PolíticaSindicalistas tras las rejas

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El sindicalista y empresario periodístico Marcelo Balcedo fue detenido este jueves junto a su esposa en su lujosa casa de Punta del Este, acusado de corrupción y lavado de dinero. Sin embargo, no es el primer representante sindical que queda tras las rejas. Su nombre se suma a una florida lista de dirigentes gremiales que están en la mira de la Justicia:

1- Omar “Caballo” Suárez. Extitular del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU). Detenido desde septiembre de 2016. “Todo lo que flota es mío”, solía repetir.

El sindicalista fue detenido en septiembre pasado por orden del juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien lo consideró “jefe” de una asociación ilícita que extorsionó a empresas navieras, pero que también malversó fondos del SOMU que dirigió durante varias décadas.

En una jugada sospechosa, un juez subrogante le otorgó la prisión domiciliaria por problemas de salud. Ante ese fallo, el fiscal Gerardo Pollicita apeló alegando que sus problemas pueden ser tratados en el Penal de Marcos Paz, donde estaba detenido.

2 – Juan Pablo “Pata” Medina. Era titular de la UOCRA en La Plata. Lo detuvieron el 27 de septiembre de 2017. Se atrincheró en el gremio durante horas. Se entregó por la noche. Está detenido en el Penal de Ezeiza.

Tanto el “Pata” Medina, como su hijo Cristian “Puli” Medina, su cuñado David García y el empresario Juan Horacio Homs, dueño de Abril Catering, están presos acusados de cometer los delitos de “extorsión y asociación ilícita”. Todos están acusados de liderar una banda que extorsionaba con distintos métodos a empresas constructoras de la región para colocar como trabajadores a sus afiliados del gremio de la construcción y a contratar los servicios de catering de Abril.

Medina, su hijo y su cuñado también están implicados en otra causa por “asociación ilícita”, que lleva adelante el fiscal platense Álvaro Garganta y en la que están imputadas y detenidas en la alcaldía de Melchor Romero otras ocho personas, todas vinculadas a la UOCRA. Entre ellos se encuentran la mujer de Medina, María Fabiola García (47); la hija de esta última, Marianela Pagnoni (28); el hijo, Agustín Medina (27); su pareja, Lara Muños (24); el contador del gremio, Miguel Ángel Federico (65), y los sindicalistas Pablo Neves (40), Casimiro Gómez (45) y Rubén Roldán (57).

3 – Marcelo Balcedo, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME) y director del Diario Hoy, de La Plata. Él y su mujer fueron detenidos este jueves en Punta del Este.

La Justicia investigaba extracciones bancarias de cuentas del SOEME, sospechadas con maniobras de lavado de dinero y la adquisición de propiedades y autos de alta gama cuyos que no se corresponden con la capacidad contributiva de los titulares. De acuerdo a un informe de la AFIP, se puso el foco en extracciones de dinero en efectivo sin verificación, sólo entre 2012 y 2013, por más de 53 millones de pesos.

El secretario general de SOEME también era investigado por numerosas denuncias en su contra por parte de empresarios platenses y contaba con antecedentes judiciales. En 2007, además, se fugó cuando se ordenó su detención en una causa que investigaba dos hechos de presunta extorsión a legisladores por pedidos de favores al Estado.

Sin embargo, desde su diario denuncian que la detención que ordenó el juez Kreplak se debe a una “venganza” por investigaciones que publicó el medio que llevaron al procesamiento y futuro juicio oral de su hermano, Nicolás Kreplak, comprometido con el Plan Qunita del kirchnerismo.

4 – José Pedraza. Estuvo detenido desde febrero de 2011 en la cárcel de Ezeiza. Dos años después, en abril de 2013, fue condenado por el TOC 21 a 15 años de prisión como partícipe necesario, en su rol de líder del gremio ferroviario, del crimen de Ferreyra. Luego, le otorgaron la prisión domiciliaria por problemas de salud.

El crimen del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra ocurrió el 20 de octubre de 2010, cuando empleados tercerizados del ferrocarril Roca reclamaban por sus condiciones laborales y fueron atacados por una patota de la Unión Ferroviaria.

Fuente: Perfil
Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter