PoliticaVasalli: los trabajadores cortaron la ruta y reclamaron la intervención de la Nación y de la Provincia

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La medida fue adoptada luego de una asamblea realizada en la mañana de este jueves. Desde la UOM pidieron intervención al Gobierno Nacional y al gobernador Miguel Lifschitz. El conflicto surge porque la empresa quiere cancelar sueldos de enero, con cheques a 60 y 90 días.

Tras una semana de conflictos, la situación en la fábrica de cosechadoras “Vassalli”, ubicada a la vera de la Ruta Nacional Nº 33 en Firmat, volvió a explotar este jueves. Luego del receso por el feriado de carnaval, los trabajadores no pudieron cobrar los sueldos adeudados y la única promesa -no aceptada-, es que les abonen con cheques a cobrar en marzo y abril.

Es que el grupo empresario que conduce la histórica firma, decidió este jueves -Ministerio de Trabajo de la Provincia de por medio- decidió abonar el salario de enero con dos cheques a cobrar en 60 y 90 días. Pero tras una asamblea, los trabajadoras cortaron parcialmente la ruta frente a las oficinas de Planta 2, dejando pasar vehículos en lapsos de 20 o 30 minutos. La medida, se extendió hasta las 14 del mismo día.

ba445761-a112-433e-af9c-38030748a0bc

Éste viernes será clave: nuevamente, la empresa y representantes del gobierno santafesino volverán a verse las caras para destrabar el conflicto. De no mediar acuerdo, el lunes volverán con quemas de cubiertas a interrumpir el tránsito.

Vale señalar que actualmente la planta se encuentra de paro por tiempo indeterminado, con los trabajadores en su interior, a raíz de un conflicto gremial que se inició cuando los directivos anunciaron 200 despidos, a fines del año pasado. No obstante, mediante audiencias y una conciliación obligatoria, se llegó al acuerdo de que 52 empleados aceptarían retiros voluntarios, mientras que el resto conservaría su puesto de trabajo.

En carne propia

50845947-df08-4b84-8a05-81bf7335041d

Eduardo “Chango” Acosta, es empleado desde hace 30 años. Reconoce que no están acostumbrados a esto, pero que les toca salir a la calle para que se vea lo que está sucediendo. “Hay muchas personas jóvenes con chicos, que deben dos o tres meses de alquiler, aparte los impuestos y el inicio de clases. No hay bolsillo que aguante”, aseguró. Y reconoció en este orden, que no quiere que el “golpe”, llegue al centro de Firmat: “Es el comienzo. Hoy tendría que haber estado todo el pueblo. Porque si pasa algo vamos a tener problemas en general”.

Tras cartón, añadió: “Superamos crisis, pero esta es distinta. Había un dinero para llevar a cada casa. Ahora necesitamos una esperanza y no nos sentimos bien dentro de la planta. Uno tiene puesta la camiseta pero estas cosas duelen”. Y resumió: “Falta presencia del Gobierno Nacional. Esperamos y confiamos que vengan a poner un paño frio. Hay una confusión tras otra, que están llevando a una división de los propios trabajadores”.

0cc39f56-7e7f-4955-9e75-711890770ce7

Por su parte, el representante de la delegación local de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Diego Romero, remarcó que pretendían llegar a un acuerdo, pero que no se pudo dado que la empresa “mantiene su postura de pagar con cheques a marzo y abril”. Luego, remarcó que “los compañeros necesitan cobrar los sueldos para hacer frente a los sustentos de sus hogares” y que éste viernes, “todos van a ir a trabajar normalmente”.

“Tenemos entendido que la empresa no va a abrir y eso va a ser un conflicto terrible porque se va a agravar la situación. La fábrica no está parada. Algunos sectores tenían más trabajo que otro. Lo que pasa es que venimos con medidas de fuerza desde hace tiempo por los pagos. Esta gente (por el nuevo directorio) desde que agarró la fábrica, vivimos con problemas”.

Seguidamente, destacó: “Es una situación muy difícil. La empresa dice que no tienen plata, que no venden. Y que no van a pagar hasta que se solucione. Pero al mismo tiempo vemos que en la línea de ensamblaje había más de 40 máquinas que no están más. No sabemos dónde fueron”.

Y amplió: “Necesitamos que haya un espaldarazo fuerte. Necesitamos la presencia del Gobernador (Miguel Lifschitz) para llevar el conflicto a mejor puerta. Tenemos miedo que cierre la fábrica. Sabemos que esa medida nos hace mal a todos. Pero hay una realidad y la gente tiene que comer. Ya se aguantó muchísimo”.

436e10dd-36db-4c8d-ad6c-375d3c37a17b

La política local, dio la cara

El intendente Leonel Maximimo, explicó que representantes de la empresa se encontraban en Buenos Aires “golpeando puertas” para regularizar la situación y que “sorprendió a todos” que hayan anunciado con un papel sobre una puerta de la fábrica, que no iban a abrir momentáneamente. “Automáticamente nos pusimos en contacto y nos dijeron que fue un malentendido, un error. Fue algo que no previeron ni sabían quién lo hizo”, dijo.

Luego, comentó que junto a su Gabinete, están trabajando y “apostando al diálogo”. “Somos conscientes que la mejor herramienta es hablar y no la confrontación. Porque esto se soluciona hablando. Mientras tanto vamos a acompañar. El Gobernador (Miguel Lifschitz) y los ministros están al tanto. Cada uno está poniendo lo que debe”.

f304bce8-4acf-4683-ac59-cc0db9261374

Por su parte, la senadora nacional María de los Ángeles Sacnún, solicitó una audiencia e intervención urgente de la Nación para destrabar el conflicto. La legisladora, propuso que se forme una mesa, preocupada por la falta de soluciones concretas.

“El pedido puntual es hacia el Ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, para destrabar el conflicto y trabajar en conjunto con la provincia y el municipio”, sostuvo. En este sentido, recordó que a través de resolución Nº 666 del 2013 de Fortalecimiento del Programa Institucional, se puede articular con los distintos niveles del Estado para que se propicie la efectivización a los acuerdos a los que arribaron desde el Movimiento Obrero Organizado.

“Lo que advertimos es que el Gobierno Nacional es rápido para solucionar los problemas al capital financiero, pero a la hora de acercarse y dar soluciones concretas a la pequeña y media industria, comerciantes o productores, tienen una absoluta decidía convirtiendo al Estado en ausente. Esperamos ansiosamente tener una repuesta”, aseveró.

096e948d-c463-49f2-91d5-17d39c61ec34

Finalmente, el concejal Franco Stampone, indicó que esto forma parte de una historia que se está viviendo desde hace tiempo y que parece que “está llegando a un desenlace negativo”. Para el edil, las perspectivas no son buenas y por ende desde el legislativo local, se pusieron a disposición todas las herramientas.

“Es preocupante. Hay desesperanza y cansancio de los trabajadores. Le pusieron el cuerpo al conflicto desde hace tiempo y aun en las peores condiciones siguieron. Pero ya no dan más, no pueden vivir. ¿Hasta cuándo va a ser así que toda la economía de la ciudad esté dependiendo de lo que suceda con una fábrica?”.

Asimismo, agregó: “Las políticas nacionales y empresariales, fueron las que marcaron a fuego la actualidad y futuro de la empresa. Se da un contexto donde confluyen las dos cosas. Hay responsabilidades compartidas. Por eso va a ser determinante lo que suceda el viernes”.

 8766d3ed-cf0c-4b7b-b260-c867072df286

Nota y fotos: Pablo Rodríguez/ Transmedia

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter