EuropaEcuador le retira el asilo diplomático a Assange y arrestan al creador de Wikileaks

Editor11/04/2019
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Julian Assange, el hombre que puso en aprietos a los poderosos del mundo a través de sus  Wikileaks, perdió el asilo político de la embajada de Ecuador en Londres, Reino Unido, y quedó detenido bajo custodia policial. Había obtenido el asilo cuando el presidente era Rafael Correa, en junio de 2012. El sucesor de Correa, Lenin Moreno, lo retiró hoy y el australiano Assange fue arrestado inmediatamente.

“Ecuador decidió soberanamente retirar el asilo diplomático a Julian Assange por violar reiteradamente convenciones internacionales y protocolo de convivencia”, publicó en su cuenta de la red social Twitter el mandatario de Ecuador.

Assange se había quedado además sin aliados, pues tras ciertas revelaciones, ni siquiera los rusos –que alojan a otro divulgador de secretos ligados al espionaje, el ex procesador de datos de la CIA, John Snowden– lo aceptaron en su territorio.

Assange será extraditado a Suecia, donde se lo investigaba por presuntos delitos sexuales –una acusación que Assange y sus seguidores definieron como armada a manera de “retaliación” por sus revelaciones-. Revocado este jueves, el asilo político otorgado por el expresidente Rafael Correa comenzó a peligrar en los últimos meses bajo la gestión de Lenin Moreno, que lamentó los roces que esa situación generaba entre Ecuador y el gobierno británico.

Assange en 2014

“Solicité a Gran Bretaña la garantía de que el señor Assange no sería entregado en extradición a ningún país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte”, sostuvo  Moreno, y agregó que “el gobierno británico lo ha confirmado por escrito, en cumplimiento de sus propias normas”. Jen Robinson, abogada de Assange, confirmó en su cuenta de Twitter que su cliente fue arrestado no solo por incumplir con las condiciones de su fianza, sino también por un pedido de extradición de Estados Unidos.

Elisabeth Massi Fritz, abogada de una de las mujeres que acusó de abuso al fundador de Wikileaks en 2010, dijo a los medios suecos sobre su captura: “Lo que estuvimos esperando y deseando por casi siete años pasó hoy y fue un shock para mi cliente”. “Haremos todo lo posible para que los fiscales reabran la investigación para que Assange sea extraditado a Suecia y juzgado por violación”, agregó, según reportó el matutino británico The Guardian.

El caso, cerrado por la imposibilidad de avanzar en mayo de 2017, podría reabrirse si el acusado regresa a Suecia antes de que la acusación prescriba en agosto de 2020. Los intentos para expulsar a Assange de la embajada aumentaron en los últimos días, situación advertida por Wikileaks la semana pasada en la que se hablaba además de una “operación de espionaje extensa” sobre él. La plataforma anticipaba que el presidente ecuatoriano se disponía a retirar a Assange la protección diplomática, y denunció inmediatamente la decisión de Quito como “ilegal” y “en violación del derecho internacional”.

Assange demanda a Ecuador por los requisitos para seguir en la embajada “Lenín Moreno, nefasto presidente del Ecuador, ha demostrado su miseria humana al mundo, entregando a Julián Assange -no solo asilado, sino también ciudadano ecuatoriano- a la policía británica”, escribió por su parte Correa, que ahora vive asilado en Bélgica.

“Esto pone en riesgo la vida de Assange, y humilla al Ecuador. Día de luto mundial”, agregó. WikiLeaks y Assange ganaron notoriedad en 2010 cuando la organización publicó secretos del Gobierno filtrados por el soldado del ejército estadounidense Chelsea Manning. Más recientemente, el sitio web acaparó la atención durante la carrera presidencial estadounidense de 2016 al publicar correos electrónicos de la campaña de Hillary Clinton.

Argentina
Sobre Argentina, Assange reveló que, contra la creencia popular y lo asumido por gran parte del oficialismo, Estados Unidos apoyó al gobierno de los Kirchner durante la crisis del campo, dada la cercanía de Néstor Kirchner –mantenida por sucesora–  a la política anti-terrorista iniciada por George W. Bush (la relación con el kirchnerismo se mantendría en buenos términos hasta el segundo mandato de Cristina Fernández). En otros dirigentes puestos en evidencia figuraba también el entonces jefe de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, quien reiteradamente solicitaba a la Embajada de ese país que “interviniera de alguna manera” para “frenar a los Kirchner”.

 

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter