El paísPolíticaPor ahora la UCR confirmó su continuidad en Cambiemos

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Después de un día de debate la convención del la UCR confirmó su continuidad en Cambiemos, aunque le pidieron a sus socios del PRO que le cedan  mayor  participación y espacio en la estructura de poder.

La convención fue áspera y hubo fuertes críticas al gobierno de Macri (con el tradicional cántico con insultos incluido). De hecho una de los discursos más fuerte en contra del gobierno nacional fue el realizado por el actual vicegobernador de Santa Fe, Carlos Fascendini quién disparó:  “Cambiemos es un cadáver que ya tiene mal olor”.

Lo cierto es que desde unos minutos antes de las 15, en el centro de convenciones de Parque Norte, con la participaron de más de 315 convencionales de todo el país, Jorge Sappia -quien presidente el encuentro- pidió que los participantes adopten “una decisión franca, ejerciendo el derecho democrático a opinar como históricamente lo hizo el radicalismo”.

En la apertura se proyectó un video de homenaje a los dirigentes radicales fallecidos el último año, entre ellos el ex canciller Dante Caputo, la diputada porteña Débora Pérez Volpin, el ex gobernador de Córdoba Eduardo Angeloz y Héctor Roquel. En ese tramo se incluyó un sentido recuerdo al diputado Héctor Olivares, recientemente asesinado en cercanías del Congreso Nacional.

A poco del inicio, un sector de convencionales elevó el tono para rechazar el acuerdo con Cambiemos, tras lo cual se reanudó la sesión con Rodolfo Terragno, ex titular del radicalismo, quien dijo que la UCR debe poner “condiciones” a sus socios del PRO y la CC, “algo que no hemos hecho hasta ahora”, e instó además a “no ir detrás de quienes representan al populismo moderado”, en alusión a Alternativa Federal .

La primera posición de ruptura fue planteada por el mendocino Juan Fernando Armagnage, opositor al gobernador Alfredo Cornejo, quien sostuvo que “el radicalismo debe salir de Cambiemos, una alianza que nos ha relegado de la consideración pública”, y acusó al Gobierno de “profundizar la grieta”.

Tras aclarar que esperaban que “a Macri le fuera bien” en su gestión, el mendocino habló de una “errática política internacional” y de las “estadísticas de vergüenza con la pobreza, la desocupación y las pequeñas y medianas empresas que no tienen con qué seguir peleando”.

Entre idas y vueltas de las exposiciones de los convencionales -algunas incluso graciosas- terminaron votando en su gran mayoría por permanecer dentro de la coalición gobernante.

A pesar de eso, hicieron especial énfasis en la idea de tener más poder de decisión de la política: “Más radicalismo, más coalición”, sostuvo el presidente del partido, Alfredo Cornejo.

Apoyado por los principales dirigentes del partido -los gobernadores Gerardo Morales de Jujuy y Gustavo Valdés de Corrientes- el mendocino logró ratificar a la UCR en Cambiemos, mientras otros pedían acercarse a Roberto Lavagna.

No obstante, la ampliación de la coalición también fue uno de los principales temas de debate.

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter