Mauro CamillatoOpiniónEspeculaciones e interrogantes sobre la posible visita de Alberto Fernández a Venado Tuerto

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La posible visita presidencial pautada para el jueves ubica a Venado Tuerto en un lugar de excepción entre las pequeñas/medianas localidades del país. Tendremos el privilegio de haber contado con la presencia de los últimos tres mandatarios durante el ejercicio de sus funciones. Encima, el anterior, Mauricio Macri, vino dos veces. Sin embargo dicho privilegio, por ahora no ha significado que tengamos beneficios palpables como ciudad. Es más, hasta se podría decir que todo lo contrario, es difícil visualizar obras públicas de importancia realizada por el gobierno nacional por acá. Y hasta podríamos sostener que seguimos ninguneados en ese aspecto, solo hace falta ver lo que pasa con la novela de la obra de la autopista de la 33. Prometida por varios de los mandatarios que estuvieron por acá.

Pero más allá de todo esto, tendremos que esperar para poder confirmar definitivamente la llegada de Alberto Fernández el próximo jueves. Por ahora, los representantes del semillero, Syngenta, están preparando todo para recibirlo y también se sumaron los propietarios de Corven que empezaron las tratativas para lograr que el presidente “se dé una vuelta” por alguna de sus fábricas. Estos últimos, si finalmente cumplen su cometido, también serán unos privilegiados, consiguiendo que los tres últimos mandatarios recorran sus instalaciones.

Fernández en campaña presentó el plan “Argentina contra el hambre” y aludió a la propuesta del Ceo de Syngenta 

Ahora bien, todavía no sé develó cuál es el verdadero motivo de la visita a la planta ubicada en la ruta nacional 8 km. 372, aunque es conocida “la buena relación” que el mandatario nacional tiene con los directivos de la empresa. Un dato no menor, el gerente general de Syngenta para Latinoamérica Sur, Antonio Aracre antes que asumiera el actual presidente, fue quien propuso donar el 1% de la facturación de las empresas del sector agrícola como estrategia para combatir el hambre. Además integra la Mesa del Hambre (sería bueno conocer que fue de dicha Mesa).

Historia de las visitas de presidentes a Venado Tuerto

Lo cierto es que este “privilegio” de recibir tres presidentes seguidos en nuestra ciudad no es algo que se haya repetido en la historia.

De hecho el primero (aunque vale la pena recordar que lo hizo en calidad de presidente de facto) que visitó Venado Tuerto fue el general Edelmiro J. Farrell. El dictador llegó el 9 de mayo de 1946 para participar de la inauguración del Colegio Nacional en la calle San Martín al 300 y fue recibido por el entonces Intendente Municipal Miguel Tonelli.

Foto gentileza web de E. E. S. O. N° 446

El acontecimiento fue relatado por el recordado historiador venadense José Favoretto en su libro “Mi ciudad, tu historia, tu vida, tu gente”. Y agrega un dato de color que demuestra el desconocimiento de la ciudad del titular de la Casa Rosada: “Como anécdota corolaría a este trascendental episodio vivido en Venado Tuerto se consigna que el general Farrell era portador de 800 paquetes de golosinas que pensaba distribuir entre los chicos venadenses en la creencia que con esa cantidad satisfacerla a todos, pero convencido que más de 3.000 eran los asistentes de ese núcleo menudo de la sociedad y comprobando que no podría satisfacerlos a todos, le dio un poco de vergüenza, valga el término explicando excusas, guardó los 800 dulces paquetes y un comentario lleno de evocación quedó flotando en el ambiente”.

Pasaron 27 años para que llegara otro mandatario a Venado Tuerto, en este caso nuevamente fue un presidente de facto, el general Alejandro Agustín Lanusse, quien el 10 de junio de 1972 llegó para inaugurar la actual sede del Colegio Nacional.

Foto gentileza web de E. E. S. O. N° 446

La anécdota sobresaliente de dicha visita fue la destacada actitud del entonces rector de la institución, el profesor Eduardo Juan Chort, quien no aceptó recibir la escuela de manos de un presidente de facto; por tal motivo fue representado en el acto  por la profesora Alicia Miguel.

Posteriormente, el 26 de abril de 1984 en ocasión de la celebración del centenario de Venado Tuerto, arribó Raúl Alfonsín (primer presidente democrático que visitó la ciudad). Alfonsín junto al gobernador, José María Vernet y el intendente Ernesto De Mattía, encabezaron los actos realizados en la plaza San Martín.

Foto gentileza: Archivo Histórico Digital de Venado Tuerto/ fondo: Semanario La Ciudad

Por supuesto, el expresidente exhibió en la oportunidad sus dotes de orador y en un recordado discurso destacó: “Los hombres que hace 100 años empezaron a construir esta hermosa ciudad no pusieron en marcha, seguramente, dotes sobresalientes. No eran héroes, ni mártires, si superdotados. Llegaron a esta tierra con el propósito de poner en marcha un futuro a través de un repertorio de principios, de valores simples, sencillos: la honradez, el trabajo, el amor y la solidaridad. El mejor homenaje que podemos brindar a esos hombres es pensar en todo lo que hemos de poder hacer los argentinos también con un repertorio de valores sencillos: afianzar nuestra propia esperanza en una tarea permanente”.

Foto: Archivo Histórico Digital de Venado Tuerto/ Fondo Semanario La Ciudad

Por su parte, el 13 de marzo de 1994 pasó por acá el entonces presidente, Carlos Menem. En realidad el riojano aterrizó en el Aeródromo Tomás B. Kenny, para rápidamente trasladarse a Murphy donde se desarrolló la muestra ExpoChacra. De todos modos, lo recibieron en tierras venadenses  el gobernador, Carlos Reutemann y el intendente local, Ernesto De Mattía; y se lo declaró “Huésped de Honor de la ciudad”.

Menem repitió la visita en su segundo mandato, el 15 de noviembre de 1996,  cuando encabezó el acto de adjudicación de 210 viviendas del Banco Hipotecario Nacional, realizado en el gimnasio del Club Olimpia. Lo acompañaron el gobernador Jorge Obeid y el  flamante intendente Roberto Scott (había asumido un año antes).

A su vez, el 20 de noviembre del 2003 al mediodía fue el presidente Néstor Kirchnner quien aterrizó  con el Tango 10  en el aeródromo local para rápidamente abordar un helicóptero y partir hacia la localidad de Rufino para encabezar el acto de apertura de sobres de licitación de obras en la Laguna La Picasa. Acá fue recibido por el mandatario provincial, Carlos Reutemann; el gobernador electo, Jorge Obeid y el intendente, Roberto Scott. Kirchner hasta tuvo tiempo para dialogar brevemente con la prensa que se acercó al lugar.

De todos modos, fue Cristina Fernández la segunda mandataria democrática que estuvo en Venado Tuerto para encabezar un acto oficial. En este caso fue el 5 de octubre del 2011 cuando en la planta de Corven Motos presentó el denominado Plan Estratégico 2020.

En el recordado acto la presidenta apareció acompañada por: José Ignacio de Mendiguren, titular de UIA; los ministros Julio de Vido (Planificación) y Amado Boudou (Economía), además de varios gobernadores, sindicalistas e importantes empresarios nacionales y locales. También estuvieron presentes, el gobernador Hermes Binner (que en una lamentable y repudiable acción resultó abucheado por los fervorosos militantes) y el intendente, José Luis Freyre.

En su prolongado discurso de casi 50 minutos, Cristina dijo, entre otras cosas, que no creía en el “Estado empresario“, pero sí defendió la intervención pública en la economía. Propuso superar las antinomias “mercado interno-mercado externo” y “campo-industria”. No hubo anuncios específicos para Venado Tuerto, a la que definió como “parte del país profundo”.

El 8 de enero del 2016 fue la primera visita del presidente, Mauricio Macri para encabezar el acto de firma de acuerdo con beneficios para el sector lechero en  la sede de Escuela Salesiana Don Bosco de nuestra ciudad. Además anunció que su objetivo es “correr” la ruta 8 del ejido urbano de Venado Tuerto y realizar la obra de la autopista en la 33 antes del 2019. No hace falta recordar que ninguno de los anuncios se convirtieron en realidad. También quedó para el recuerdo su fugaz paso por el Centro Agrotécnico Regional (CAR) donde “tiró” un par de pasos de baile ante el insistente pedido del público asistente.

El 24 de abril del 2019 Macri repitió su arribo a Venado Tuerto. En realidad, llegó a la región para dirigirse al tambo de la estancia Santa Isabel, ubicada a la altura del paraje Santa Emilia, donde se reunió con productores lecheros de la región.

De regreso de la estancia, el helicóptero presidencial sorprendió al aterrizar en el predio que ocupó unos años el Club Sportivo Avellaneda, en la zona de Chapuis y Huhn, donde abordó una camioneta que lo trasladó hacia una fábrica de aberturas y viviendas premoldeadas ubicada en el barrio Malvinas Argentinas. Allí  sorprendió a los propietarios y empleados con una de sus ya clásicas visitas, que quedó registrada en las redes sociales oficiales.

¿Por qué Syngenta?

De este modo, la posible llegada de Alberto Fernández anticipada por Venado24, se convertiría en otro importante acontecimiento histórico para nuestra localidad. Sobre todo porque, tal como dijimos líneas atrás, sería el tercer presidente que viene por acá en ejercicio de sus funciones.

Mientras tanto, todavía no hay certezas sobre el motivo del arribo del presidente, y ni siquiera los representantes locales de Syngenta saben a qué viene.

Aunque, no hay dudas que el gobierno nacional tiene una aceitada relación con la empresa que actualmente pertenece principalmente al grupo de capitales chinos ChemChina (la adquirió en el año 2017 por unos u$s43.000 millones de dólares). Aunque permanece con su sede central en Suiza.

Fue en 2018, cuando el grupo ChemChina adquirió a Cofco International (otro grupo chino) la semillera Nidera por una cifra cercana a los u$s3.000 millones. Justamente, en la planta que históricamente perteneció a dicha empresa en la ciudad es donde tiene previsto llegar Alberto Fernández.

De hecho, en la sede sobre la ruta 8 están realizando importantes inversiones, debido a que en el lugar concentran una considerable cantidad de actividades posterior a la decisión de cerrar el año pasado una de las tres plantas que tenía anteriormente Nidera en el país. Dicha planta estaba ubicada en la ruta 88, entre Pinamar y Otamendi (provincia de Buenos Aires)  y funcionaba desde 1992. Por tal motivo dejaron en la calle a 70 personas, despidieron a 21 empleados fijos y no renovaron el contrato a 49 trabajadores.

Aracre en la reunión de la Mesa del Hambre

Pero eso no es todo, ya que de a poco Syngenta va asentando su posición dominante. Es líder en producción de agroquímicos (tiene el 20% del mercado) y en el sector semillas es primera en girasol, segunda en maíz detrás de Dekalb (de Bayer) y segunda también en soja, detrás de la argentina GDM (Don Mario). En enero, ChemChina se fusionó con la también china Sinochem para formar el flamante Syngenta Group.

En los últimos cinco años una serie de fusiones provocó que el sector se vaya concentrando más aún, ya que el control de la comercialización de insumos agrícolas quedó en manos de cuatro empresas. Además de Syngenta Group, están la alemana Bayer, que compró Monsanto en 2015; Corteva, resultado de la fusión entre Dow y Dupont en 2017; y la alemana BASF.

De todos modos, como también ya sostuvimos líneas atrás, en la posible (sigue siendo posible hasta que se concrete) llegada de Fernández mucho tiene que ver la relación personal con el CEO de la empresa Antonio Aracre. Es más el último 22 de agosto ambos tuvieron un encuentro en donde el empresario le aseguró al presidente (según contó en nota posterior a la reunión difundida en la web Bichos de Campo) “que el peronismo no puede estar peleado con el agro”. En ese sentido agregó: “Porque si hay un sector que genera producción, trabajo y divisas es el agro, y el peronismo se define como un partido que valora la producción; entonces no puede haber grieta entre peronismo y agro. Eso, de alguna manera, lo tienen que resolver. Y lo que siempre produce esa grieta son las retenciones. Casualidad o no, pocos días después fue el ministro de Economía, Martín Guzmán anunció la reducción temporaria de tres puntos en los derechos de exportación.

Eso no fue todo, porque el mismo Aracre confesó que le realizó otras sugerencias al presidente. Entre ellas “le comentó” que el sector agropecuario sufre mucho con la judicialización anárquica en torno a la aplicación de fitosanitarios y pidió porun marco regulatorio más coherente, más científico”. Además, hablaron del polémico proyecto de los “chanchos chinos” y en ese sentido aseveró: “No puede ser que ahora entremos en otro debate del cuidado del ambiente y del sufrimiento de los cerdos. Busquemos el modo de hacer una producción segura y sustentable, y de que los cerdos no sufran, pero no matemos cada oportunidad de crecimiento y de generación de empleo, porque así como tengo empatía por el sufrimiento animal, más empatía tengo por los millones de pibes que están por debajo de la línea de indigencia”.

Estas definiciones del director general Syngenta para Latinoamérica Sur e integrante de la Mesa del Hambre, dejan una “huella” para percibir “de que viene” la posible visita de Fernández a la planta de Syngenta.

 

Foto portada: Fernández y Antonio Aracre (Ceo de Syngenta) 

Leave a Reply

https://www.venado24.com.ar/archivos24/uploads/2019/07/ESTEVEZ-BANNER-WEB-OKEY.gif