EuropaInsólito: Alemania y Reino Unido censuran la centenaria obra del pintor Egon Schiele por “pornográfica”

Tomás Lüders08/02/2018
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Para conmemorar los cien años del fallecimiento del genial pintor austriaco, el ayuntamiento de Viena organizó exposiciones por toda la ciudad en las que los desnudos de Egon Schiele (1890-1918) son protagonistas. El éxito fue tal que la campaña se fue extrapolando a distintas ciudades europeas. Lo que nadie podía llegar a imaginar es que dos países se negarían rotundamente a mostrar las obras del reconocido artista: Reino Unido y Alemania.

egon22

Las autoridades de estos dos países se han negado a que los mundialmente famosos desnudos de Schiele adornen vallas publicitarias y paredes enteras de varios edificios alegando que se tratan de “pinturas pornográficas”, pues “no es ético mostrar genitales públicamente”. Lo llamativo es que hace cien años, muchos tildaron de obscena la obra del pintor, lo que le llevó a estar encarcelado durante tres semanas. Pero cuesta de imaginar que, en 2018, el modernista vienés siga siendo públicamente censurado. Sin embargo, en el actual clima de época todo parece mezclarse, y parece que el vienés terminó alcanzando por la censura del “pensamiento políticamente correcto”.

Pese a la polémica, la Oficina de Turismo de la capital austríaca ha decidido continuar con la campaña de desnudos. Eso sí, dando una vuelta de tuerca en las grandes ciudades británicas y alemanas, pues han decidido agregar una banda que tapa los genitales en la que se lee: “Lo siento, 100 años pero demasiado atrevido para hoy”, junto al hashtag #ToArtItsFreedom. La idea la cogieron de la misma fachada de la Secesión, cofundada por Klimt en 1897, en la que se lee “Der Zeit ihre Kunst, der Kunst ihre Freiheit” (A cada tiempo su arte, y a cada arte su libertad).

egon

Las ciudades en cuestión no han tenido otra que aceptar estos nuevos carteles que los ponen en evidencia. De este modo, las obras (tapadas) de Schiele se pueden ver en los buses de Londres o en el metro de Berlín. Tras conocer la noticia, muchos usuarios de Twitter han tildado de “ridícula” y “puritana” la acción de sus respectivos estados.

Nuevamente, la publicidad censurada se transforma en una intervención urbana de arte político. Ya ocurrió anteriormente con otro artista vienés, Hermann Nitsch, al que se censuró gran parte de su obra en México debido “al alto grado de violencia que contienen sus obras”. En el arte, la única ley es que nada es predecible.

Pese a la polémica, la Oficina de Turismo de la capital austríaca ha decidido continuar con la campaña de desnudos. Eso sí, dando una vuelta de tuerca en las grandes ciudades británicas y alemanas

 

 

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter