CiudadMauro CamillatoOpiniónLa ruta del coronavirus en Venado Tuerto: preocupación y preguntas pendientes

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El coronavirus llegó a la Argentina el 3 de marzo, luego que se confirmara que el primer infectado era un hombre que arribó de Italia. Por acá, tardó unos días y fue el 25 de marzo último cuando nos enterábamos que el maldito virus había llegado a nuestra ciudad. El primer caso fue el de una mujer que concurrió a la ciudad de Buenos Aires  a despedir a su hijo que, conjuntamente con una delegación de 20 personas volvían a Alemania. Así rápidamente se logró encontrar el nexo epidemiológico en el contacto que había tenido la mujer con ciudadanos de Europa, que en ese momento era el centro de desarrollo de la pandemia.

Continuando con la misma ruta epidemiológica la pareja de esta mujer culminó siendo el segundo caso. Y a pesar de la sobreactuación de la justicia (fogoneada por la política), que hasta imputó y le dictó prisión domiciliaria a éste por la presunta propagación de una enfermedad peligrosa, no hubo más contagio.

El tercer caso que trascendió oficialmente el 2 de abril, en realidad luego fue atribuido a Mendoza, ya que se trató de un médico que reside en Venado pero se quedó internado en dicha ciudad. Posteriormente se confirmó que su mujer también estaba contagiada. De este modo, tampoco a partir de este caso se propagó el virus.

El quinto contagiado se conoció el 8 de abril y fue una persona de 50 años que había llegado del exterior  y se aisló rápidamente en su domicilio particular, por ende no contagió a nadie.

En tanto el 20 de abril le detectaron covid 19 en una pareja de joven con un viaje previo por Latinoamérica. A partir de este caso se disparó un foco que culminó con siete contagios entre familiares y personas cercanas.

En tanto, el 23 de mayo “un viajante” procedente de la Ciudad de Buenos Aires que estuvo en Venado Tuerto fue hisopado por personal de Salud Municipal en un hotel local y su análisis de Coronavirus dio positivo. A pesar de la paranoia pública que se disparó a partir que trascendiera el caso, tampoco hubo contagios.

Casi un mes después, el 28 de junio, a partir del médico pergaminense que atendió la guardia del Sanatorio San Martín se abrió una ruta de contagio que culminó con 15 enfermos, la mayoría de ellos personal de salud. El “foco” se apagó, por ahora, con el último caso reportado el 1 de julio que correspondió al  esposo de una médica del Sanatorio San Martín que días atrás había dado positivo y padre de la beba que también es portadora del virus. 

Así mientras desde el nosocomio tuvieron que salir a intentar  “apagar” el otro foco (el de los comentarios y versiones) en el otro sanatorio de la ciudad, ubicado a pocas cuadras, el último 3 de julio comunicaron que un paciente de 67 años que falleció luego de permanecer un par de días en terapia intensiva tenía coronavirus. Días después, el 8 de julio, detectaron el único contagio en una persona amiga del fallecido. En la oportunidad, hasta ahora no hubo contagio en el personal de salud, aunque todavía hay varios que permanecen en cuarentena.

Y como si faltara algo, el 6 de julio apareció el primer médico enfermo en el Hospital Gutiérrez, de este modo todos los nosocomios de la ciudad culminaron con casos. Aunque vale aclarar que el Castelli, hasta el momento, no tuvo contagios en su personal de salud.

El “foco” producido en el efector público (por ahora no se encontró otro nexo epidemiológico) provocó otros cuatro contagios, dos médicas, una enfermera y una niña de 5 años (hija de una de las médicas).

Mientras el mismo miércoles 8 de julio se confirmó como positivo el hisopado realizado a una mujer de 93 años que falleció el último lunes a las 6. Dicha mujer residía en un precario geriátrico en el cual luego se detectó un contagio en uno de los trabajadores del lugar.

Lo cierto es que con 36 casos oficialmente confirmados somos la tercera localidad con mayor contagio en la provincia, solo detrás de Rosario con 161 y la increíble Carreras con 57. Además de los siete muertos atribuidos en la geografía santafesina al covid 19, dos pertenecen a nuestra ciudad.

Así las cosas, a pesar que el infectólogo Miguel Pedrola (el actual encargado del tema coronavirus en la región) sostuvo que Venado Tuerto todavía no atravesó el famoso pico de contagios, según él infiere este podría llegar a fines de julio o principio de agosto, el dato más preocupante es que en los últimos días los únicos tres efectores de salud de la ciudad tuvieron que reducir su atención por tener personal médico contagiado o sospechoso de contagio (en el caso del Castelli).

De la misma manera, Pedrola insiste que no se puede hablar de circulación comunitaria del virus por acá, aunque sigue sin establecerse claramente el nexo epidemiológico de los casos surgidos en el Hospital a partir del médico infectado, ni de la persona fallecida en el sanatorio Castelli y tampoco el de la anciana de 93 años que murió en el nosocomio público.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif