Mauro CamillatoOpiniónAcuerdo entra Nación y Provincia, ¿una oportunidad perdida para Venado Tuerto?

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Pasaron 12 años del aquel gran acto institucional en el que el entonces gobernador Hermes Binner junto a los exmandatarios, Jorge Obeid y Carlos Reutemann, llevarán el reclamo ante la Corte Suprema de la Nación por la retracción de fondos de la coparticipación que Nación realizaba injustamente a Santa Fe. Aquella actitud, de un verdadero estadista como fue Binner, se cerró con el anuncio del último miércoles del actual gobernador Omar Perotti y el presidente Alberto Fernández. Las diferencias entre las formas de ambos actos son por demás de elocuente, un gobernador que sumó a sus predecesores de otro partido político, y un actual que decidió concurrir en absoluta soledad y sin consulta previa a la legislatura.

Más allá de lo expresado, el acuerdo era muy esperado por toda la dirigencia de la provincia de Santa Fe, incluido los mandatarios locales que se verán beneficiados con el ingreso de una remesa de fondos que podrían ser utilizados para realizar añoradas obras públicas. Sin embargo, no fue menor la frustración de estos últimos luego de conocidos los detalles del acuerdo. Es que no habrá pago “contante y sonante”, sino en bonos a diez años.

Hay un sentimiento generalizado en todo el arco opositor, e incluso en el mismo justicialismo, de gran preocupación. Lo que debería haber sido un día de alegría, termina en una gran preocupación por la forma y el contenido de este acuerdo”, expresó el intendente venadense Leonel Chiarella a Venado24.

Un dato no menor es que de los $151.800 millones que la Nación abonará a la Provincia, a Venado Tuerto le correspondería una cifra cercana a los $300 millones. Claro, que pagado en bonos en una economía por demás de inestable como la Argentina (por más que los bonos sean ajustables por CER) lo importante del importe se culminará diluyendo en el tiempo. Además, esos bonos habrá que conseguir como negociarlos.

De hecho, el propio Perotti y el ministro de Economía provincial, Walter Agosto, informaron que Nación pagará en los primeros dos años el 34% de la deuda total, representando ese monto $50 mil millones más actualización del CER.  En tanto, en cuatro años se llegará al 55% ($32 mil millones también sin CER) y en seis al 73% ($27 mil millones) y recién se terminará de pagar en diciembre de 2031.

También, aclararon que podrán utilizar los bonos como garantía para obtener financiamiento, y/o para licitar obras públicas, mientras exista interesados en cobrar con esos instrumentos financieros.

Pero, para la oposición política provincial lo más grave del acuerdo fue la aceptación de Omar Perotti, sin ninguna consulta previa, de permitir que la Afip se quede con el 1,9% de los fondos que la Provincia recibe de coparticipación -son aproximadamente $8.000 millones al año-. De tal forma que, el economista, Pablo Olivares (exfuncionario del Ministerio de Hacienda provincial durante las tres gestiones del Frente Progresista, actual asesor del diputado provincial Maximiliano Pullaro y habitual consultor de la gestión de Venado Tuerto), señaló: “Fuimos a cobrar y quedamos debiendo”, y reveló que “el gobierno de Santa Fe acepta cobrar de Nación $151.800 millones en bonos y pagarle a Afip más de $8.000 millones anuales a perpetuidad”.

Al respecto, desde la Casa Gris salieron a explicar que Santa Fe es la única provincia que no realiza este aporte y que, por ese motivo, se ve privada de información crucial que maneja la Afip sobre los contribuyentes santafesinos. Así, agregan que contar con estos datos permitirá elevar la recaudación y cubrir con creces los 8.000 millones con los que se quedará la Afip.

De todos modos, la argumentación de la Provincia, no conformó a dirigentes opositores, y Chiarella advirtió que, junto a otros mandatarios locales, evalúan realizar una nueva presentación ante la Corte Suprema de Justicia. “En caso que el acuerdo sea homologado, este 1,9 por ciento que pagará Santa Fe motivará que los municipios recibamos menos coparticipación de lo que veníamos recibiendo. Mientras nos dan unos bonos a largo plazo que no sabemos cómo vamos a cobrar con una gran imprevisibilidad en el contexto de la economía nacional”, argumentó.

¿Una oportunidad perdida? 

Así las cosas, lo que se presentaba como una oportunidad para la Municipalidad de Venado Tuerto, hoy según remarcó Chiarella, finaliza convirtiéndose en “preocupación e incertidumbre.

Es que, a pesar de que hoy la administración local se encuentra en una situación financiera óptima y hasta superavitaria, es muy complicado con fondos propios llevar a cabo obras de consideración. Sobre todo, tal como sostuvimos en nota anterior, en una ciudad que sigue sufriendo la discrecionalidad en el manejo y distribución de fondos de la Nación y de la Provincia.

Por eso, la noticia de la manera en que la Nación pagará la histórica deuda, por ahora, parece ser otra nueva oportunidad perdida.

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif