CiudadMauro CamillatoOpiniónGonzález Fraga: su protagonismo en el caso Vicentín y en la quiebra del BID

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Nota publicada hoy en el diario La Capital traza un paralelismo entre el caso Vicentín y la quiebra del ex banco BID mencionando la participación  de Javier González Fraga como un protagonista estelar en ambos hechos.

Al respecto es imprescindible diferenciar que en el caso del banco venadense el reconocido economista tuvo un protagonismo “secundario” (eso no le quita la importancia) ya que fue contratado en julio del 95 como un asesor que venía a “salvar” una entidad que ya estaba cerrada.

Así, hay varios paralelismo más que pueden trazarse entre los dos casos (quedará para profundizar en otra nota), de hecho la estafa del BID fue por una cifra cercana a los u$s 1.ooo millones y hasta el momento era una de las más importante de la historia Argentina y ahora fue superada por Vicentín que involucra la friolera de u$s 1.350 millones. Ambos ocurrieron en la provincia de Santa Fe. Ambos implosionan en el contexto de los dos últimos gobiernos de raigambre neoliberal extremos ( Menem y Macri, respectivamente).

La participación de González Fraga en Vicentin 

Javier González Fraga es un protagonista no menor en la historia Argentina en las últimas décadas. Su CV entre otras cosas destaca que fue presidente del Banco Central de la República Argentina en dos oportunidades por primera vez en 1989 y luego entre 1990 y 1991 durante la presidencia de Carlos Saúl Menem, cargo al que renunció por diferencias con la política económica del gobierno. En el 2011 fue candidato a vicepresidente de la Nación en la fórmula que encabezó Ricardo Alfonsín y entre 2017 y 2019 fue presidente del Banco de la Nación Argentina (BNA).

De este modo fue en el periodo de él al frente del BNA cuando el endeudamiento de Vicentin con la entidad se convirtió en “impagable”.

Así según distintas crónicas, si bien la deuda de la empresa con el en el BNA se duplicó entre 2015 y 2019, pasó de US$ 150 millones a más de US$ 300 millones. La mayor parte de los créditos se sumó en el último año, con González Fraga al frente del BNA. Tan sólo en noviembre, recibió US$ 86,6 millones en créditos para prefinanciación de exportaciones, a razón de casi uno por día. Fueron 28 créditos sobre un total de 72 en el año. De esta forma, el 40% se aprobó pocos días antes de que la empresa se declarara en ‘estrés financiero’ el 5 de diciembre.  Lo cierto es que la deuda a febrero de este año de Vicentin con la banca pública llegaba a $ 18.182 millones.

Los montos de los créditos oscilaron entre US$ 1 millón a US$ 5 millones. Esa deuda en pesos se calculó con un tipo de cambio de $ 60 por dólar. Durante la gestión de Javier González Fraga en el BNA se autorizó la ampliación de los créditos, que llegaron a $ 18.000 millones. El ex funcionario activó un seguro del Banco para la cobertura de sus gastos de defensa en la causa penal, según publicó Ámbito.

Por otra parte, un dato no menor es que al mismo tiempo, el Grupo Vicentín, a través de tres empresas, fue el principal aportante de la campaña presidencial de Juntos por el Cambio en 2019: cada firma aportó $ 4,5 millones, dejando un total de $ 13,5 millones para las PASO. Ya en octubre, agregó otros $ 5,5 millones mediante Friar para las elecciones generales, según datos de la Comisión Nacional Electoral.

González Fraga en el BID

En realidad González Fraga tuvo su fugaz y polémico paso por nuestra ciudad cuando en Julio del 1995 fue presentado como el salvador” del ya caído Banco BID. “Si aguantaron 90 días, por favor les pido que aguanten 30 días más”, fue la desafortunada frase lanzada por el economista, que todavía hoy debe retumbar en los oídos de los desesperados ahorristas y trabajadores del ex banco.

Lo cierto es que su gestión en el BID, si bien no tuvo el protagonismo estelar que sí tuvo en el caso Vicentín, dejó por acá muy malos recuerdos. Así lo refleja la extensa nota que escribimos en el ya desaparecido Semanario La Ciudad el 17 de julio de 1995.

En aquella oportunidad, Javier González Fraga fue presentado con bombos y platillos en una conferencia de prensa desarrollada en el salón de reuniones de la Fundación BID (hoy sede del ANSES en VT). Lo flanqueaban el ex gerente del Banco Roberto Cataldi y el ex presidente del consejo de administración Miguel Arduino (ver foto) y fue exhibido como el nuevo asesor del BID para diseñar el plan de salvación, a la vez de encargarse de negociar con el Banco Central (BCRA), el Ministerio de Economía y con los posibles interesados en adquirir el banco comercial. El proyecto del economista proponía el desdoblamiento del Banco BID en dos entidades un banco comercial y otro de inversión. Además contemplaba la incorporación de un socio nacional o extranjero que se haría cargo del banco comercial.

En dicha conferencia de prensa González Fraga desplegó detalles del proyecto de salvación que supuestamente iba a solucionar la situación en “30 días” y proponía, entre otras cosas, la necesidad de que los ahorristas acepten la capitalización de un 15% y una reprogramación del 85% restante. Al respecto subrayaba: “más allá que sea justo o no para los ahorristas, yo creo que es absolutamente necesario que se produzca la capitalización”. Y sentenciaba “si alguno cree que no firmando la capitalización tiene más posibilidades de cobrar que consulte a un abogado”. El plan contemplaba, además, el cierre de sucursales y la reducción de personal.

Por su puesto, luego de dicha conferencia de prensa no hubo demasiada información y el futuro del BID por todos ya es conocido.

 

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif