El paísPolicialesEl músico Cristian Aldana fue condenado a 22 años de prisión por abuso sexual

Juan Miserere12/07/2019
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 25 condenó esta tarde a 22 años de cárcel al músico Cristian Aldana, al hallarlo culpable del delito de “abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores” en cuatro casos.

Antes de conocer el veredicto, el ex líder de El Otro Yo hizo uso del derecho a pronunciar sus últimas palabras ante el Tribunal: “Yo no soy culpable: no soy violador, ni abusador ni violento; es mentira“, esgrimió el cantante ante los jueces.

En su exposición se definió como “un hombre de bien” que quiere “estar en paz” y afirmó que su voz no fue “ni respetada ni escuchada” y que, en el proceso en su contra, “se violaron todas las garantías constitucionales“.

En una sala de audiencia colmada por la presencia de las denunciantes, periodistas y público, Aldana, vestido con traje negro, camisa blanca y zapatillas negras, se mantuvo de pie, con un cartel en la mano escrito con letras manuscritas de imprenta con la leyenda “sin defensa no hay juicio”, posando para las fotos, en la previa al inicio de la última audiencia en el juicio en su contra.

Así llegó a su fin el juicio que estaba programado para desarrollarse en cuatro meses pero duró más de un año y por el que pasaron 83 testigos.

La semana pasada el fiscal Guillermo Pérez La Fuente había solicitado 35 años de cárcel para Aldana por seis de los siete casos que se le imputaron, en tanto para el séptimo pidió la absolución por falta de pruebas. En tanto, las querellas habían pedido entre 20 y 40 años de prisión.

Aldana estuvo dos veces en Venado Tuerto presentándose con su banda El Otro Yo, mítica formación que lideraba junto a su hermana María Fernanda. La primera vez fue en 2012 en la Peña Boquense y la última en 2015 en el bar Shut Up. Tiempo después se conocieron las denuncias de parte de tres mujeres, a las que luego se sumaron nuevos testimonios.

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter