RegiónLeones, gendarmes, un circo y lo que todos saben en Maggiolo

Juan Miserere15/06/2021
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

En Maggiolo lo sabían todos. Ya nadie se asombraba, pero la noticia fue impactante para quienes ignoraban la situación: un tigre y una leona viviendo en un campo de la región. Y eso no es nada, Gendarmería llegó hasta el lugar siguiendo el rastro de un oso que ahora está en una reserva ecológica en América (Buenos Aires), que antes era un zoológico y se adaptó a los nuevos tiempos.

A pesar que el personal de la Brigada de Control Ambiental aseguró que los felinos no estaban en las condiciones ideales, con bajo peso y pérdida de masa muscular, quienes conocían la historia de Alicia y sus animales mostraron indignación en las redes sociales. Dan fe, todos, que ese tigre y esa leona recibían un trato único, que estaban en buenas condiciones y que eran alimentados con responsabilidad.

La historia tiene su contexto. Las reformas en la legislación de muchas provincias y localidades, y el cambio de paradigma en torno a la explotación animal fueron dejando a los históricos circos sin posibilidad de utilizar a “sus estrellas” en los espectáculos. Se terminaron los domadores de leones, los osos que andan en bicicleta y otros números que fueron parte de tantos espectáculos en infancias que empiezan a quedar lejanas. Los centennials creen que son leyendas.

Así, para los circos, los animales empezaron a generar un gasto (traslado, infraestructura y alimento) que no redituaba en las entradas, porque no podían ser parte del show. Vecinos de la zona norte de Venado Tuerto todavía recuerdan unos días en los que se despertaban en el silencio de la madrugada escuchando rugidos de leones, cuyas jaulas habían sido depositadas en el predio de una empresa cercana porque al circo al que pertenecían se le había prohibido siquiera exhibirlos. En teoría, los animales estaban lejos de la ciudad, pero en realidad estaban escondidos hasta que el circo siguiera viaje.

Así, por lo menos ocho años atrás,  el horizonte no era muy alentador para un circo que llegó a Maggiolo proveniente de la provincia de Buenos Aires. Por algún motivo, sus dueños decidieron quedarse a vivir en la localidad y Alicia, amante de los animales a un nivel extremo, tomó la determinación de comprar el circo completo con el objetivo de salvar a los bienes más preciados: un león, dos leonas, un tigre y un oso.

Cuentan que armó unas jaulas para que puedan vivir a la intemperie (tal su naturaleza) y en condiciones seguras para todos, para evitar accidentes que podrían generar graves consecuencias.

Los animales llegaron con poco cuidado desde el circo, con evidentes problemas de alimentación que la nueva dueña se encargó de subsanar rápidamente. Para que se sienta cómodo, el oso hasta contaba con una pequeña pileta propia para refrescarse. Hoy en ese espacio está el carpincho que también se encontró ayer.

Por supuesto que el ganado que fallecía en la zona iba directo a alimentar a los leones y al tigre, pero además en el pueblo muchos maggiolenses fueron testigos de cómo Alicia y su esposo llevaban su camioneta llena de alimento para sus “mascotas”.

En las redes sociales se puede ver a todos ellos, con las fotos más antiguas que datan de 2014: no se ocultaba su presencia, sino que se los exhibía con orgullo. De todos modos, los animales ya tenían sus años y algunos fallecieron con el tiempo. Seguramente fueron sus restos los que detectó Gendarmería en el día de ayer cuando allanó el campo.

No queda muy en claro si la tenencia de estos animales se puede autorizar en una propiedad privada que no sea una reserva o santuario, como se denomina a los espacios que rescatan especímenes en cautiverio. Eso será tarea de la Justicia y los distintos organismos.

Se sabe que el oso fue llevado hace un tiempo a América, en el noroeste bonaerense, donde una ONG conservacionista cuida a animales rescatados. Allí nació el operativo que terminó con Gendarmería allanando el campo de Alicia, ante la pregunta sobre el origen del mamífero.

Ahora intervendrá la Justicia y los organismos de protección de fauna, pero en Maggiolo todos saben. Y dan crédito que de ninguna manera hubo afán de lucro y garantizan que el tigre y la leona encontrados ayer, en ese escenario impensado para el resto, nunca fueron descuidados.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif