Mauro CamillatoOpiniónSeguridad y tránsito, los principales desafíos de Perotti y Chiarella en sus primeros días de gobierno

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El fracaso de los diferentes gobiernos del Frente Progresista en la lucha contra la inseguridad fue sin dudas unas de las causas principales de la llegada del justicialista Omar Perotti a la gobernación de Santa Fe. De la misma manera el fracaso del justicialista José Luis Freyre en el ordenamiento del tránsito (sobre todo con las motos) en Venado Tuerto fue unas de la causas de su derrota y del triunfo de Leonel Chiarella.

De este modo, tanto Perotti como Chiarella saben que sus respectivos gobiernos serán evaluados según el éxito que tengan en ambos temas.

Bajar los índices de homicidios, el principal desafío de Perotti

El principal desafío para el actual gobernador de la provincia sigue siendo el bajar los alarmantes índices de homicidios y nada bien le está yendo al respecto si repasamos la ola de asesinatos que hubo en Rosario y en Santa Fe en los últimos días. Por eso, el rafaelino que realizó su campaña bajo el eslogan “paz y orden”, insiste en la necesidad de contar con la Ley de Emergencia en Seguridad como “una solución mágica” a todos los problemas. En realidad el flamante mandatario pretende una Ley de Emergencia que abarque todas las áreas, pero al encontrarse con la negativa de la oposición que tiene mayoría en la Cámara baja iría por lo menos por la de Seguridad, sabiendo que la sensibilidad que existe sobre el tema pondría a los diputados sobre la cuerda.

Los primeros pasos dados por el prestigioso Ministro de Seguridad, Marcelo Saín, por ahora, parecen fallidos. De nada les sirvió los relevos de jefes policiales, ni las bravuconadas lanzadas públicamente contra los mismos y tampoco seguir culpando a los anteriores gobiernos. Es que más allá que esto último tenga un alto grado de veracidad, el ministro sabe que de seguir así el tema, con el correr de los días el principal fusible va a terminar siendo él. “La gente” no entiende de políticas a largo plazo y pide resultados inmediatos, y por lo tanto culpar a los anteriores puede convertirse en un bumerán.

Por eso en las últimas jornadas, contradiciendo su aparente corpus ideológico previo, el mismo Saín tuvo que aceptar que su Jefe de Policía, Víctor Sarnaglia emitiera una nueva disposición que autoriza a los efectivos policiales a llevar “cartucho en recámara”; o sea, listo para ser disparado. Es más, culminó recurriendo al pedido de envió de integrantes de las fuerzas federales con el único fin de sumar más agentes en las calles, otro atajo ya tomado por la anterior administración que no culminó dando los resultados esperados (es más trajo algunas complicaciones con denuncias de abusos policiales varias).

De esta manera habrá que esperar para vislumbrar cómo sigue la historia, pero no hay dudas que la vara en el tema seguridad es muy alta para Perotti (el mismo se la impuso con sus declaraciones de campaña).

Perotti y el equipo de Seguridad juntos a intendentes de la provincia

Ordenar las motos, el desafío de Chiarella

Por su parte, Leonel Chiarella necesita imperiosamente bajar el índice de mortalidad por accidentes de tránsito en las calles de la ciudad.

Para él también la vara es alta, ya que si bien no fue el eje de su campaña, si fue uno de los temas principales. De hecho su proyecto denominado “Plan Moto Segura” que presentó conjuntamente con sus pares de bloque en el Concejo en el 2018 fue el que lo terminó catapultando como el candidato a intendente.

Pero además, el estudio exhibido el último 4 de diciembre por el Servicio de Clínica Médica del Hospital Gutiérrez confirmó con datos fehacientes varios “supuestos” que circulaban en la opinión pública local. Así, entre otras cosas, comprobaron que: nuestra ciudad tuvo en el 2018 un índice de mortalidad por accidente de tránsito por encima de la media provincial y nacional; en tanto la mayoría de los siniestros son protagonizados por motociclistas que no utilizan casco.

Por eso el reciente lanzamiento de la campaña de uso intensivo del casco es una importante apuesta de cara al futuro de la administración local. El mandatario lo expresó claramente en la conferencia de prensa: “Es necesario que los venadenses empecemos a tomar conciencia de la importancia de la utilización del casco. Es una decisión política tomada como gobierno y queremos que se vuelva una política de Estado, perdurable en el tiempo”. Recordando, además, que el 68 por ciento de las lesiones que sufren los motociclistas en accidentes son provocadas por la falta del casco.

Ahora habrá que ver si finalmente la campaña obtiene los resultados esperados. Por ahora, una nota del periodista Santiago Córdoba para Ver TV demostró que con decisión política se puede avanzar, apenas anunciadas las medidas una concesionaria de moto local indicó que tuvo récords de venta de cascos.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif