primera línea al sindicalista Hugo Moyano, hoy en el centro de todas las críticas del Gobierno y cercad por causas judiciales que, según el dirigente de Camioneros y presidente del Club Atlético Independiente, están impulsadas por el propio oficialismo.

De la misa, convocada por el Frente Sindical que lidera el jefe del Sindicato de Camioneros, también participaron otros referentes gremiales y peronistas. Además de hijo del líder de camioneros, Pablo Moyano, que fue uno de los primeros en llegar y se instaló adelante con su padre, Hugo Yasky, también estuvo Daniel ScioliFelipe Solá, Guillermo Moreno, el presidente del PJ Bonaerense, Gustavo MenéndezVerónica Magario y Fernando Espinoza.

También participaron Adolfo Pérez Esquivel, el gremialista docente Roberto Baradel y el dirigente social Juan Grabois.

También convocaron a la misa, que se realizó al mediodía, Sergio Palazzo (Bancarios) y Ricardo Pignanelli (SMATA).

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter