Juan MiserereOpiniónLas PASO en Venado Tuerto: desafíos, enigmas y un nuevo escenario electoral

Juan Miserere09/09/2021
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Las PASO de este domingo prometen escenarios parejos y resultados que pueden empezar a configurar a la política santafesina de cara al verdadero objetivo que es el 2023, cuando haya que elegir gobernador. Si bien hay 22 listas a senadores y 23 a diputados, con internas en seis frentes electorales, hay tres disputas que revisten verdadera trascendencia: las del Frente de Todos, Juntos por el Cambio y el Frente Amplio Progresista.

Las diferentes encuestas que circulan difieren sobre los ganadores y los órdenes de las listas (especialmente en JxC que tiene cuatro nóminas), pero todas coinciden en que los tres espacios mayoritarios tendrán contiendas que se definirán por escaso margen, tanto que al cierre de las campañas previo a la veda nadie se siente realmente ganador antes de contar los votos el domingo. Dicho sea de paso, desde la Cámara Nacional Electoral ya avisaron que habrá que esperar hasta después de las 23 para conocer los primeros cómputos oficiales.

En Venado Tuerto la situación es diferente. La campaña se transitó sin demasiadas estridencias ni propuestas resonantes, tanto es así que ni siquiera hubo cruces entre los candidatos. En esto contribuyó el escaso entusiasmo de la población, más preocupada en empatarle a la inflación de cada mes y en encontrar la salida de la pandemia.

Y si bien en estas PASO pareciera haber menos cosas en juego en la ciudad, el verdadero valor de lo que reflejen las urnas este domingo será la proyección hacia el 14 de noviembre, cuando se dé la disputa real por las cinco bancas en el Concejo.

El desafío oficialista

En el oficialismo reina la confianza, a pesar que necesita meter tres concejales para sostener la actual conformación legislativa. El debutante frente Primero Venado, que es el viejo Frente Progresista sumando a un sector del PRO y algunos independientes, seguramente será el espacio más votado (así lo marcan las pocas encuestas que han trascendido), pero el verdadero objetivo es mantener el actual bloque de cinco ediles.

Las cuentas que hacen desde San Martín y Marconi suman el rendimiento electoral que exhibió el Frente en los últimos años en la ciudad (aquella construcción de Lisandro Enrico de apelar a candidatos jóvenes que terminó en poco tiempo con Leonel Chiarella como intendente) y le añaden el aporte del PRO, que si bien a través de Verónica Ruiz incorpora a los sectores mayoritarios del macrismo vernáculo, también es cierto que el partido hace dos años no pudo retener la banca que ponía en juego.

Hace dos años, Darío Jeannot alcanzó la quinta banca en disputa con 5.500 votos; mientras que el oficialismo obtuvo 16.300 con Leo Calaianov (un 36 por ciento) y Cambiemos se quedó afuera con 4.700. Si la suma fuera lineal el objetivo de las tres bancas podría cumplirse sin zozobras, pero nunca hay que confundir a la política con las matemáticas.

La lista completa de Primero Venado.

Si se cumple la apuesta oficialista, ingresaría al Concejo un variopinto trío de radical, macrista y socialista, con Juan Ignacio Pellegrini, la mencionada Ruiz y Nahuel Pasquinelli, respectivamente. Sin internas, el objetivo para este domingo es lograr una cosecha de votos que le dé sustento a esa apuesta.

Como antecedente, la única vez en la historia reciente que un partido logró semejante cosecha fue en 2007, cuando el peronismo se quedó con tres de las cuatro bancas en juego (entonces ingresaron Bibiana Pieli, Gustavo Giner y Norma Orlanda), pero todavía no existía la boleta única y traccionó los votos José Freyre como intendente, cuando fue elegido por primera vez. El objetivo no es imposible para Primero Venado, pero tampoco tan sencillo como algunos lo sugieren.

José Luis Freyre y Sebastián Roma.

Las internas locales

En términos objetivos, las disputas internas este domingo se darán en tres frentes. Dentro del peronismo estarán en pugna las listas encabezadas por Sebastián Roma y Nicolás Villalba. La primera se referencia en la figura del exintendente José Freyre y es la que representa al oficialismo provincial; mientras que el dirigente de Unidad Ciudadana directamente apuesta a la identificación con Cristina Fernández de Kirchner.

Como en aquellos viejos cuentos, para el peronismo local hay una noticia buena y una mala: la primera es que solamente pone en juego una banca (se va Patricio Marenghini), pero la mala es que después de la derrota de 2019 -que representó la pérdida del gobierno en la ciudad tras 24 años- está en una etapa de reconstrucción y sufre la falta de volumen y entusiasmo de la militancia, como reconocen los propios por lo bajo. Demasiado acostumbrado a ser oficialismo, ahora el paraguas de la estructura municipal está en otro lado y eso se siente.

Nicolás Villalba busca el voto kirchnerista.

En Juntos por el Cambio hay tres listas con algunos nombres novedosos (Lorena Fredes, Luz Barraza y el más experimentado Daniel Facendini) que buscan hacer valer el peso del sello partidario y tienen como verdadero objetivo medirse en las PASO y quedar en carrera para las generales. El partido Unite también presenta dos listas (Martín Giménez y el mediático Jorge Ghío), cuyo mayor logro será superar el piso electoral exigido.

Candidatos locales de JxC con referentes nacionales y provinciales.

Sin internas pero con objetivos similares, aparece Soberanía Popular con la candidatura del docente Mario Sotomayor, espacio que básicamente busca traccionar votos para las listas provinciales de Mercedes Meier y Carlos Del Frade, y que tendrán plena conformidad si logran pasar a las generales.

Los enigmas

Después de muchísimos años, la ausencia de Liliana Rostom y su partido Nuevo Horizonte en la grilla electoral plantea la incógnita respecto a dónde se trasladarán esos votos. La legisladora, que en diciembre dejará su banca después de 12 años, hizo explícito su apoyo a los candidatos del gobernador Perotti en la provincia (Marcelo Lewandowski como senador y Roberto Mirabella como diputado), pero no respalda a ninguna lista a concejales. Al menos por ahora.

¿Podrán los espacios políticos debutantes captar parte de ese electorado? Con perfiles diferentes, Diego Milardovich y Ciudad Futura recorren ese camino. El exjefe de Gabinete que fue despedido por el intendente Chiarella en enero pasado guarda en común con Rostom la historia de haberse ido del oficialismo y la experiencia personal de gestión.

Laura Rodríguez y Diego Milardovich.

Milardovich levanta las banderas del Frente Progresista (aunque no pueda usar el nombre del espacio) y en una lista con mayoritaria presencia de socialistas enojados por el armado del oficialismo junto al PRO, busca dar pelea por una banca. Para salir victorioso en noviembre, el dirigente radical sabe que necesita tener un buen desempeño este domingo, con un piso de votos que lo ponga en carrera. Como dato, sumó a otro que sabe de alejarse de las estructuras grandes como Darío Jeannot, huérfano de lista tras la decisión de Franco Balzaretti de bajar a Venado Renace de la contienda.

Diferente es el recorrido de Ciudad Futura. Después de un fuerte trabajo militante de base durante cuatro años tomando el modelo que el partido desarrolló en Rosario, a partir de la figura de Bruno Taddia promete meterse en serio en la disputa por las bancas.

Bruno Taddia en el lanzamiento de Ciudad Futura.

Con un discurso progresista que intenta captar votos de socialistas y peronistas desencantados, pero también independientes como el característico votante de Rostom, Ciudad Futura hace además una fuerte apuesta por la identificación generacional, con candidatos y militantes predominantemente jóvenes. Al ser el debut en las urnas, hace que los propios integrantes de la fuerza hablen de “batacazo” en caso de acceder al Concejo. Pero la coyuntura podría jugarles a favor.

Concurrencia en duda

En las últimas PASO donde sólo se eligieron cargos legislativos (en 2017) votó el 71 por ciento de los venadenses, y hace dos años, en una elección más atractiva donde además se elegía intendente, el número de votantes en las primarias cayó al 66 por ciento. Así, las estimaciones sobre la concurrencia a las urnas no son demasiado alentadoras para este domingo entre la apatía general y la pandemia (se prevé que los adultos mayores en grupos de riesgo concurran en un porcentaje muy bajo).

En ese contexto, la ley electoral provincial establece que las listas necesitan sumar el 1,5 por ciento de los votos emitidos para llegar a las generales, conformando la lista definitiva de concejales a través del sistema proporcional D”Hont en caso de existir internas. Ese número en las últimas elecciones rondó los mil votos en la ciudad.

Con objetivos y realidades diferentes, cada una de las listas pone mucho en juego en las PASO venadenses, sabiendo que para pelear en serio en noviembre hay que salir airoso en septiembre.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif