RegiónCiancio: “Nos ocupamos del coronavirus, pero también evitemos una epidemia de dengue”

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Mientras el país se mantiene unido para frenar la propagación del virus COVID-19, en Santa Fe existe otra emergencia epidemiológica y es un nuevo brote de dengue. Después de muchos años, la provincia cuenta con un muerto por la picadura del Aedes aegypti y por si fuese poco, se habla de faltantes de reactivos para el diagnóstico sobre todo en la región del centro norte.

Quien acaba de ingresar un proyecto en la Cámara baja manifestando su preocupación, es la diputada provincial Silvia Ciancio. La legisladora, asegura que estas condiciones climáticas nos favorecen para aplanar la curva del coronavirus pero que por el contrario, son propensas para la multiplicación del mosquito transmisor del dengue.

“Hay lugares donde se están tomando medidas como fumigaciones y los equipos sanitarios están atentos a la sintomatología porque suelen confundirse con el coronavirus. Pero lo fundamental, es intensificar los cuidados individuales en nuestro hogar. Mientras desinfectamos el interior y las superficies de contacto, hagamos una limpieza fuerte en el patio o frente de nuestros hogares. Es fundamental para evitar la proliferación”, explicó la médica.

En esto, fue clara al remarcar la necesidad de proceder al “descacharrado” en las viviendas. Esto es: la eliminación de todos los objetos inservibles que se encuentran en el domicilio, en el peridomicilio (alrededor de las viviendas) y en la comunidad y que pueden acumular agua, sirviendo de este modo de criaderos del mosquito Aedes aegypti.

Por tal motivo, solicitó al Gobierno Provincial que intensifique además las campañas de difusión para que la población conozca, no solo como eliminar y prevenir los criaderos, sino también cual es la sintomatología clásica para que desde el hogar se realice una detección temprana que permita un tratamiento médico adecuado y lo más rápido posible.

Es para señalar, que los expertos coinciden en que este mosquito no nace en los pastos altos, ni en los charcos, ni en la barranca del río o arroyo, ni en la zanja: pone sus huevos en el patio de nuestras casas, en cualquier cosa de tamaño chico que tenga agua estancada y limpia por unas semanas. Una tapita boca arriba, una maceta olvidada, una cubierta de auto, algunos juguetes rotos son ideales. No le gusta la pelopincho porque es muy grande, menos va a poner huevos en la piscina. Desde que nace hasta que muere, puede volar no más de 50 metros, o sea que el que nace en la casa de una persona, vivirá en esa zona toda su vida.

“Lo único que sirve contra el dengue es dar vuelta todo lo que pueda contener agua estancada en el patio o frente de la vivienda. Todo esto lo podemos hacer en 5 minutos y por estos días estamos teniendo tiempo durante la cuarentena para enfocarnos en estas cosas puntualmente”, agregó Ciancio.

Características

El mosquito hembra del género Aedes aegypti es el principal vector del virus del dengue. Se lo reconoce fácilmente por la presencia de manchas o lunares blancos en sus patas negras. El mosquito se infecta con el virus al succionar sangre de una persona enferma.

En el interior de su intestino el virus se replica y luego se extiende hasta las glándulas salivales en un periodo de entre 8 y 12 días. Posteriormente, al picar a un humano susceptible, transmite la infección.

Cabe destacar que el mosquito permanece con la capacidad de infectar por el resto de su vida y puede picar a varias personas. La persona con dengue solo puede infectar al mosquito durante la etapa febril o virémica (es decir, cuando los virus circulan en la sangre), por eso es importante que mientras el paciente tenga fiebre, evite ser picado por mosquitos.

Los virus circulan en la sangre de la persona desde un día antes y hasta 5 a 6 días posteriores a la aparición de la fiebre. Los síntomas que presenta el dengue, según el Ministerio de Salud, son fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, dolor de cabeza, muscular y de articulaciones, náuseas y vómitos, cansancio intenso, aparición de manchas en la piel, picazón y/o sangrado de nariz y encías. Ante este cuadro, se debe acudir con urgencia al médico para recibir el tratamiento adecuado. No hay que automedicarse, no tomar aspirinas, ibuprofeno o inyecciones intramusculares.

Respecto a la prevención, no existen vacunas para el dengue ni medicamentos que lo curen.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif