Política y SociedadCaso de tratas: ordenan allanar un juzgado penal de Melincué

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Gendarmería Nacional se presentó ayer en el Juzgado en lo Penal de Instrucción de Melincué para realizar un allanamiento e incautar soporte informático en el marco de una causa por trata de personas que investiga la Justicia federal, y por la que el fin de semana pasado se rescataron 23 meretrices que eran explotadas en dos prostíbulos ubicados en esta localidad y en Arteaga. El procedimiento no se pudo completar por un error formal en la orden emitida por el magistrado interviniente.

La causa por violación a la ley 26.364 de trata de personas, instruida por el Juzgado Federal Nº 4 a cargo de Marcelo Bailaque a través de la Fiscalía federal Nº 2 cuya titular es Liliana Bettiolo, se investiga desde diciembre de año pasado y su primera acción la tuvo en la madrugada del sábado último, cuando de los mencionados burdeles se rescataron once paraguayas, cinco dominicanas, una boliviana y seis argentinas, todas mayores de edad, quienes permanecían bajo situación de vulnerabilidad y cuyos explotadores se quedaban con el 60 por ciento de sus ganancias.

El segundo paso fue la orden de dos allanamientos durante la jornada de ayer. Uno se efectivizó en una inmobiliaria de donde se secuestró documentación, ya que desde allí se habría gestionado el alojamiento para las meretrices. El otro se debía realizar en los Tribunales pero no se pudo concretar porque, según trascendió, la orden de Bailaque indicaba la búsqueda de material informático que involucraba a J. R., consignado en la instrucción como un secretario penal, cuando en realidad es un ordenanza del edificio. De allí que se dio marcha atrás con el procedimiento.

J. R. realiza tareas de limpieza en el juzgado. Se presume que es un integrante y aparecería como negociador de la red de explotación de mujeres que se pretende desbaratar y que habría utilizado precisamente la computadora de un secretario penal del juzgado, fuera de su horario de atención, con fines relacionados con el ilícito. Acaso de allí surgió una confusión en el magistrado al momento de emitir la respectiva orden.

El ordenanza de Tribunales tiene posesiones en bienes muebles e inmuebles que según la investigación podrían llegar a exceder las posibilidades de un medio de vida lícito.

Además, está sólidamente acreditado que tiene profundos lazos con jefes policiales de todo el departamento General López.

Operativo

En la madrugada del sábado, mientras en Arteaga se allanaba la whiskería Unicornio Azul, en Melincué la Gendarmería se presentaba en otra de nombre Escorpio, de donde se llevó a 19 mujeres. Once de ellas son paraguayas, tres dominicanas, una boliviana y cuatro argentinas y junto a las cuatro que se rescataron del otro local se encontraban ayer en alojamientos de Rosario, donde prestaron declaración a la Justicia federal.

El Escorpio ya había sido intervenido el 6 de julio último y estuvo clausurado por 30 días, por orden de Leandro Martín, titular del juzgado donde ayer se pretendió realizar el allanamiento. Este magistrado ordenó en principio esta medida en el local ante la sospecha de que allí había trata de personas, pero luego de un mes habría permitido su rehabilitación por entender que no había indicios que confirmaran ese delito. De todas maneras, instruyó una causa por una falta a la ley de profilaxis, lo cual dio origen a una causa correccional.

Al parecer en este caso ocurrió algo similar a lo sucedido ayer. Lo que el juez Martín habría ordenado aquella vez en julio fue un allanamiento en el hospedaje contiguo al Escorpio, pero no el bar en sí, donde las mujeres trabajaban supuestamente en condiciones irregulares. Y habrá que ver si fue por ello que no halló pruebas del presunto delito de tratas.

Consultado por LaCapital, el jefe comunal de Melincué, Gabriel Alejandro Rébora, aclaró que en su momento y cuando ya había asumido como jefe comunal "habilité un bar y nada más. El juez detectó después una supuesta irregularidad y ordenó el cierre del local. Después quiso que yo lo rehabilitara, pero consideré que no correspondía, por lo que le dije: «Cómo voy a levantar algo que no clausuré»", recordó el funcionario.

Rébora molesto

El jefe comunal de Melincué, Gabriel Alejandro Rébora, se manifestó muy molesto por la trascendencia mediática que está teniendo esta localidad a raíz de la causa por supuesta trata de personas que investiga la Justicia federal. “Están haciendo quedar mal a mi pueblo, que es muy lindo y está en pleno crecimiento”, se lamentó.

Fuente: La Capital

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif