PoliticaLa reforma tributaria provincial se transformó en ley

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La Legislatura provincial dio sanción definitiva a la reforma tributaria enviada por el Ejecutivo por la cual aumentará entre un 25 y un 30 por ciento los impuestos Inmobiliario Urbano y Rural. Además, se elimina la alícuota diferencial de Ingresos Brutos para empresas radicadas en otras jurisdicciones –a raíz de un fallo de la Corte Suprema de la Nación que ordenó a todas las provincias dejar de aplicar la llamada “aduana interior”– y se modifican alícuotas de ese tributo para determinadas actividades productivas en línea con el Consenso Fiscal firmado el año pasado por la Nación y 23 de las 24 provincias.

Con la nueva ley tributaria, el gobierno provincial pretende mejorar la recaudación propia por impuesto Inmobiliario en un escenario que postula, a partir de la suscripción del Pacto Fiscal, una rebaja gradual de Ingresos Brutos durante los próximos cinco años. Para compensar esos recursos que se dejarán de percibir, el fisco santafesino apunta a aumentar la carga tributaria sobre el patrimonio y disminuir los impuestos “distorsivos” que gravan las actividades productivas y comerciales.

Así, el nuevo esquema tributario provincial establece una suba del impuesto Inmobiliario Urbano en forma progresiva: del 25% para las menores categorías, un 28% para las categorías intermedias y un 30% para las propiedades de alto valor. El 71% de las partidas impositivas van a tener aumentos menores a 33 pesos por mes y solo el 8% de las partidas, que corresponden a las propiedades de alto valor, van a tener aumentos mayores a los 125 pesos mensuales.

En cuanto al Inmobiliario Rural, también se proponen aumentos progresivos de entre el 25 y el 30%. “Esto apunta a empezar a corregir, muy gradualmente, las inequidades que tiene el impuesto Inmobiliario a su interior, que lleva a que dos propiedades que tienen el mismo valor de mercado no estén pagando lo mismo una que la otra”, había explicado en su momento el ministro de Economía Gonzalo Saglione. El 45% de las partidas del Inmobiliario Rural van a tener aumentos de menos de 50 pesos por mes, un 29% va a tener aumentos mensuales de entre 50 y 208 pesos y el 26% de las partidas tendrá un incremento superior a 208 pesos mensuales.

El PJ allanó el camino

La reforma tributaria tenía media sanción de la Cámara de Diputados y fue aprobada este jueves por el Senado: siete legisladores del Frente Progresista votaron a favor y seis del PJ votaron su propio dictamen, que incluía cambios respecto del proyecto original. Aunque el PJ tiene mayoría en el Senado, la decisión de ese bloque fue otorgarle la herramienta tributaria que exigía el Ejecutivo. Para ello, antes de la votación, dos senadores de la oposición se retiraron del recinto y dejaron al Frente Progresista con una mayoría transitoria que permitió la sanción de la ley.

El encargado de defender la reforma fue el senador radical Felipe Michlig: “Esto significa cerrar un esquema que incluye el aval legislativo al Pacto Fiscal y otra ley importante que es la Ley Pyme. Y ahora, con esta ley tributaria, logramos un consenso con las entidades productivas, del agro, del comercio y de los servicios, que analizaron todas las propuestas de ordenamiento fiscal”.

Desde el Frente Progresista remarcaron que, con el nuevo esquema impositivo, habrá beneficios para municipios y comunas de toda la provincia ya que la mitad de la recaudación se coparticipa en forma automática.

Financiamiento para las pymes

Con la sanción definitiva de la llamada Ley Pyme, se creará en el ámbito del Ministerio de la Producción de la provincia un Programa de Financiamiento a la Preinversión mediante el cual el Poder Ejecutivo podrá otorgar asistencia financiera a micro, pequeñas y medianas empresas con destino a gastos de preinversión.

Además, se otorgarán préstamos y se brindará asistencia técnica a productores y a Pymes radicadas en la provincia de los sectores agrícola-ganadero, lecheros y otras actividades de producción primaria y servicios en situación de emergencia climática o económica para favorecer la reconstrucción de su capital de trabajo.

A través de la norma, la provincia también adhiere a la Ley Nacional de Pymes –una demanda que el año pasado le había hecho el presidente Mauricio Macri al gobernador Miguel Lifschitz– por la cual Santa Fe se suma al Régimen de Estabilidad Fiscal que implica que las pymes no sufrirán aumentos impositivos hasta el 31 de diciembre de 2019, con el objetivo de contribuir a la estabilidad fiscal.

El Ciudadano

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter