Mauro CamillatoOpinión: Bonadio se inmiscuyó en la campaña venadense

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Por Mauro Camillato

“En cierto modo las modernas campañas  presidenciales concluyen antes de empezar“, dijo alguna vez Paul Felix Lazarsfeld en su célebre texto La campaña electoral ha terminado. El reconocido sociólogo nacido en Viena, pero que realizó la mayoría de su producción en EEUU, ya en 1940 sostenía dicha aseveración tratando de explicar que las elecciones quedan decididas por los acontecimientos que tienen lugar antes de la campaña y no durante la misma.

Por eso, cuando en la turbulenta semana que pasó el intendente local, José Luis Freyre, acusó a los enriquistas de anticipar el período preelectoral tal vez no se equivocó, de hecho todos los espacios políticos a esta altura de la circunstancia viven en un estado de campaña permanente.

Freyre comenzó enfrentando la turbulencia con cierta posición ofensiva, por lo menos así lo fue ante las declaraciones del jefe de la Unidad Regional VIII de Policía, Marcelo Oscar Gómez, mandándolo a caminar las calles, como el desafortunado posteo en Facebook (exhibiendo una antigua foto del intendente junto a Amado Bouduo el día que a éste último le confirmaron la condena) del titular del Nodo 5, Diego Milardovich. Pero la ecuación cambió cuando los concejales radicales: Leonel Chiarella, Juan Ignacio Pellegrini, Santiago Meardi; realizaron una conferencia de prensa para anunciar que realizaría un pedido de informe por la imputación que el mandatario recibió del juez Claudio Bonadío.

20180815_104235

Es que no hay explicación posible que le permita salir airoso en el medio de una causa de acusación de un acto de corrupción, más allá que tenga los papeles necesarios y que sea evidente que en la Planta de Residuos de Venado se invirtieron mucho más de 2 millones de pesos, que es la cifra que pone en duda Bonadío. Pero encima menos lo ayudó que el juez sea el mismo que el de los famosos cuadernos, a pesar que la causa que lo involucra nada tiene que ver con ese tema.

De nada sirve que “grogui” empiece a “tirar piñas a diestra y siniestra” intentando asestar un golpe que revierta la situación. En la historia del boxeo sólo recuerdo una situación similar ocurrida en  la pelea de junio del 2011 entre Jorge “Locomotora” Castro y John David Jackson. Claro que Freyre está lejos de poder emular a Castro (por lo menos por ahora).

El osado policía y el desbocado titular del Nodo

Fue raro que Marcelo Gómez lanzará semejante aseveración sobre un mandatario sin que luego sufriera las consecuencias. Cómo también es extraño que lo realice sin el beneplácito o permiso del Ministerio de Seguridad provincial. Es que existe un acuerdo no escrito que dice que nunca un jefe policial debe inmiscuirse en cuestiones políticas y menos aún responderle a un intendente de esa manera.

Sin embargo las declaraciones del titular de la Unidad Regional VIII pasaron de largo sin que reciba, por lo menos de manera pública, la reprimenda de algún funcionario provincial. Más llama la atención  el tema, teniendo en cuenta que hasta no hace mucho el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, tenía una buena relación con el Ejecutivo local.

38653468_678274692505649_4211634974723407872_n

Por su parte, lo de Milardovich no sorprendió a nadie, ya que el ex presidente comunal de San Eduardo tiene sobrado antecedentes con sus virulentas respuestas ante las “quejas” al gobierno provincial de cualquier dirigente municipal. Pero en esta ocasión perdió las formas y su posteo en la red social fue bastante inoportuno. Sin embargo tan o más desatinadas fueron las respuestas del secretario de Gobierno municipal, Jorge Lagna o del director de Formulación y Evaluación de Proyectos, Germán Mastri, que casi como novatos políticos cayeron en la provocación y lo único que culminaron haciendo es ser funcional a los deseos de Milardovich y que el posteo se viralice aún más.

Las consecuencias de la imputación de Bonadío

No hay duda que el primer gran error de Freyre y cia fue no informar la imputación de Bonadío y que en dicha calidad testificó el último 31 de julio. Es cierto que el golpe hubiera existido igual y  por lo tanto también iba a tener que salir a dar explicaciones al respecto (en política no hay nada peor que tener que salir a dar explicaciones luego de una acusación). Pero no es lo mismo anticiparse y anunciarlo desde el Municipio que posibilitar que lo culminen haciendo los concejales opositores.

El error comunicacional fue carísimo y es difícil dar vuelta el parecer de la opinión pública cuando se intenta ocultar una información. También es cuanto menos inocente pensar que en plena era de la comunicación iban a poder mantener el secreto al respecto.

A partir de ahí toda respuesta es casi en vano, como también lo es acusar a la oposición de anticipar la campaña. “Es una absoluta inconciencia que los dirigentes estén pensando en las elecciones del 2019 o estén tratando sacar ventajas cuando estamos en la cubierta del Titanic y estamos viendo cómo llegamos a buen puerto”, dijo Freyre en ocasión de la entrega de aporte para la planta nueva de residuos  frente al  gobernador Miguel Lifschitz y el propio Lisandro Enrico.

Pero la campaña para las próximas elecciones ya empezó hace rato, a pesar que todavía no existe certeza sobre quiénes serán los candidatos a la intendencia local, o como sostuvo Lazarsfeld: “Concluyó antes de empezar”.

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter