Política y SociedadRegiónEl nuevo canal de La Picasa ya generó reclamos de la provincia de Buenos Aires

Juan Miserere18/04/2019
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Hace apenas un par de semanas se inauguró el nuevo canal por gravedad de la Alternativa Norte de la laguna La Picasa, con el objetivo de acelerar el descenso del nivel de agua y poder a mantenerla regulada, pero rápidamente la provincia de Buenos Aires puso el grito en el cielo y expresó su preocupación por las posibles consecuencias que esta obra pueda generar.

Desde el área de Hidráulica bonaerense entienden que “además de perjudicar a Buenos Aires, la conducta de Santa Fe representa un completo desconocimiento de los diferentes ámbitos de trabajo que conformar ambas jurisdicciones”. Por tal motivo, se convocó a una reunión extraordinaria para el próximo 30 de abril ante el Comité Técnico de la cuenca La Picasa, para que presenten los estudios técnicos pertinentes.

En tanto, según consigna el Diario Democracia de Junín, la Sociedad Rural de aquella ciudad anticipó que enviará una cara documento a la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación para que “den explicaciones de esta situación que causa mucha preocupación en los productores de la región”.

Santa Fe va a dar las explicaciones del caso y va a quedar plenamente demostrado que esta obra en nada afecta a la provincia de Buenos Aires”.

Esta salida que se acaba de habilitar en territorio santafesino, entre los distritos de Diego de Alvear y Christophersen, es un by pass de unos 2.400 metros que reemplaza a la estación de bombeo que hacía años no funcionaba y trabaja en sintonía con la Alternativa Sur. En ambos sectores, el exceso hídrico llega a las lagunas de Junín.

Llevan tranquilidad

El presidente del Comité de cuenca de La Picasa, Juan Carlos Duhalde, le expresó al mismo medio juninense que la postura de Buenos Aires es errónea y que lo van a demostrar en la reunión programada para el último día de este mes. “Lejos de perjudicar a Junín, esta obra le garantiza que nunca un desborde le pueda producir un efecto que perjudique a la localidad e incluso a los campos de la zona”, argumentó.

Así, remarcó que “Santa Fe va a dar las explicaciones del caso y va a quedar plenamente demostrado que esta obra en nada afecta a la provincia de Buenos Aires”.

El senador Lisandro Enrico fue uno de los mayores impulsores de esta obra, junto al ministro de Infraestructura, José Garibay; por eso destacó que este a través de este nuevo canal se podrá lograr el objetivo de “bajar más de un metro y medio la cota actual de la laguna, que hoy se registra en 104,3 metros sobre el nivel del mar”.

La última crisis hídrica provocó el corte de la ruta nacional 7, donde el tránsito permanece interrumpido desde hace dos años

Este canal by pass conduce el agua hacia la Alternativa Norte de drenaje, a efectos de que se conecte con laguna El Chañar de Teodelina y posteriormente la masa de agua se conduzca hacia la cuenca de El Salado en territorio bonaerense.

Conflicto histórico

El manejo del agua de La Picasa ha desencadenado conflictos históricos entre Santa Fe y Buenos Aires. Los especialistas consideran que el espejo de agua creció 35 veces desde 1985 hasta la actualidad y pasó de tener 1.400 hectáreas hace 32 años a más de 50 mil en la actualidad. La última crisis hídrica provocó el corte de la ruta nacional 7, donde el tránsito permanece interrumpido desde hace dos años y recién ahora se empezó a planificar su reparación.

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter