Mauro CamillatoOpiniónInseguridad en Venado: duelos discursivos, disputas e intrigas palaciegas

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El ataque a la sede de Fiscalía y balaceras en los barrios ocurridas en la segunda semana del corriente mes semana fueron el corolario de una situación que se viene complicando desde hace tiempo. Situación que requiere de urgentes acuerdos entre la clase política y judicial para evitar que Venado Tuerto sufra consecuencias peores.

Claro, que por ahora lo que acontece es todo lo contrario ya que ambos sectores decidieron enfrentarse discursivamente y además existen operaciones cruzadas que empeoran el tema. Encima dicho enfrentamiento también ocurre entre la justicia provincial representado por el MPA y la justicia federal de Venado

Mientras tanto la población empieza a inquietarse porque “las balas pasan cada vez más cerca” y anticipan un escenario que es imperioso evitar.

Así las cosas las declaraciones de los últimos días, no hay dudas que  no contribuyen en nada.

Las quejas municipales

El  jefe de Gabinete de la Municipalidad, Diego Milardovich, fue el primero que encendió la mecha con sus declaraciones que apuntaron el fiscal regional Alejandro Sinópoli y al juez federal Aurelio Cuello Murúa. Así recordó que tanto el MPA como la Justicia Federal cuentan con múltiples herramientas para dar respuestas (Policía Federal, Gendarmería, PDI, etc) y que a pesar de eso no pudieron encontrar a los responsables de los tiroteos de la semana pasada. Y luego detalló que le llamaba la atención que el juez federal no haya recibido al intendente, Leonel Chiarella, que le viene reclamando una audiencia desde hace por lo menos 10 días. En tanto con el fiscal regional fue más duro aún, y tildó su accionar como vergonzoso haciendo eje en sus manifestaciones sobre la posibilidad que Venado se convierta en Rosario.

Por su parte, ese mismo día, pero por otro medio, fue el propio Chiarella quién echó más leña al fuego generalizando su queja sobre el proceder de la “justicia”  y eligió recurrir a un lugar común refiriéndose a la posible puerta giratoria de la justicia. “Vemos que la Justicia aún no tomó cartas en el asunto, no se dio cuenta de la realidad que estamos atravesando, ya que muchos delincuentes siguen entrando por una puerta y salen por la otra”, expresó.

En esa misma línea insistió en pedirle a “la justicia” que tenga un mayor compromiso y sorprendió salvando de la crítica a las fuerzas de seguridad “Nosotros desde el municipio hacemos nuestra tarea, lo mismo que la policía, pero solos no podemos, porque los encargados de librar las investigaciones y enjuiciar son los jueces. Tenemos que terminar con la impunidad, con este sistema en el que una persona está sentada atrás de un escritorio y parece no ver lo que vive la ciudad“. Y en tono autorreferencial continuó:“En lo personal vengo desde hace tiempo denunciando a quienes venden y distribuyen droga en nuestra ciudad y creemos que estos hechos podrían tratarse de una disputa de territorio como se viene planteando. De igual modo esta hipótesis debería ser ratificada por la Justicia, que tiene los recursos y organismos de investigación, como Gendarmería o Policía Federal. A esta altura, y con tanto personal a disposición, se debieran resolver estos conflictos y evitar así que la realidad se vuelva más compleja”.

Pero tras cartón reclamó que se cubran los cargos de fiscales que están vacantes. “Venado Tuerto debiera tener 12 fiscales y hoy en actividad hay apenas cuatro”, afirmó.

La respuesta de la Justicia

La contestación del lado de la tan criticada Justicia vino (por ahora) de parte del fiscal regional, Alejandro Sinópoli. La Justicia Federal eligió el silencio, y los jueces del fuero provincial estarían elaborando una nota de respuesta a los dichos de Chiarella, todavía faltaba la decisión sobre la posibilidad de hacerla pública o no.

Lo cierto es que Sinópoli fue quien más críticas recibió, sobre todo de Milardovich, y decidió salir a responder. Así entre otras cosas contragolpeó quejándose del silencio de la clase política ante el atentado a la sede del MPAEl atentado contra la sede de la fiscalía fue muy simbólico y nos llamó la atención que la clase política no haya estado presente“, sostuvo.

Y además defendió su comparación previa sobre la posibilidad que Venado Tuerto se convierta en Rosario debido al incremento de los enfrentamientos narco, y hasta sacó chapa resaltando que lo suyo “se convirtió en una premonición”, habida cuenta de los posteriores tiroteos y el atentado a la sede del MPA.

Para luego de expresar que no iba a confrontar con el funcionario municipal,  “porque ponernos a discutir en ese nivel solo favorecemos a los narcos”, aceptó que faltaban recursos “humanos y materiales” y aprovechó para  recordar queel narcotráfico es un tema del Juzgado Federal”.

Los “detrás” de los enfrentamientos

No hay dudas que hay preocupación en la clase política y también en la judicial por el incremento de los hechos de inseguridad, sobre todo por los enfrentamientos de bandas narcos que incluyeron balaceras.  Pero también como siempre sucede detrás estos enfrentamientos discursivos aparecen otros temas no menores.

Así los reclamos del nuevo gobierno municipal hacía la Justicia no son novedades, sobre todo si se tiene en cuenta la matriz ideológica de la cual proceden. De hecho el líder político del espacio, el senador Lisandro Enrico tiene una especial predilección por el tema seguridad y por ende de la justicia y que además su visión es principalmente punitivista al respecto. Es más, Chiarella repitió la principal muletilla del senador que varias veces adujo que hay que “terminar con la puerta giratoria de la justicia”. Una afirmación que es discutible si se tienen en cuenta los datos oficiales, el último informe de gestión del MPA provincial que da cuenta del periodo mayo 2018/ agosto 2019, muestra un incremento sostenible de las personas privada de la libertad (ver cuadro adjunto), de hecho los datos del 2020, todavía no difundidos oficialmente, siguen mostrando ese incremento. Pero, además hay otro dato visible que demuestra lo mismo, esto es el hacinamiento que existe en todas las unidades penitenciarias de la provincia.

Por supuesto que esto no quiere decir que no haya un grado impunidad importante, pero por lo menos pone en discusión una remanida frase que obtura posibilidades de un análisis más profundo sobre el tema.

También desde el Ejecutivo Municipal apuntaron principalmente al fiscal regional, Alejandro Sinópoli, algo que viene haciendo desde hace tiempo el propio Enrico. Es cierto que éste último deja bastantes puertas abiertas para las críticas y encima su “premonición” sobre la posibilidad que Venado debido al incremento de las disputa narcos se convierta en Rosario fue cuanto menos desafortunada y exagerada.

Pero detrás de toda esta discusión también se encuentra una disputa por un lugar muy requerido, esto es el puesto que hoy tiene Sinópoli. Es que a fin de año se culmina su mandato y aunque tiene posibilidad de renovar, son varios los que se postulan para el cargo. Cada postulante (hay por lo menos cuatro) tienen sus respectivas banca política.

En otro orden, aparece las diferencias entre la justicia federal y provincial (principalmente con la fiscalía), por eso Sinópoli se encargó de recalcar que el “narcotráfico es un tema federal (hoy desde la Fiscalía Federal respondieron con un importante procedimiento). Un dato no menor es que uno de los pocos fiscales que le quedan al MPA local, Mauro Blanco está atravesando un proceso en la Comisión de Acuerdos de la Asamblea Legislativa que podría culminar con su destitución. Proceso que tuvo como origen una investigación del fiscal federal de Venado Tuerto, Javier Arzubi Calvo, que descubrió una presunta relación “non sancta” de Blanco con un narcotraficante.

………

Lo cierto que este combo de duelos discursivos, disputas e intrigas palaciegas, no contribuyen en nada en la búsqueda de compromisos que permitan aunque sea ponerle coto a una situación que podría complicarse cada día más. Es imperioso y urgente construir acuerdos entre la justicia provincial, federal y la política en su conjunto para trabajar mancomunadamente en dicho objetivo.

 

Ver notas de opinión anterior relacionadas: 

Tiros, el espejo rosarino y el rol de la Justicia

Las balaceras en Venado Tuerto desnudan mucho más que la disputa narco

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif