Mauro CamillatoOpiniónChiarella, sus primeros cambios en el gabinete y sus consecuentes cimbronazos

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Servicios Públicos históricamente es el área más complicada del Municipio y esto es, principalmente, porque Venado Tuerto es una ciudad urbanísticamente desprolija debido a su crecimiento realizado bajo escasos parámetro de planificación. Pero, además su territorio es extenso y está formado en gran parte por caminos rurales.

Por supuesto a esto hay que agregarle que en todas las administración locales, Venado Tuerto no es la excepción, el personal de dicha área es el mayoritario (por acá son más de 600 empleados) y además siempre son considerados como los más díscolo (esto lejos de ser una caracterización negativa podría ser hasta un virtud, según como se lo interprete)

Así  las cosas no sorprendió que el primer cambio de gabinete que tuvo que realizar el novel intendente Leonel Chiarella, en plena pandemia fuera justamente en Servicio Públicos. Y es que ya los reclamos empezaban a atestar el contestador de LT29 y principalmente las redes sociales. De hecho, el concejal Darío Jeannot se hizo eco de dichas protestas y pocos días atrás sostuvo que existía “un abandono del Municipio en materia de servicios públicos”, sobre todo en los barrios más alejados. Algo parecido habían planteado en febrero los también ediles opositores, Patricio Marenghini y Liliana Rostom (justamente estos dos últimos fueron responsables del área en anteriores administraciones)

Un área complicada

Las distintas gestiones que pasaron por el municipio venadense siempre tuvieron claro que Servicios Públicos es fundamental y que de su buen o mal manejo depende su futuro político.

Por eso quienes tuvieron éxito al frente del área y salieron airosos fueron pocos, es más desde la vuelta de la democracia se recuerda especialmente el paso por allí de Santiago “Yaco” Kovasevich (en el gobierno de Ernesto De Mattía) y también de Liliana Rostom (gestión Roberto Scott).

Después hay ejemplos de funcionarios que fueron eyectados del lugar poco antes de los procesos eleccionarios. El caso más cercano fue el de Juan Vidal, que en abril del 2015 fue reemplazado luego que el entonces intendente José Luis Freyre perdiera las PASO con Liliana Rostom. En dicha ocasión, su reemplazante fue, ni más ni menos, que el ex mandatario Roberto Scott. Los acontecimientos siguientes son conocidos, finalmente Freyre logró revertir la elección, aunque hubo otro factor que tuvo mayor preponderancia para que ello suceda, el recordado affaire Rostom/ Carlos Aldasoro.

De la misma manera, un joven dirigente como Patricio Marenghini, que aparecía con un futuro político prometedor, fue fagocitado en su paso por el cargo. De hecho, posteriormente hizo una pobre elección como primer candidato a concejal del, en ese momento, oficialismo y luego cuando nadie lo anticipaba perdió en su disputa interna dentro del PJ por la candidatura a senador departamental con la presidenta comunal de María Teresa, María Cristina Gómez.

Los cambios

Lo cierto que tal como lo contamos en nota escrita por Juan Miserere  en Venado 24, el último miércoles, Chiarella tuvo su primera “mini/tormenta” interna luego que decidiera a expensa de la sugerencia de su jefe de Gabinete, Diego Milardovich, hacer cambios en Servicios Públicos.

Así, desde la semana pasada el nuevo responsable de tal complicado sector es el ascendente Sebastián Rosati, quien hasta el momento se desempeñaba como coordinador de gestión en la Jefatura de Gabinete. Aunque por ahora el nombramiento no es formal, ya que se encuentra vigente la ordenanza de austeridad impulsada por propio intendente que prohíbe nuevos nombramientos hasta el 30 de junio.

Rosati, adquirió relevancia y espesor político en el gabinete, luego que fuera quien “dio la cara” para enfrentar la protesta de los vecinos del asentamiento Villa Moisés en la sede municipal.

Cabe recordar que hasta ahora, el organigrama municipal contaba con Alberto Armas como responsable de la Secretaría de Infraestructura, de donde se desprendía la Subsecretaría de Obras y Servicios Públicos, a cargo de Sergio Fernández Carballo. Y por debajo suyo, con funciones más específicas, estaba Dardo Catramado como director de Servicios Públicos.

Así ahora, la Subsecretaría de Obras y Servicios Públicos se dividió en dos, quedando la primera a cargo de Fernández Carballo y la segunda para Rosati. En tanto, Catramado salió de Servicios Públicos y pasó a la Dirección de Medio Ambiente.

Por su parte, dentro de Servicios Públicos, quién asumirá mayores responsabilidades Guillermo Kovacevich, (estaba trabajando como coordinador en el taller de Maestranza). Éste último tiene la particularidad que es sobrino del recordado Yaco Kovasevich (el ya nombrado líneas atrás que fuera encargado del área en épocas de De Mattía)

Reposicionamientos e internas

De este modo, en épocas de pandemia, Chiarella acertadamente decidió no esperar más y realizar cambios con el objetivo de intentar mejorar  la presencia en las calles y la prestación de servicios que son básicos y los primeros que suelen despertar cuestionamientos de los vecinos cuando no se dan las respuestas esperadas.

Mientras tanto, como siempre sucede cuando ocurren estos movimientos, puertas adentro del gabinete se sintió el cimbronazo y más de uno andaba refunfuñando en los pasillos de Marconi y San Martín. El obligado uso del barbijo colaboró para que lo que se dice en voz baja se escuche aún menos.

Por su parte, el jefe de Gabinete Diego Milardovich se mostraba con “el pecho inflado” por haber logrado su cometido.

Ahora habrá que esperar para saber si esta “mini interna” (todavía no da para calificarla como una verdadera interna) termina diluyéndose o provoca nuevos capítulos en la gestión de Chiarella.

Esto recién empieza y joven mandatario tiene la posibilidad de demostrar su temple y su muñeca política.

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif