Mauro CamillatoOpiniónElecciones en Venado: ¿quién va a ganar?

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El viernes Tribunal Electoral de la provincia oficializó en su web las listas habilitadas para participar de la Primaria Abierta Simultánea y Obligatoria (PASO) del 28 de abril, instancia previa a la elección provincial, municipal y comunal del 16 de junio, y ahora sí la campaña ya empezó.

Poco a poco cada uno de los candidatos en Venado Tuerto comienza a exhibir las cartas que “podrán sobre la mesa” para intentar ganar esta gran encuesta formal en la que se convirtió la PASO (sobre todo si se tiene en cuenta que en la categoría intendente en nuestra ciudad ninguno tendrá interna). Aunque, por supuesto el trofeo mayor estará en disputa el 16 de junio, fecha de la general.

Así las cosas el jueves y el viernes tuvieron lugar los dos primeros grandes actos de campaña en nuestra ciudad. El primero, la apertura de las sesiones ordinarias del Concejo con el discurso del actual intendente, José Luis Freyre, que sirvió a la sazón casi como el lanzamiento oficial de su intento de reelección. En tanto, ayer fue el turno del Frente Progresista, con el acto formal de presentación de candidatos en un Teatro Ideal que lucía completo. 

Lo cierto es que en lo local la expectativa se siente en la calle, de hecho la pregunta obligada que parece que todo periodista tiene la obligación de responder en cualquier espacio público (o virtual) es siempre la misma: “¿Quién va a ganar?”. Por supuesto nuestra rápida respuesta es: “no sé”. Y, tras cartón, rápidamente podemos observar la cara de incredulidad de nuestro interlocutor, y, cuándo no, hasta viene el reproche posterior tipo: “Lo que pasa es que vos no te la queres jugar”.

(…) la pregunta obligada que parece que todo periodista tiene la obligación de responder  en cualquier espacio público (o virtual) es siempre la misma: “¿Quién va a ganar?”. Por supuesto nuestra rápida respuesta es: “no sé”

Es que en el imaginario popular nuestra condición de periodista nos hace poseedores de una especie de “bola de cristal” que nos daría respuestas a las que el resto de las personas no podría acceder. Lo llamativo es que ese supuesto saber nos es conferido incluso hasta por los propios dirigentes políticos que competirán en la elección -aunque ellos nos pregunten casi a escondidas-. Claro que si les llegamos a responder que quien puede ganar es el adversario, seguidamente se vienen una serie de recriminaciones hacia nuestra supuesta imparcialidad en la lectura política.

De todos modos, haciendo un servicio público a todos pasados, actuales y futuros “preguntones”, viene bien hacer un breve racconto de las posibilidades de cada uno de los candidatos. Anticipando, eso sí, que de ninguna manera podemos predecir el resultado. Es decir, volvemos a no poder responder la clásica pregunta: “¿Quién va a ganar?”. Pido entonces perdón al lector por la decepción.

Aclaración importante, las listas oficializadas en la categoría intendente son seis: PJ Juntos (José Luis Freyre); Frente Progresista (Leonel Chiarella); Nuevo Horizonte (Liliana Rostom); Cambiemos Juntos (Daniel Fascendini); Unidos por mi Ciudad (Víctor Soria); Venado Cambia (Jorge Horacio Ghío). Por supuesto, por ahora, sólo nos referiremos a los tres primeros que son quienes tienen mayores posibilidades de ganar la elección, a no ser que ocurra “un milagro”.

Freyre: “Un animal político”

El actual intendente sabe que no la tiene fácil, su pobre performance en el 2015 (aunque la misma le permitió ganar igual) y la paliza que le dio el enriquismo en el 2017 en la legislativa son pésimos antecedentes.

La primera buena noticia fue que finalmente el postulante del Frente Progresista será Leonel Chiarella y no Lisandro Enrico. Ante este último, evaluaban desde el freyrismo, las chances de victoria eran menores. Mientras calculan que, más allá de los números que muestran las encuestas previas, una importante cantidad de ciudadanos desconfiará de la capacidad de Chiarella: sería demasiado joven para hacerse cargo del gobierno municipal.

Freyre decidido a ir por la reelección, se presenta en todos los eventos posibles

Aunque vale recordar que Venado ya tuvo intendentes jovenes. Por ejemplo, el radical Ernesto De Mattía se alzó con el gobierno a los 33 años. Sin ir tan lejos, el mismo Freyre tenía solo seis años más (37 en ese momento) que el ahora postulante opositor cuando fue electo por primera vez intendente.

Mientras tanto, Poroto decidió jugarse todo y multiplicó sus apariciones públicas, sabiendo que la posible reelección depende exclusivamente de él. Es que su principal fortaleza es su condición de líder carismático (Max Weber dixit). Pero a la vez dicha condición, paradójicamente, es su principal debilidad ya que no permite que nada crezca a su sombra. De hecho, a pesar de sus continuas alusiones al respecto, no logró que ninguno de los jóvenes que lo rodean pueda tener su propio recorrido político. Es más, como fue de alguna manera el caso de Patricio Marenghini, él mismo con sus decisiones culmina opacándolos o dándoles tareas que los terminan perjudicando en sus posibles posicionamientos futuros.

Su principal fortaleza es su condición de líder carismático (Max Weber dixit). Pero a la vez dicha condición paradójicamente es su principal debilidad ya que no permite que nada crezca a su sombra

(Aclaración aparte, por más que presente a la lista de concejales oficialistas como “jóvenes”, los tres primeros integrantes ya no lo son tanto, son todos apenas sub 40).

De la misma manera su carisma tampoco le sirvió para trascender las fronteras venadenses, aunque logró ser presidente del PJ a nivel provincial y supo tener una aceitada relación con la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Hoy, a pesar de ser uno de los pocos intendentes de ciudades importantes que tiene el peronismo a nivel provincial, no consiguió “colar” uno de los suyos en la lista de diputados del peronismo (la venadense Paola Bravo, segunda en la lista de Perotti, no pertenece al freyrismo).

Más allá de esto, todos reconocen en Freyre, hasta sus contrarios, que es “un animal político” y que cuando “sale a la cancha” sus chances se incrementan. De todos modos, el desgaste de sus tres mandatos consecutivos es evidente y se le va hacer difícil mostrar algo nuevo que le permita mejorar sus posibilidades. De hecho, las dos últimas presentaciones realizadas con “bombos y platillos” fueron muy pobres.

(…) todos reconocen en Freyre, hasta sus contrarios, que es “un animal político” y que cuando “sale a la cancha” sus chances se incrementan

La inauguración de la pileta del CIC, aunque es loable y destacable la idea de la construcción del natatorio en la poblada zona sur de la ciudad, para un Municipio de la magnitud del nuestro este tipo de obras (de una inversión menor) tendrían que ser habituales y no una excepción. Encima, no llegaron a terminarla para el comienzo de la temporada de verano y lo hicieron sobre su cierre.

De igual manera la última presentación de la oficina municipal de Gobierno Abierto, a pocos meses de terminar su mandato parece extemporáneo y hasta fue blanco fácil de crítica de aquellos que no les convence la creación de nuevas estructuras en la administración pública.

Se suma (o más bien resta) a esto la ajustada billetera, que tendrá que dedicar mayormente a reforzar la asistencia en los barrios, sobre todo por el lamentable contexto nacional. Esto no le permitirá a Freyre prometer o realizar “grandes obras” antes de junio. Y las que están en marcha, como la Planta de Residuos, no podrá adjudicársela por completo, ya que sin el aporte provincial habría sido imposible de realizar. Y ni hablar de la retrasada reestructuración de la calle Belgrano (merece otra nota este tema).

Al fin y al cabo a José Luis Freyre no le queda otra que recurrir a su carisma, su omnipresencia en todo evento público, sus palmaditas por aquí y por allá y, principalmente, su trabajo barrial (último reducto del freyrismo). Al respecto un claro ejemplo de esto es lo sucedido en las últimas elecciones vecinales, siendo los únicos barrios en que perdió el oficialismo aquellos pertenecientes al centro.

“Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”

A pesar de sus solo 30 años de vida, Leonel Chiarella tiene mucho camino realizado en esto de la política. Desde su militancia en Franja Morada en la Facultad de Derecho de la UNR, su paso como secretario del entonces vicegobernador Jorge Henn, hasta su presente como concejal de Venado.

A pesar de sus 30 años, Leonel Chiarella, tiene mucho camino realizado en esto de la política

Uno de sus principales atributos es ser un caminante, es que el enriquismo, mucho antes que el macrismo ponga de moda los famosos timbreos, se dedicó a recorrer casa por casa toda la ciudad una y otra vez. Tarea que realizan no sólo en época de campaña sino en todo momento.

La habituales recorridas de los enriquistas se potencian en épocas de elecciones

Esto de “caminar” por las calles de la ciudad no es nada nuevo, pero lo que diferencia la metodología del “timbreo” a las famosas reuniones vecinales que utilizaban otros grupos (el oficialismo por ejemplo) es que no se necesita de la mediación de los “punteros” de barrios, que son quienes organizaban dichos encuentros.

Así el contacto logrado cara a cara (sin intermediarios) sumado a un importante machaque en los medios de comunicación tradicionales y en las redes sociales colaboraron para la rápida instalación del joven dirigente.

De todos modos no hay duda que el “aura” (y el dedo) de Lisandro Enrico fue el principal componente para que sea el elegido como el candidato a intendente del grupo.

Pero quienes lo conocen además sostienen que Leo tiene y tuvo siempre su cuota de suerte. Estuvo en el momento y el lugar  adecuado para ser el marcado por el senador como el candidato a concejal del 2015: siendo su primera postulación, cosechó la friolera de 18 mil votos.

Leo tiene y tuvo siempre su cuota de suerte. Estuvo en el momento y el lugar  adecuado para ser el marcado por el senador como el candidato a concejal del 2015: siendo su primera postulación, cosechó la friolera de 18 mil votos.

Chiarella y quienes lo rodean saben que con estos atributos no le será suficiente para alzarse con la intendencia y que tendrán que trabajar mucho para lograrlo.

A pesar que las encuestas previas marcan una diferencia a su favor importante con el actual intendente, estas también indican que éste último no está muerto, ya que le otorgan cerca de un 30%, cifra para nada despreciable para alguien con el desgaste de las gestiones. Pero además, la condición de “animal político”, que hasta los opositores le reconocen a Freyre, más la posesión del aparato municipal (aparato que toma mayor dimensión en época de crisis) hacen que por ahora todo este lejos de estar decidido.

Rostom, ¿la tercera en discordia?

El caso de Liliana Rostom es para un análisis aparte, estuvo a punto de quedarse con la intendencia en el 2015 (ganó la Primaria) pero el caso Aldasoro más el arrollador aparato municipal, la dejó con las ganas.

Rostom confía en el contacto directo con los vecinos para sumar votos

Hoy luce con menos fuerza, sobre todo porque ese episodio la dejó marcada. Pero además cuenta con una estructura menor comparada con la que tienen Freyre y Chiarella (aparato municipal y del senador Enrico, respectivamente). Menor estructura, que significa por supuesto billetera mucho más flaca.

Rostom cuenta con una estructura menor comparada con la que tienen Freyre y Chiarella (aparato municipal y del senador Enrico, respectivamente)

La líder de Nuevo Horizonte confía que su impronta de siempre le sirva para estar en carrera, por si acaso ya sale por los barrios con su mesita de siempre para dialogar con la gente (una de sus virtudes es la empatía que cosecha en el contacto cotidiano).

De todos modos va a tener que esforzarse para no quedar en el medio de la posible polarización entre Freyre y Chiarella. Al respecto, los otros dos sectores están esperando los resultados de las Primarias para luego intentar seducir a Rostom para que se sume a su espacio.

Va a tener que esforzarse para no quedar en el medio de la posible polarización entre Freyre y Chiarella

Por eso hoy los otros dos candidatos se cuidan de tratarla lo mejor posible y no decir nada en contra de la indómita legisladora local. Es más en plena campaña se va a escuchar, llamativamente, más de una alabanzas de sus competidores.

No hay duda que la también ex funcionaria municipal la tiene difícil, pero ella misma en la presentación de su lista advirtió: “En el 2015 con nuestros pocos recursos salimos primeros, ahora la situación puede ser distintas pero siempre vamos a seguir dando sorpresas”.

…..

En síntesis, querido lector (o preguntón), si esperaba que le dijéramos quien va a ganar la elección, por aquí no encontró la respuesta. Los periodistas tenemos mayores posibilidades de acceso a cierta información pero por ahora seguimos sin tener “la bola de cristal”.

 

 

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter