Mauro CamillatoOpiniónVenado Tuerto de “ciudad ejemplo” a la fase 3

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El 20 de mayo último Clarín publicó una nota donde anticipó que “el ejemplo de Venado Tuerto puede servir para frenar el coronavirus en Argentina”. A un poco más de un mes de esa nota, “el ejemplo” de nuestra ciudad se convirtió en uno de los pocos focos del virus en la provincia y día a día aparecen nuevos casos (aunque estamos lejos de lo que ocurre acá cerca, en Carreras). Pero además esta situación desnudó otras falencias estructurales que existen por acá.

Encima en la “ciudad ejemplo” el coronavirus se coló por un sanatorio, un lugar más que obvio. Así las cosas, a esta altura por lo menos se podría hablar de una mala praxis. La justicia será la encargada de investigar si además existió algún ilícito en la actuación de los responsables del nosocomio.

De hecho, la diputada provincial, Rosana Bellatti realizó la denuncia respectiva pidiendo que se le dé el mismo trato que a los anteriores casos de coronavirus en Venado Tuerto. La legisladora dio en el clavo cuando comparó lo sucedido con anteriores pacientes positivos de Covid, y en ese sentido vale la pena recordar que la Justicia, en una verdadera sobreactuación, decidió imputar como autor del delito de propagación de una enfermedad peligrosa y contagiosa; y hasta le dictó la prisión preventiva domiciliaria al segundo portador del virus en Venado Tuerto, que se había contagiado de su pareja, que a la vez fue la primera infectada. Detalle no menor fue que posteriormente, aunque se comprobó que esta persona rompió la cuarentena, no hubo propagación del virus a partir de él.

Una diferencia importante con el caso índice del médico del San Martín, que lleva hasta ahora 15 contagios. Pero a esto hay que agregarle que el daño colateral, ya que al imputado que se gana la vida limpiando vidrios de comercios y empresas le costó bastante lograr que alguien lo volviera a contratar.

Bares, gimnasios e interna entre gobernación e intendencia

Mientras tanto por decisión de la gobernación de Santa Fe, Venado Tuerto volvió a fase 3 y esto provocó la protesta de los propietarios de locales gastronómicos y de gimnasios (principalmente de los primeros).

De esta manera los dueños de bares y restaurantes acudieron a la sede municipal el último miércoles para pedirle al intendente Leonel Chiarella que interceda ante la Provincia para que les permitan volver a tener las puertas abiertas. En dicho encuentro, el mandatario les aclaró que no estaba de acuerdo con lo resuelto por la gobernación (también lo hizo públicamente) y elevó una nota dirigida al propio Omar Perotti pidiendo que revea la situación, nota que hasta ahora nunca tuvo respuesta. En tanto el jefe de Gabinete, Diego Milardovich, fue más allá y hasta destacó que impulsará una presentación ante la Justicia. 

Es que desde el Municipio creen que más allá del hecho fáctico de la existencia de casos, hay cierta animosidad de la Provincia hacia Venado Tuerto y por eso la decisión de volvernos a la fase 3.

Mientras, luego de haber aguantado dos meses y medio con las puertas cerradas, los gastronómicos advierten que “volver a cerrar las puertas sería catastrófico” y destacaron que los contagios que se produjeron en la ciudad no fueron en sus locales, ya que respetaron a rajatabla los protocolos.

De esta forma, los desesperados propietarios de bares y restaurantes (están haciendo malabares para poder mantenerse) culminan siendo involuntarios actores secundarios de “una batalla” que los excede. De hecho, el grupo de whatsapp propio es la base de operaciones cruzadas.

Las consecuencias

Por otra parte, el caos de Carreras más la situación de nuestra ciudad provocó que esta semana la Provincia decidiera “reforzar” al equipo epidemiológico en la región y sumó a Miguel Pedrola casi como un virtual interventor.

Y Venado pasó de ser “el ejemplo” a una ciudad en problemas, donde el foco del virus desnudó otras falencias estructurales que tenemos. Así con el sanatorio San Martín casi cerrado (se suspendió el servicio de guardia y el sector internación para nuevos ingresos) hoy prácticamente no hay camas para  nuevos pacientes. Es que sólo queda otro nosocomio privado (el Castelli) y el Hospital, que tuvo que hacerse cargo de los servicios que dejó de prestar temporalmente el San Martín. 

Mención aparte: a dos días del fallecimiento de Hermes Binner, vale la pena realizar nuestro homenaje recordando que fue él quien como gobernador tomó la decisión política de realizar un nuevo Hospital que reemplace al destartalado edificio centenario donde funcionaba anteriormente el “Alejandro Gutiérrez”. Sólo imaginarse la posibilidad de haber atravesado la actual situación de pandemia con el viejo hospital da escalofríos.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif