AméricaTrump propone que los docentes estén armados en las aulas para frenar eventuales masacres

Tomás Lüders22/02/2018
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La masacre de Florida puso en estado de alerta al presidente Donald Trump respecto de una problemática que desde años se ha vuelto una epidemia corriente en Estados Unidos: la matanza en lugares públicos por parte de un que atenta contra la vida de decenas de personas. El fenómeno se ha vuelto tristemente recurrente, sobre todo en las instituciones educativas.

El crimen de Nikolas Cruz en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas dejó un saldo de 17 muertos y se convirtió en el segundo atentado de mayor magnitud en ese país dentro de una institución educativa desde la matanza de Sandy Hook en 2012, que dejó 26 víctimas letales.

El fenómeno ha sido difícil de detener por el poderoso lobby de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, según sus siglas en inglés), presión que cuenta con el respaldo de los estadounidenses más conservadores, dispuestos a defender el derecho a portar armas garantizado en la segunda enmienda de su Constitución. Otro gran parte de los Estados Unidos aboga sin embargo por poner límites a una legislación para portar armas que se encuentra entre las más abiertas del mundo.

Así las cosas, Trump, que recibió 300 millones de dólares de la NRA durante su campaña y que tiene una base mayoritariamente favorable a no limitar la portación de armas propuso una alarmante “solución” al problema de los atentados en escuelas y otras instituciones educativas: que los profesores estén armados dentro de las aulas para evitar ataques.

Trump sumó esta nueva escandalosa declaración luego de reunirse en la Casa Blanca con sobrevivientes y familiares de los fallecidos en la última masacre y a pesar de que la semana pasada una sobreviviente menor de edad publicó una solicitada en el New York Times pidiendo que se escuche a los estudiantes en su derecho a defender sus vidas. Esta declaración se fue precedida además por declaraciones de perplejidad de varios referentes sociales, de distintas orientaciones políticas, ante la continua incapacidad gubernamental para limitar el acceso de personas con historial de alteraciones mentales para acceder a armas que incluso pueden asemejarse a las utilizadas por las fuerzas armadas de ese país.

Si tuvieras un maestro experto en armas de fuego, podrían terminar el ataque muy rápidamente“, sostuvo Trump, que propone que los maestros utilicen armas de fuego de forma encubierta.

“Vamos a analizar eso con rigor. Mucha gente estará en contra y pienso que mucha gente estará a favor, pero lo bueno es que habrá mucha gente del lado de esa idea“, subrayó.

Trump es un ferviente defensor del uso de armas en Estados Unidos. En abril del año pasado recibió a miembros de la Asociación Nacional del Rifle y les manifestó su apoyo. “Les prometo esto: como presidente, nunca interferiré en el derecho del pueblo de tener y portar armas. La libertad no es un regalo del Gobierno, es un regalo de Dios“, aseguró.

columbine

Foto: la Masacre de Columbine, en Colorado (1999), uno de los primeros atentados masivos en una escuela. Una historia que se repite.

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter