Mauro CamillatoOpinión: El Centro Cultural como nueva excusa para la pulseada entre el freyrismo y el enriquismo

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Por Mauro Camillato

La pulseada política entre el enriquismo y el freyrismo  tuvo la primera novela en el 2018 con las idas y vueltas en el proyecto de refacción del Centro Cultural Municipal. Es que desde ambos bandos están empecinados en imponer su propuesta y en aparecer como los “triunfadores” en cualquier contienda.

La trama comenzó cuando desde el Ejecutivo se decidieron (luego de mantenerla oculta por un prolongado tiempo) a sincerar la situación del Centro Cultural Municipal y elevaron al Concejo un pedido de autorización para contraer un crédito de 6.2 millones con el fin de encarar la refacción del deteriorado edificio. (Dicha asistencia financiera la brindarían dos instituciones locales: 3 millones a Cooperación Seguros y  3,2 millones en al banco Credicoop).

Ante esta propuesta los tres concejales enriquistas (Leonel Chiarella, Santiago Meardi y Juan Ignacio Pellegrini) tiraron un globo de ensayo que luego les saldría de la mejor manera presentando una propuesta diferente pidiendo utilizar el Fondo de Obras Menores (FOM) 2017 para realizar la refacción. De esta manera, justificaron, que el Municipio se ahorraría 3 millones de pesos en intereses.

Por supuesto, para el freyrismo nada peor que el enriquismo tomé la iniciativa y salieron espantados a responder que la propuesta era imposible, sobre todo por los tiempos buracráticos que demanda el pedido de los FOM. De la misma manera se expresó el sorpresivo nuevo aliado municipal, el actual presidente del legislativo, Fabián Vernetti, quien tildó el proyecto de sus pares del Frente Progresista, como inviable. Es más luego fue más duro aún y les pidió que expliquen su propuesta y los acusó entre otras cosas de montar un show.

20180116_102748_resized

La respuesta radical no se hizo esperar y armaron una conferencia de prensa en conjunto con el coordinador del Nodo 5, Diego Milardovich, quien afirmó que la proposición de los concejales radicales para remodelar el Centro Cultural contaba con el aval del gobierno provincial y que podrían hacerse con el fondo por medio de la excepción en muy poco tiempo.

Claro, que para no darles “ganada” del todo la contienda desde el Ejecutivo elucubraron otra opción que fue la de proponer que se apruebe el proyecto radical pero con el agregado que de todos modos insistirán con el crédito para comenzar la obra de remodelación de Centro Cultural Municipal. “Nosotros creemos en la palabra pero por si acaso abrimos el paraguas, por eso pedimos agregar un artículo donde se establezca que se cancelará el crédito una vez que llegué el dinero del Fondos de Obras Menores”, sostuvo la legisladora oficialista, Débora Domínguez.

El jueves fue el día D y previo a la sesión extraordinaria del Concejo donde se trataría el tema,  las negociaciones y debates fueron álgidos.  Los concejales radicales querían que se apruebe el proyecto sin incluir el crédito y los oficialistas con su nuevo aliado, Vernetti, pedían sumar el préstamo de todas maneras. La decisión de Liliana Rostom (que cambio de posición durante la misma mañana) y de los ediles macristas lograron sumar los votos suficientes para que la opción radical se imponga y eso hizo que ante la segura derrota freyristas, todos culminaron apoyando la opción.

1d47edd0-dcfe-487b-bc29-aa18f565e492

Pero el intendente se guardaba otro “as en la manga” y obsesionado por no darle semejante triunfo al enriquismo en la primera pulseada política del comienzo del 2018 decidió llamar al propio gobernador Miguel Lifschitz  para solicitarle un adelanto de coparticipación. Y además especulando con la sesión del Concejo dio la orden a sus legisladores que la atrasen lo que más puedan (hasta intentaron que se postergué para el lunes) con el fin de poder anunciar el acuerdo con Lifschitz antes que trascienda el “triunfo radical”. Por eso insólitamente llamó a una conferencia de prensa pasadas las 13 provocando que algunos periodistas que estaban en la sede de Vías y Obras tuvieran que trasladarse hacía el Municipio y escuchar la flamante novedad.

A esta altura de la historia Freyre y los suyos lo único que los movía era el empecinamiento en no darles todos los laureles a los jóvenes concejales radicales. Aunque vale aclarar que dicho adelanto de coparticipación no alcanza para cubrir toda la obra, y si o si tendrán que recurrir a los FOM.

De todos modos quedará pendiente la pregunta sobre porqué el Municipio no se le ocurrió antes realizar el pedido del adelanto de coparticipación para hacer la obra.

FREYRE

Lo que se viene

No hay duda que en la realpolitik venadense la polarización entre el freyrismo y el enriquismo seguirá siendo el común denominador en todo el presente año,  siempre mirando el 2019.

Por lo tanto, novelas como está se vivirán seguramente en el futuro cercano. La novedad parece ser los cambios de roles de los diferentes actores.  El que más sorprendente e inimaginable solo poco tiempo atrás, es el del flamante presidente del Concejo, Fabián Vernetti. Es que hasta no hace mucho solo nombrar al concejal socialista en los pasillos de San Martín y Marconi era casi un pecado. Hoy parece el principal aliado municipal.

Vernetti parece comenzar a seguir los pasos de varios de los pasados presidentes del legislativo local procedentes de la oposición, esto es luego de ser ungidos se acercan al oficialismo de turno. Un par de ejemplos al respecto: alguna vez pasó con Haydee “Chola” Guaci con el entonces intendente, Ernesto De Mattía; luego lo mismo pasó con el radical Delfor Hernández y más cercano en el tiempo está latente lo sucedido con Carlos Díaz Vélez.  Pero además Vernetti también puede culminar imitando a Roberto Meier, alguien al que él se enfrentó en el pasado dentro del socialismo (también entre otras cosas se le discutía al Tío su acercamiento al oficialismo municipal)  y que culminó provocando el corrimiento del éste último del  partido de la rosa. Todos esos concejales con mandato cumplido: Guaci, Hernández, Díaz Vélez, Meier; nunca más lograron obtener un cargo electivo. Y en algunos de los casos, directamente quedaron afuera de la política.

Mientras tantos los demás actores incluyendo a macristas y a la líder de Nuevo Horizonte, Liliana Rostom, tienen que esforzarse para no quedar pegados en esta pulseada entre el enriquismo y freyrismo.

Ahora solo resta esperar que otro tema provocará una nueva novela, que rol ocupará cada uno de los actores (¿habrá más sorpresas?) y en todo caso quien lograra imponerse en una pulseada que tendrá su claro final en las elecciones del 2019.

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter