EuropaUn grupo de intelectuales y el nieto de Trotsky cuestionan la serie de Netflix sobre el revolucionario

Editor21/02/2019
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Un grupo de prestigiosos intelectuales de izquierda de diferentes partes del mundo firmaron una declaración impulsada por Esteban Volkov, nieto de León Trotsky, para repudiar la serie que emite Netflix sobre la vida del revolucionario. La serie fue originalmente producida para la principal cadena estatal rusa, que a pesar de estar férreamente controlada por Vladimir Putin, es la más vista de todo el país.

En el texto apunta de hecho principalmente a Putin, a quien acusan de pro-zarista y de distorsionar los hechos que hicieron de León Bronstein, más conocido como Trotsky, uno de los principales líderes de la revolución popular que llevó, primero al derrocamiento del Zar Nicolás y, finalmente, al derrocamiento de gobierno de transición. La carta fue publicada en nuestro país por la Izquierda Diario, medio de comunicación afín al Partido Obrero, de extracción trotskista.

Entre los firmantes de la petición figuran el filósofo esloveno Slavoj Žižek y pensadores como Fredric Jameson, Robert Brenner, Nancy Fraser, Mike Davis y Michael Löwy. De la Argentina adhirieron, entre otros, Horacio González, Alejandro Horowicz, Elsa Drucaroff y Jorge Alemán. Asimismo hay dirigentes políticos tales como Olivier Besancenot y Philippe Poutou del Nuevo Partido Anticapitalista de Francia; Nicolás del Caño, Myriam Bregman y Néstor Pitrola del Frente de Izquierda de la Argentina; Eduardo Grüner y Horacio González, y el ex-candidato a presidente por el PSOL brasileño, Guilherme Boulos.

“¿Cuál es el objetivo de Putin de reflotar estas falsificaciones? ¿Por qué denigrar a los revolucionarios cuando Rusia avanzó en la restauración capitalista y nada parece oponerse a la nueva burguesía rusa ni a Putin que gobierna hace 18 años? ¿Por qué Netflix que llega a millones de personas en el mundo reproduce esta serie?”, cuestionan en la declaración publicada simultáneamente en varios idiomas que impulsa el familiar de Trotsky junto con el Centro de Estudios, Investigaciones y Publicaciones (CEIP) de México y la Argentina y que lleva el nombre del dirigente asesinado por un sicario del estalinismo en 1940 en suelo azteca.

“Si bien los autores de la serie difundida por Netflix afirman basarse en hechos reales, llevan a cabo todo tipo de falsificaciones para denigrar la figura de Trotsky y la de los principales dirigentes de la revolución rusa”, añaden en el escrito, publicado en la página web del CEIP. La serie se estrenó en Channel One de Rusia el 6 de noviembre de 2017 y logró alcance global al llegar a la plataforma de streaming.

En la declaración se exponen “las mentiras más sobresalientes expuestas en la serie”, añaden al tiempo que ejemplifican: “En la serie ‘Trotsky’, quien formó y dirigió el Ejército Rojo venciendo a 14 ejércitos imperialistas es presentado como una personalidad egocéntrica, mesiánica, autoritaria, inhumana, criminal, competitiva, cualidades éstas siempre ligadas a su origen judío y que en su vejez sufre alucinaciones, atormentado por el remordimiento de sus presuntos crímenes en la revolución. En cambio su asesino, el agente estalinista Ramón Mercader, es un periodista honesto, crítico y sensible, que entabla una extensa e inexistente relación con Trotsky. La serie llega al extremo de falsificar la escena final del asesinato del revolucionario ruso”.

En ese marco, remarcan: “Otras mentiras que presenta la serie, destacadas en la declaración, refieren a la relación con Lenin antes y durante la revolución, postulada simplemente como una pelea de egos y acuerdos por conveniencia, llegando al absurdo de inventar que Lenin quiso tirar de un balcón a Trotsky. Además, la serie omite los crímenes de Stalin y los Juicios de Moscú, donde perecieron casi todos los dirigentes bolcheviques de la revolución y cualquier sospechado de opositor al poder del régimen burocrático”.

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter