Mauro CamillatoOpiniónLas chances del oficialismo venadense en el escenario preelectoral: “la crisis como una oportunidad”

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La crisis es una oportunidad es una de esas viejas frases hechas que deberían desterrarse. Lamentablemente una crisis es justamente eso: “una crisis” y excepcionalmente conlleva a una oportunidad. Pero, lo que es certero es que “las crisis” en un escenario preelectoral provocan cambios difíciles de predecir.

De hecho los argentinos podemos surtirnos de nuestra historia para corroborar como las crisis, fueron solo eso, y en todo caso se salió tenuemente de ellas en segmentos breves de tiempo y luego volvimos a otra crisis (a veces hasta más profunda).

Los datos oficiales que se difundieron en los últimos días, según los cuales tenemos un 9,1 % de desocupación y un índice de pobreza del 32% y un el 6,7% de indigentes corroboran que hoy nos  enfrentamos a una nueva y profunda crisis. Encima nada hace pensar que algo pueda mejorar al corto plazo, sino todo lo contrario. Sobre todo escuchando las declaraciones (a esta altura casi autistas) de Mauricio Macri, quién ratificó una y otra vez las políticas económicas vigentes.

La crisis está (aunque a esta altura podríamos decir que los argentinos vivimos en crisis)  y vino para quedarse por un tiempo.

Rupturas de mediaciones políticas

Una de las principales consecuencias de la crisis en las democracias liberales y representativas (además de las evidentes) es la ruptura de las mediaciones políticas. Dicha ruptura en épocas preelectorales provoca a la vez que el escenario se torne impredecible.

Por eso a tres semanas de la Primaria Abierta Simultánea y Obligatoria (PASO) del 28 de abril, acá en el pago chico la situación, por ahora, es de incertidumbre.

De hecho en una primera lectura la crisis debería provocar una caída de los votos que irían a Cambiemos, pero a esta altura ni siquiera hace falta dicha situación en nuestra ciudad para que esto suceda, ya que los desaguisados del macrismo por acá ya llevan bastante tiempo y  exceden al contexto nacional. Así en dicho espacio hay varios sectores (por lo menos cuatro) con posiciones irreconciliables, que tuvieron como consecuencia que hoy se presenten dos listas a concejales y un solo candidato a intendente, Daniel Facendini, que es ninguneado por el oficialismo local del partido (hasta José Corral, el aspirante a la gobernación esquiva nombrarlo). A la vez uno de sus reconocidos dirigentes (ex titular del Anses y ex candidato a concejal) Darío Jeannot, decidió armar una lista por afuera con un partido vecinal. El papelón es tan importante que va a ser difícil ver a la casi segura triunfadora en la interna a concejales del espacio, Viviana Downes, acompañar luego al propio candidato a intendente.

Para el oficialismo local “la crisis” podría culminar siendo una oportunidad. Es que en estas situaciones el Estado cercano, la Municipalidad, culmina siendo el refugio al que recurren aquellos que más sufren.

La crisis como oportunidad

Contrariamente a lo que sostuvimos al principio para el oficialismo local “la crisis” podría culminar siendo una oportunidad. Es que en estas situaciones el Estado cercano, la Municipalidad, culmina siendo el refugio al que recurren aquellos que más sufren. Y no hay duda que la administración actual ha demostrado tener ciertas virtudes al respecto. Todavía en los venadenses queda el recuerdo de la crisis del 2001 (por ahora, con algunas diferencias sustanciales con la actual) cuando el actual intendente, José Luis Freyre junto a los entonces concejales, Domingo Savino  y Roberto Meier se pusieron sobre los hombros el trabajo para evitar que la repercusión en nuestra ciudad sea menor que en otras localidades.

Solo hay que darse una vuelta por la sede de Acción Social en calle Sarmiento para ver cómo se incrementó la cantidad de gente que recurre en busca de alguna ayuda.

No hay dudas que ese escenario, paradójicamente, de alguna manera podría beneficiar a José Luis Freyre en el medio de un proceso preelectoral. De hecho en los pasillos municipales ya detectaron dicha oportunidad y en la campaña hacen eje en la necesidad de la experiencia para afrontar estos momentos, achacando una y otra vez la condición de “joven” y por ende de inexperto de Leo Chiarella (principal contrincante para el oficialismo).

En los pasillos municipales ya detectaron dicha oportunidad y en la campaña hacen eje en la necesidad de la experiencia para afrontar estos momentos, achacando una y otra vez la condición de “joven” y por ende de inexperto de  Leo Chiarella

En el 2017 íbamos a visitar casas en los barrios y no echaban, hoy nos reciben con los brazos abiertos”, me dijo uno de los tantos dirigentes freyristas que salen a timbrear en estos días ejemplificando cómo cambio el clima de época. Enunciado en el cual se basan en el oficialismo para demostrar que aún “están en carrera” y que pueden remontar los casi 7 mil votos de diferencia que les sacó en las legislativas del 2017 el Frente Progresista.

Como sea la crisis puede jugar un papel muy importante en el escenario preelectoral venadense, aunque por ahora todo es incertidumbre.

 

 

 

 

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter