Mauro CamillatoOpiniónÚltimos días de una fría campaña: Caminando hacia la elección Primaria Abierta Simultánea y Obligatoria

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La caminata de los candidatos se repite, de hecho uno de los dirigentes que participa de este ritual me destacó hace un par de días que su espacio alcanzará a ir dos veces a cada hogar venadense.

A esta altura habría que preguntarse hasta donde este recurso culmina siendo útil cuando todos los sectores lo utilizan. Así las cosas pareciera que el efecto que se busca se culminará neutralizando. Claro está, el abc de los manuales de campañas políticas indican que si el otro lo hace es preferible también hacerlo, aunque finalmente culmine siendo una acción de  suma 0 (peor sería que la suma sea toda para el otro).

De todos modos la campaña, a pesar que ingresó a su última semana, inusualmente sigue fría, demasiado fría. Es más, la mayoría de los venadenses parecen ignorarla y ni siquiera es un tema que ocupe demasiado espacio en las mesas de café. Quizás tenga que ver que lo que se viene en los próximos días sea la Primaria Abierta Simultánea y Obligatoria (PASO) y que en todo caso ninguno de los espacios tenga competencia interna por la intendencia, aunque antecedentes de elecciones anteriores con el mismo sistema desmientan dicha explicación.

La crisis provoca que la verdadera preocupación de “la gente” pase por cómo llegar a fin de mes

Aunque la respuesta más certera tendría que ver con lo remarcado en la anterior columna en Venado 24, esto es: la crisis provoca que la verdadera preocupación de “la gente” pase por cómo llegar a fin de mes. Además a esta altura es más que obvio que un intendente y ni siquiera un gobernador tienen posibilidad de cambiar esta situación, lo máximo que podrían hacer es atenuar el impacto. La macroeconomía es cosa del gobierno nacional.

Cambio de agenda

De hecho otras de las consecuencias de la crisis, además de la ruptura de las mediaciones políticas que remarcamos en nota anterior, es el cambio de la agenda de campaña.

Cambio de agenda que complicó a candidatos que se subieron al discurso de la inseguridad como casi el único recurso para intentar cosechar votos. Es que cuando “es difícil llegar a fin de mes” la inseguridad pasa a un segundo plano.

Así de golpe dos de los principales candidatos a gobernador, Omar Perotti y José Corral, culminaron entrampados en su propio discurso. El primero ya comenzó a cambiar su argumentación y por lo tanto el eje de su campaña. A Corral no le quedaron demasiadas alternativas, porque al ser el representante del gobierno nacional se le culmina haciendo imposible mutar su discurso. (Su proyecto de cambiar la deuda de la Nación con la provincia por gendarmes culminó siendo un terrible despropósito en el medio de este contexto).

En lo local el que más sufrió las consecuencias del cambio de agenda es, paradójicamente, el Frente Progresista. Es que éste espacio, que a nivel provincial es el blanco de todas las críticas por el manejo de la seguridad, por acá tiene un candidato a intendente, Leo Chiarella, que comenzó haciendo alarde de sus denuncias contra narcotraficantes y subrayaba su intención de dedicarse al tema como una de sus principales propuestas.  Además el líder del espacio, el actual senador y candidato a la reelección Lisandro Enrico tiene una particular obsesión por dicha problemática.

Paréntesis aparte, es llamativo la escasa participación de éste último en gran parte de la campaña, aunque en los últimos días haya empezado a incrementar su presencia.

Mientras tanto con una importante inversión en publicidad desde el oficialismo local intentan aprovechar el momento, e insisten en sostener la necesidad de la experiencia para enfrentar la difícil coyuntura económica. “No es un momento para improvisados ni aprendices, sino para la experiencia que fuimos adquiriendo para acompañar a cada venadense en este momento”, dijo Freyre en el tardío acto de lanzamiento de campaña realizado dos semanas atrás.

Desde el oficialismo local intentan aprovechar el momento, e insisten en sostener la necesidad de la experiencia para enfrentar la difícil coyuntura económica

Lo cierto es que en el sprint final, como nunca, varios candidatos se vieron obligados a cambiar su estrategia de campaña.

Así a sólo siete días de la contienda electoral, habrá que esperar para visualizar hasta donde la a vertiginosa vida política argenta culmina repercutiendo en las elecciones santafesinas.

Aunque no hay dudas que quien mejor sepa interpretar el clima de época se quedará con la PASO, una encuesta de lujo de cara a lo que será la elección del 16 de junio próximo. Todavía queda mucho por caminar.

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter