Mauro CamillatoOpiniónRelación de gobierno provincial y municipal con “teléfonos descompuestos”

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Lo ocurrido el sábado con el conteo de los casos de coronavirus en nuestra ciudad quizás sea un claro ejemplo de la relación entre el gobierno provincial y local.

Es que un par de horas antes que se emitiera el informe epidemiológico oficial de la provincia (siempre lo hacen a las 20.30) los periodistas locales nos enteramos que Venado Tuerto otra vez tenía récord de casos, ya que la cifra superaba por uno lo ocurrido el viernes y llegábamos a los 13 positivos.

Así las cosas mientras los medios locales empezaban a reproducir esa información, chequeada con fuentes oficiales provinciales, por acá los integrantes del Ejecutivo local empezaron a llamar a los teléfonos de los periodistas preguntándonos de dónde habíamos sacado ese dato.

Es que para el Municipio los casos confirmados el sábado eran solamente tres, la diferencia era demasiado importante.

La historia se zanjó a las 20.30 cuando en el habitual reporte oficial transmitido por la provincia confirmaron el anticipo de los medios de comunicación de la ciudad, los casos fueron finalmente 13.

Es decir, los periodistas teníamos un dato que las autoridades locales (incluidos los representantes del Ministerio de Salud provincial en la región) no tenían y esto no es la primera vez que pasa desde que comenzó la pandemia.

Teléfonos descompuestos

Hasta aquí el relato culmina demostrando algo que por aquí es por demás de visible, entre el Municipio y la provincia existen muy pocos vasos comunicantes. De hecho otro dato que hace visible dicha situación, es que desde que comenzó su mandato el gobernador Omar Perotti nunca pisó el suelo venadense y ni siquiera otra localidad del sur/sur provincial. Por ahora existe la excusa de la pandemia (aunque en otras localidades ya estuvo) o quizás como sucedió con anteriores gestiones peronistas (a excepción del segundo mandato de Jorge Obeid) al gobernador sólo lo veamos los 17 de agosto.

Es más fueron muy pocos hasta ahora los ministros que vinieron por acá y la mayoría de las veces lo hicieron en cortas visitas protocolares con escasas actividades (esta semana estuvo el ministro de Trabajo, Roberto Sukerman).

Todo esto además corrobora que el desmantelamiento de los Nodos no fue inocente y, a pesar de las críticas vertidas contra esas dependencias provinciales, hoy en tiempos de pandemia se redimensiona el valor de los mismos.

Ahora volviendo a lo ocurrido el sábado lo llamativo del caso es que los funcionarios municipales nos llamarán a los periodistas para consultarnos la fuente de información que teníamos para afirmar la existencia de 13 casos en Venado Tuerto. Nuestra repregunta fue: ¿por qué no llamaban ellos a funcionarios provinciales para consultar al respecto?. La respuesta fue con evasivas, pero parece que las respuestas a los llamados que parten desde Venado Tuerto no estarían existiendo.

¿Habrá una foto similar entre Perotti y Chiarella?

¿La provincia culmina en Rosario?

Mientras tanto en los últimos días Omar Perotti y Pablo Javkin sellaron un acuerdo para financiar la deuda que la Municipalidad de Rosario mantiene con la provincia. La foto del gobernador peronista y el más importante de los intendentes opositores circuló rápidamente por todos los medios de comunicación santafesino.

Hasta más de un editorialista rosarino se atrevió a anticipar que el acuerdo excede las actuales gestiones de ambos y que podría tener un fin electoralista. Más allá que es difícil imaginar a Perotti y Javkin en una misma boleta electoral, la historia reciente de los gobiernos peronistas en Santa Fe demuestra que la mayoría de los mandatarios provinciales de dicho signo político se preocuparon por tener una buena relación con los intendentes de Rosario, a pesar que siempre pertenecieron a partidos opositores (desde el 83 hasta ahora nunca hubo un intendente peronista en Rosario).

Claro está, que Rosario es la ciudad más grande de la provincia y como tal es la que más votante tiene, por lo tanto todos los gobernadores saben que necesitan tener una buena imagen por allí.

Coronavirus y después

Lo cierto es que por ahora más allá de la integración del Comité de Emergencia por Covid (COE) donde confluyen las autoridades locales y representantes regionales de la provincia, lejos está de existir una coordinación eficaz entre gobernación e intendencia.

No es la primera ni la última vez que hay disidencia sobre los casos contabilizados en la ciudad y en la provincia. Pero además llama la atención que desde la Casa Gris no mantengan informados a los representantes locales de las novedades sobre el tema.

Pero más preocupa aún, que más allá del coronavirus, la poca presencia provincial por acá.  De hecho ya advertimos que no existe obra pública provincial en Venado Tuerto y alrededores.

Otro claro ejemplo es el silencio con el caso Lucas Cabral, a pesar que varios dirigentes de nuestra ciudad integren el Ministerio de Seguridad de Santa Fe.

En definitiva es necesario y urgente reconstruir los lazos con el gobierno provincial, y más allá de lo que pasa en la Casa Gris, también es responsabilidad del Municipio local lograr ese cometido.

También podrían ayudar los dirigentes venadenses que integran el gobierno provincial, entre ellos el exintendente, José Luis Freyre. Si eso no sucede volveremos a quedar aislados y sufriendo las consecuencias de dicho aislamiento.

Es decir, es imperioso arreglar los teléfonos descompuestos que parecen que impiden una fluida comunicación entre el gobierno provincial santafesino y el venadense.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif