Mauro CamillatoOpiniónLa discrecionalidad, el tema de fondo detrás de la discusión por el federalismo

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

En los últimos días, el tema del federalismo estuvo en la boca de la mayoría de los dirigentes. Pero, a esta altura de las circunstancias, no hay dudas que los hechos demuestran que los mismos que reclaman “más federalismo” cuando llegan al poder no lo practican. Y esto tiene que ver con que el verdadero problema es la discrecionalidad en el manejo de fondos de nuestros gobernantes.

Es más, no solo la Nación practica tal discrecionalidad con las provincias, sino también lo hacen la mayoría de los gobernadores para con sus municipios y comunas. Santa Fe no es la excepción y Venado Tuerto y alrededores son un claro ejemplo de una región que sufre dicha discrecionalidad.

El reclamo de la Liga de Gobernadores

El reclamo por “mayor federalismo” no únicamente está en boca de los dirigentes opositores, sino también de los propios oficialistas. De hecho, la mayoría de los mandatarios justicialistas (o sea oficialistas ¿?) lo hicieron en la reunión inaugural de la Liga de Gobernadores llevada a cabo ayer sábado en Resistencia, Chaco.

Dicho sea de paso, el único mandatario peronista que no asistió al convite, ni envió representantes, fue el santafesino, Omar Perotti. Aunque, vale aclarar que el titular de Casa Gris en sus últimos discursos también venía reclamando “más federalismo”. Lo hizo el 15 de junio último en ocasión de la visita de Alberto Fernández a la ciudad de Santa Fe, y lo repitió en el acto central del Día de la Bandera en Rosario (al cual se ausentó el presidente), donde destacó que: “Después de 200 años, los argentinos seguimos siendo del interior con problemas y de capital con mejor vida. Lo digo con el deseo de que no se potencien desigualdades”, comentó el mandatario provincial”.

Claro, que el mismo 15 de junio fue Alberto Fernández el que sorprendió anunciando el pago de la histórica y millonaria deuda que tiene Nación con la provincia de Santa Fe por coparticipación. Quizás esa decisión, largamente esperada (en diciembre de 2015 la Corte Suprema de la Nación falló a favor de Santa Fe), sea lo que decidió a Perotti a no acudir al encuentro con los otros gobernadores.

Pero, más allá de esto, Santa Fe es claramente perjudicada en el reparto de fondos. Aunque, no es la única provincia en sufrir la discriminación central. De ahí, la necesidad de poner freno a la concentración de recursos en Buenos Aires y su conurbano.

Por eso, en la primera reunión de la Liga de Gobernadores los reclamos fueron varios: desde la falta de gasoil que sufre principalmente las provincias, la disparidad en el reparto de los subsidios a los servicios (transporte y energía) y hasta al manejo de los planes sociales. Así, en el comunicado final emitido señalaron: “Las provincias son preexistentes a la Nación, por lo tanto, exigimos ser partícipes ante decisiones que nos afectan”.

¿Y por casa cómo andamos?

Lo cierto es que como dijimos al principio de la nota, la discusión supera el tema del federalismo y debería hacer eje en la discrecionalidad de nuestros gobernantes. Discrecionalidad, que no solo se evidencia en el reparto desigual de fondos y obras desde Nación para con las provincias, si no también en lo que sucede por dentro de las mismas provincias.

De hecho, no hay que ser demasiado perspicaz para visualizar esta situación. Un claro ejemplo, aunque no es el más importante, fue la “archidenunciada” discrecional entrega de aportes realizada por el gobernador Omar Perotti, en el marco del Plan Incluir, al club Sportivo Norte de Rafaela (club del cual el mandatario, casualmente, es hincha). Sportivo Norte recibió desde diciembre de 2020 a mayo de 2022 la friolera de 173 millones de pesos.

Por eso, no hay dudas que nuestro pago chico, Venado Tuerto y la región, sufre esta discrecionalidad. Salvo la construcción y puesta en funcionamiento del nuevo y moderno Hospital Alejandro Gutiérrez, es difícil encontrar una obra pública importante realizada por acá. Eso sí, podríamos hacer una larga lista de obras reclamadas y necesarias, empezando con la más paradigmática que es la de la autopista de la 33. Es cierto que la misma se comenzó, pero a un paso lento y cansino, contrastando con lo que sucede con la obra en la 34 que, casualmente, pasa por Rafaela.

Una rápida lista a mano alzada: desvío de la ruta 8 (aunque a esta altura también deberíamos incluir su conversión en autopista), erradicación del basural a cielo abierto (con solo fondos locales es imposible de realizar a corto plazo), ejecución del proyecto del Área Recreativa Norte, corrimiento de las vías del ferrocarril que cruzan por el medio de la ciudad, entre otras.

Así las cosas, la gran problemática que sigue atravesando las distintas administraciones es la discrecionalidad en el manejo y distribución de fondos. Discrecionalidad, que se neutraliza, en parte, con dirigentes que lleven a cabo un fuerte poder de lobby. Más allá de algunos esfuerzos puntuales, Venado Tuerto y la región carecen de ese tipo de dirigentes, y eso se nota.

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif