CiudadMauro CamillatoOpiniónPoliticaLa estrategia de Freyre en pos de la reelección: “Poner un huevo en cada canasta”

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

José Luis Freyre siempre fue un especialista en esto de “poner un huevo en cada canasta, lo hizo históricamente dentro del PJ, sobre todo cuando se acercan los procesos electorales, y esta vez no va a ser la excepción. De la misma manera, su otro habitual proceder es bendecir a todos (la famosa palmadita en la espalda, término que bautizamos en una vieja nota y que luego fue reutilizado por distintos dirigentes locales) los que quieran ser candidatos a concejales y por supuesto tributen a su aspiraciones a intendente.

De hecho esta manera de hacer política le permitió conservar la intendencia durante 12 años pero a la vez no le sirvió para poder dar un salto cualitativo a otras ligas mayores. Al respecto vale recordar su no demasiado exitoso paso por la presidencia del PJ provincial y las críticas suscitadas puertas adentro, que entre otras cosas provocó que hoy no exista un dirigente local de peso en la estructura de dicho partido y ni siquiera logró que uno de los suyos ocupe un escaño en diputados.

 Las colectoras de Freyre

Hace un año estábamos muertos, hoy estamos más vivos que nunca”, me dijo un dirigente cercano a Freyre. Esa visión por demás de optimista es la que en estos momentos impera en San Martín y Marconi, aunque por ahora no existe un dato objetivo que respalde dicha sensación. Lo cierto es que el oficialismo tiene experiencia en esto de levantar elecciones casi imposibles, sobre todo recordando lo sucedido en el 2015, claro que en esa oportunidad contó con la colaboración inesperada de la indómita Liliana Rostom. La misma que hoy necesitarían que se sume a la interna peronista para poder descontarle votos al enriquismo, aunque la líder de Nuevo Horizonte no cedió y ya aviso que irá por afuera con su partido local.

De este modo el freyrismo al no poder sumar a Rostom se conformó con Franco Balzaretti, previo costo interno por  incluirlo de nuevo en su gabinete, y elegiría abrir el juego con varias listas de concejales (algunas por fuera del PJ) que tributen a una sola candidatura a intendente. Por supuesto dicho candidato al Ejecutivo será el actual mandatario, a pesar que él mismo le dijo a varios de sus íntimos que no va a ser de la partida, pero seguramente “el clamor” de sus pares lo terminará convenciendo.

Así por ahora la estrategia para competir con el enriquismo es poner un huevo en cada canasta, claro que como sostuvimos en columna anterior en política 1+ 1 nunca es igual a 2.

Mientras tanto empiezan a rezar (y a operar) para que desde Cambiemos presenten una candidatura a intendente competitiva que le logre birlar algún que otro voto al radicalismo, aunque a esta altura (ver nota anterior en Venado 24 de Juan Miserere) los macristas venadenses no parecen haber aprendido de elecciones anteriores y  están más preocupados en seguir “lavando los trapos sucios fuera de casa” que otra cosa.

Las miradas hacía el enriquismo

Mientras tanto el freyrismo sigue “espiando” para ver que hace el radicalismo. Creen que si Lisandro Enrico es el candidato a intendente las posibilidades serán menores, por eso hoy apuestan a que finalmente (como todo parece) el elegido sea Leonel Chiarella. Así especulan que existe la posibilidad que la población desconfié en darle el apoyo a una figura tan joven para hacerse cargo de la intendencia.

Neo ya tiene su candidata a vicegobernadora, la actual diputada provincial oriunda de Coronda, Victoria Tejeda.

En tanto puertas adentro en el enriquismo parecen estar muy tranquilos y sienten que con cualquier candidato (Enrico, Chiarella o Juan Ignacio Pellegrini) se quedaran con la ciudad. Por sí acaso desde algunos sectores del centenario partido empujan a que sea finalmente el actual senador el candidato. Más allá que éste último insiste en su “patriada” para llegar a ser el precandidato a vicegobernador de la fórmula que encabezará Antonio Bonfatti. Opción que parece bastante difícil sobre todo si se lee entrelíneas las declaraciones del ministro de Seguridad de la provincial y líder del sector Neo en la UCR, Máximiliano Pullaro, en su paso del viernes por  Venado. Es que Pullaro esquivó de todas las maneras posibles dar su opinión al respecto y en todo caso al no enunciar su apoyo a la moción, lo que culminó haciendo es justamente “no apoyarla”. Es más parece que el Neo ya tiene su candidata para ese lugar y tal cual como requieren los socios socialistas será una mujer del norte santafesino, en este caso la actual diputada provincial oriunda de Coronda, Victoria Tejeda.

De todos modos, Lisandro Enrico parece seguir sin convencerlo la candidatura a intendente y en todo caso prefiere ir por la reelección como senador y guardarse un lugar importante para definir integrantes (ministros) de un posible futuro gobierno de Bonfatti.

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif