AméricaCanadá se convierte en el segundo país del mundo legalizar el consumo recreativo de la marihuana

Editor17/10/2018
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Canadá es desde hoy el segundo país del mundo, después de Uruguay, en legalizar en todo su territorio el consumo recreativo del cannabis. Es el primer industrializado y miembro del G-7 y también del G-20, donde es legal el consumo recreativo de marihuana. La legalización del uso lúdico del cannabis había sido una promesa electoral del actual primer ministro, Justin Trudeau, y aprobada por el parlamento canadiense el pasado 20 de junio. El mandatario tuiteó hoy: “Fuera los beneficios de las manos de los criminales. Protección para nuestros chavales. Hoy el cannabis se legaliza y regula en Canadá”. La hierba será producida por compañías privadas bajo licencia gubernamental, la posesión no deberá exceder los 30 gramos y el 75% del dinero recabado en impuestos será para las provincias; el 25% restante irá a las arcas del gobierno canadiense.

En las calles, largas filas de clientes esperaban la apertura de las tiendas donde desde este miércoles se puede comprar legalmente la marihuana. Lo hacían en ciudades como Montreal, donde los primeros clientes acamparon a las puertas de la estatal Sociedad de Cannabis Quebequense, la SQDC, desde la noche anterior. En la capital de Quebec, frente a la sucursal de la calle Sainte-Catherine, una de las principales avenidas de la ciudad, un cliente de nombre Mathieu espera desde las tres de la mañana: “Es histórico, quería estar aquí”. La ley federal estipula que la edad mínima de compra y consumo será de 18 años, pero permite que las provincias impongan una distinta. Así, Quebec y Alberta mantendrán la señalada por Ottawa, mientras que en el resto del país será de 19 años.

Además de la legalización, el Gobierno de Canadá indultará a los individuos condenados en el pasado por posesión de hasta 30 gramos de marihuana. De esta forma, se estima que cientos de miles de personas se pueden beneficiar de la medida. Trudeau ya adelantó el martes sus intenciones a preguntas de periodistas: “Vamos a trabajar en eso como ya he anunciado, tan pronto como la legalización entre en vigor”. Para muchos canadienses, el historial criminal por la posesión de marihuana para uso recreativo les supone no poder viajar a Estados Unidos. Los agentes fronterizos estadounidenses impiden el acceso a su país a los residentes canadienses, ya que Ottawa comparte con Washington la base de datos que contiene todo el historial criminal de Canadá. Habrá que ver si la medida de Canadá repercute o no en este sentido, ya que el martes un portavoz de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de EE UU, Todd Owen, afirmó que la amnistía no garantizará que las personas con historial criminal por posesión de marihuana puedan entrar en territorio estadounidense.

La legalización de la marihuana es una iniciativa que ha sido criticada por la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito (ONUDD), así como por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), un órgano independiente de la ONU que vela sobre el cumplimiento de las convenciones internacionales en materia de drogas. “Vender marihuana es incompatible con las obligaciones de los estados adscritos bajo el marco legal internacional de control de drogas”, señaló la JIFE en una comunicado emitido en Viena. “Se trata de una violación de las provisiones fundamentales de la Convención Única de 1961 sobre drogas y su enmienda de 1972”, agregó la Junta, formada por 13 expertos internacionales.

marihuana

Epígrafe:

En el mundo
La legislación sobre la marihuana en el mundo es diversa. Su uso con fines médicos está bastante admitido -Canadá fue el primer país que lo reguló, en 2001-, pero uso recreativo está mucho más limitado. Hay países que castigan no solo el cultivo y el tráfico, sino también el consumo, mientras que en otros el consumo de pequeñas dosis es legal o simplemente se tolera, como ocurre en Holanda, donde desde los años 70 funcionan los llamados coffee shops, en los que los mayores de 18 años pueden comprar y consumir cannabis.

Por su parte, Uruguay aprobó en diciembre de 2013, bajo el Gobierno de José Mujica (2010-2015), una ley pionera en el mundo que legalizó y dejó en manos del Estado la producción, distribución y venta controlada de la marihuana. En Estados Unidos una treintena de estados permiten el uso de la marihuana medicinal y en nueve, más el distrito de Columbia, se puede vender y consumir marihuana para uso recreativo de forma legal. Los Estados de Washington y Colorado legalizaron dicho uso ya en 2014.

Según el último Informe Mundial sobre las Drogas de la ONU, 192,2 millones de personas consumieron cannabis o marihuana en 2016. Las incautaciones de esta droga alcanzaron ese año algo más de 4.500 toneladas.

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif