PolíticaMacri se reunió con Larreta en medio de las fricciones entre ellos, hoy se junta con Vidal

Tomás Lüders12/01/2018
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Desde sus exclusivas vacaciones, Macri intenta limitar o al menos moderar la autonomía de sus ex subordinados. Así, empuja una interna porteña con Lousteau para 2019 que el alcalde rechaza y Larreta aspira a suceder a Macri en la presidencia para 2023. Ambos tienen idas y vueltas en relación con “Lilita” en el marco de tensiones entre ellos mismos. Hoy sería el turno de María Eugenia Vidal.

VILLA LA ANGOSTURA- Mauricio Macri se reunió con Horacio Rodríguez Larreta en su casa del exclusivo country patagónico de Cumelén, un refugio inaccesible de la elite argentina. Aunque los temas conversados fueron confidenciales, el presidente accedió a fotografiarse a solas con su antiguo jefe de Gabinete y actual alcalde porteño.

Macri no se acomodó bien a la autonomía política que adquirió Larreta tras ser electo jefe de Gobierno. Y ese malestar se mezcló con discusiones apresuradas sobre la sucesión del presidente.

La conformación de Cambiemos en capital y la posibilidad de definir la candidatura a jefe de Gobierno del 2019 en una primaria con Martín Lousteau fueron los principales temas de conversación.

La relación con Elisa Carrió también fue parte de la conversación, en un día especialmente cargado para la agenda de ambos dirigentes, luego de que un veto de la diputada hundió los tres proyectos calves del empresario inmobiliario Eduardo Elsztain en la Capital Federal – las iniciativas eran la construcción de un exclusivo barrio barrio en la ex Ciudad Deportiva de Boca, un nuevo shopping en Caballito y la concesión del Buenos Aires Design –

En ese juego de tensiones cruzadas, al que se suman María Eugenia Vidal y Marcos Peña, la diputada terminó cerca de Larreta y Macri resguardando a Martín Lousteau, como una manera de marcarle un límite a su ex jefe de Gabinete en la Ciudad.

Por eso, Macri quiere imponer a toda costa la entrada del ex ministro de Economía durante la 125 en Cambiemos que se traducirá en una interna por la jefatura de gobierno en 2019. La excusa es que esto permitirá que “sume” más votos hacia arriba, es decir hacia la propia candidatura de Macri por otro período presidencial. Aunque en rigor, el objetivo real parece ser forzar a Larreta a sentarse a una mesa de negociación, similar a la que se produjo este jueves.

Larreta rechaza esta idea y continúa con su estrategia de echar a todos los funcionarios que llegaron de la mano de Lousteau en 2015, acaso esperando una reacción del economista que lo deje definitivamente afuera de Cambiemos. Hasta ahora, Carrió se ha plegado a esa definición. A cambio de aceptar el cargo como embajador en los Estados Unidos, el economista había conseguido varios puestos estratégicos en el distrito capitalino. Después de las elecciones generales, casi todos fueron expulsados

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter