Mauro CamillatoOpinión“La puerta giratoria” y el contundente informe del responsable de las cárceles santafesinas

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La nota lleva como encabezado la fecha del 31 de marzo, pero comenzó a circular en los últimos días. La firma, Darío Rossini, director general del Régimen Correccional de la provincia de Santa Fe y está dirigida a la excelentísima Corte Suprema  de Justicia, a los Colegios de Jueces, al Servicio Público Provincial de Defensas Penal y al Ministerio Público de la Acusación (MPA).

En la misma, el funcionario califica como “extremadamente critica”, la situación de “sobrepoblación penal en los establecimientos dependientes de este Servicio Penitenciario de Santa Fe”. A renglón seguido, acota que dicha situación “no permite disponer de espacios para continuar alojando detenidos”.

Y como si eso fuera poco, completó: “Los establecimientos se encuentran colmados y seriamente comprometidos respecto a la situación de sobrepoblación que presentan, esta situación conlleva una vulneración de derechos, al producir hacinamiento, obstaculizar el acceso a derechos básicos y profundizar las condiciones materiales en las que se desarrolla la perdida de la libertad y fundamentalmente poniendo en serio riesgo la seguridad de los establecimientos penales”.

De este modo, Rossini aporta datos certeros resaltando que: actualmente hay en las distintas unidades penitenciarias 7573 internos, cuando la capacidad máxima de alojamiento es de 5894. Y él mismo se encarga de realizar el cálculo para que no queden dudas: “Esto demuestra que actualmente la sobrepoblación penal existente en el Servicio Penitenciario es de 1561”.

Posteriormente, continuó describiendo la gravedad de la situación aportando otro dato inquietante, aumento de cantidad de internos según pasan los años: 2014: 3435 – 2015: 3788 – 2016: 4465 – 2017: 5082 – 2018: 5949 – 2019: 6453 – 2020: 6654 -2021: 7199 – 2022: 7523. E interpreta: “Esta variable, claramente se debe a que el promedio de ingresos mensuales por detenciones, duplico al de los egresos que se producen mensualmente, producto de libertades u otro tipo de egresos”.

La nota es extensa y abunda en pormenorizados datos unidad por unidad, pero además tiene una contundente conclusión: “La falta de espacio, es solo uno de los numerosos problemas que se ocasionan como consecuencia de la sobrepoblación, el exceso de detenidos respecto de los cupos disponibles también repercute en la calidad de la nutrición que se brinda a las personas privadas de libertad, en la limpieza de los espacios, en los cupos disponibles para realizar actividades dentro de los penales, en el servicio sanitario, en la atención por parte de los equipos criminológicos, movilidad para abordar traslados, recursos humanos para garantizar actividades, limitación de espacios para alojar detenidos y principalmente la seguridad de cada establecimiento, entre otros”.

Puerta giratoria

Lo cierto es que la preocupación del encargado de las cárceles santafesinas no es menor y muestra a las claras que el trillado y repetido discurso de la “puerta giratoria” está lejos de ser real. En todo caso, si nos atenemos a los datos, se podría inferir lo contrario. Aunque, la otra interpretación a realizar es que en realidad en la provincia faltan unidades carcelarias.

Como sea, volvemos a insistir, no hay dudas que con el discurso y/o políticas punitivas no alcanzan para paliar los problemas de inseguridad. En todo caso, es necesario comprender la complejidad del tema y, por lo tanto, abordarlo desde tal perspectiva.

En la nota de la semana pasada citábamos al fiscal regional Matías Merlo, quien expresó que “en un relevamiento realizado en el 2021 detectamos que, en la franja etaria de 18 a 25 años, de los 29 venadenses que se encuentran con condenas provisorias 27 tienen el secundario incompleto. A la vez de esos 27, 16 ni siquiera terminaron la primaria”.

Ahora habrá que sumarle a estas estadísticas los datos de los tres detenidos por el reciente y escabroso homicidio de Giovani Herrera León. Ninguno de ellos completó el ciclo secundario y uno, ni siquiera el primario. Además, tampoco tenían antecedentes previos, aunque a uno de ellos en la audiencia del viernes le sumaron un par de imputaciones de posibles delitos anteriores al homicidio del ciudadano colombiano.

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif